Compartir

El gobierno más corrupto

Los resultados electorales del 8-D anunciarán una inevitable conmoción política y social

ARGELIA RÍOS |  EL UNIVERSAL
viernes 25 de octubre de 2013  12:00 AM
A la revolución se le subió la gata a la batea. La agresiva desmejora de la calidad de vida del país está perforando la estabilidad del gobierno. Las evaluaciones negativas ya se ubican en rangos explosivos y no distinguen clases sociales. La frustración es horizontal y transversal: el 60% los pobres se siente ahora más pobre. Su reivindicación se ha desnudado como una oferta engañosa: ni han superado su condición, ni la han aliviado... al contrario, ahora encaran peores dificultades.

Para los descamisados de Venezuela cada semana es un calvario en el cual se juegan su sobrevivencia. Las calamidades económicas han depreciado los subsidios directos que por años sostuvieron su idilio con el modelo socialista. En apenas seis meses se ha descompuesto la relación del poder con su vieja clientela política. Por primera vez en 14 años no hay diferencias entre las valoraciones de "los de arriba" y "los de abajo": unos y otros padecen las mismas adversidades. Ese es uno de los motivos por los que la "guerra económica" no le resulta creíble a una porción creciente del auditorio oficialista.

Un poco más de un tercio de quienes todavía hoy se manifiestan "chavistas" no se come ya los cuentos tramados por la maquinaria de la mentira. Este segmento del campo bolivariano identifica a Maduro y al gobierno como los únicos y verdaderos responsables de la carestía y la inflación. Las conspiraciones de las que habla el oficialismo, en el intento de eludir sus culpas, tal y como lo hacía el "comandante eterno", son hoy sandeces inútiles para el propósito de lograr la cohesión del pueblo bolivariano. La devaluación de principios del año no sólo quebrantó irremediablemente la imagen de Maduro: su decisión -junto a todo el infortunado manejo de la crisis económica- también le ha causado un severo daño colateral al "proceso": la falta de dólares pasó a ser un problema que atañe también a los pobres.

A golpes, las capas más empobrecidas del país han aprendido que la escasez de divisas no representa un problema exclusivo de "los ricos" y que su insuficiencia es producto del manejo doloso que el gobierno ha hecho de los ingresos petroleros. No por nada, una clara mayoría de los venezolanos (el 56%) cree que el de Maduro es un gobierno "más corrupto que los anteriores", una opinión compartida por poco más de un 30% del chavismo.

El desprestigio de "la sucesión" generará efectos tremendos. Desmoronada la pretendida superioridad moral de la revolución de Maduro, todo indica que los resultados electorales del 8-D anunciarán una inevitable conmoción política y social, cuya contención será muy cuesta arriba para un gobierno de tan enviciada reputación. Hasta las piedras advierten que algo tiene que ocurrir.

Argelia.rios@gmail.com Twitter @Argeliarios



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Danilo Tortosa
25.10.2013
3:09 PM
¿Hay alguien en este país que esté pensado en los diferente escenarios de crisis que puedan estarse avecinando en nuestro país?, si el estado venezolano entrara en un QUIEBRE ECONOMICO TOTAL (eso es algo muy probable con este gobierno). Ciertamente los hay pero nadie dice algo al respecto. Yo creo que los sectores intelectuales y políticos de un país, que depende hoy de todo lo que decida el gobierno, deberían pronunciarse al respecto, ya que los ciudadanos comunes pensantes (por desgracia tenemos hoy aún a muchos excluidos) podemos estar llegando a tener escenarios espantosos. A ellos les haría las siguientes preguntas: ¿Qué pasaría en Venezuela si los venezolanos de cualquier estrato social por falta de divisas nos quedaríamos sin comida? ¿Cuál sería la reacción del gobierno ante la reacción del pueblo hambriento? ¿Qué consecuencias en resumen tendríamos si ese escenario se hiciese realidad? Pienso que todos los ciudadanos pensantes deberíamos tener hoy respuestas a estas preguntas.
 
Por Ermenegildo Sarmiento-Jones
25.10.2013
11:03 AM
Pero tenenos patria y suprema felicidad social. Na'guara
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir