Compartir

Cincuenta sombras de Gray

CÉSAR TINOCO |  EL UNIVERSAL
lunes 9 de septiembre de 2013  12:00 AM
Hoy escribo sobre un tema que resulta de importancia fundamental para el mercadeo. Me refiero a los textos que sirven de base a la promoción de un producto o servicio y a la formación de mercado.

De acuerdo con algunas normativas vigentes en Venezuela, se entiende por promoción toda actividad informativa, de divulgación, de persuasión y de recordación, desplegada por fabricantes, distribuidores, representantes y prestadores, a fin de inducir a la recomendación, suministro, adquisición y/o la utilización de los productos y servicios en cuestión. Por tanto y por definición, la promoción esta destinada a estimular la venta de productos y servicios.

Según el diccionario de la Real Academia Española, y entre otros, leer tiene los siguientes significados: "Pasar la vista por lo escrito o impreso comprendiendo la significación de los caracteres empleados. Comprender el sentido de cualquier otro tipo de representación gráfica. Entender o interpretar un texto de determinado modo". Tales significados implican que el acto de leer es una actividad que requiere de ciertas habilidades por parte del lector y de la presencia de ciertas características en el texto objeto de la lectura: Su legibilidad.

En esta oportunidad no haré referencia en torno a las habilidades que debería tener el lector: simplemente asumo que no se trata de un analfabeta funcional. En cuanto a la legibilidad del texto, éste es un concepto cualitativo-cuantitativo que intenta describir la facilidad de lectura del mismo. El aspecto cualitativo viene descrito por los siguientes atributos: Apropiado para ser leído, interesante, atractivo, ligero en estilo, disfrutable y comprensible. El aspecto cuantitativo viene expresado en términos de tres variables básicas: El número de sílabas promedio por palabra; la longitud promedio de la oración y el número de oraciones promedio que estructuran un párrafo. Mientras más corta sea una palabra y una oración y mientras menos palabras y oraciones haya en un párrafo, mayor será su legibilidad.

Así, con tales variables, y de manera independiente a las habilidades que pueda tener un determinado lector, uno como "hacedor" del texto puede gerenciar el grado de legibilidad del mismo. Considerando que la capacidad lectora de los públicos no es homogénea  -sobre todo en Venezuela-,  lo anterior resulta de extrema importancia a la hora de codificar el mensaje.

Con la finalidad de ilustrarles eso que llamaré "Grado de Legibilidad", analicé el texto de la página 282, seleccionada aleatoriamente, de tres libros de autores famosos: "Crepúsculo", de Stephenie Meyer; "El Libro Negro", de Orhan Pamuk (Premio Nobel de Literatura 2006), y "50 sombras de Gray", de E.L. James. El texto de James, según el análisis que toma en consideración los aspectos cuantitativos, resultó el más legible, seguido por el de Meyer. El menos legible resultó ser el de Pamuk.

En efecto, el texto de James tuvo menos oraciones por párrafo que el de Pamuk, aunque resultó ligeramente mayor que el de Meyer en este ítem. Sin embargo, el texto de James tuvo menos palabras por oración y menos sílabas por palabra que los textos de Meyer y Pamuk. Ya desde esta sola perspectiva, el grado de legibilidad del texto de James resulta mayor que el de Pamuk y el de Meyer, y teniendo en cuenta las características de la trama y el resto de los atributos cualitativos, pues no resulta extraño que haya vendido más de 32 millones de copias en Estados Unidos desde que se publicó la primera entrega en 2011.

Todo la anterior, concepto, variables y estadísticas, es para decirles que los textos de promoción y formación de mercado, que circulan en prensa y revistas, pueden ser diseñados para tomar en cuenta la baja capacidad lectora de la audiencia objetivo y poder cumplir así con el cometido táctico-estratégico de la promoción. Esto es algo que no figura en los contenidos de los libros de mercadeo, ni siquiera en el de Kotler-Armstrong.

c.e.tinoco.g@gmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (8)
páginas:
1 |
Por alicia almarza
09.09.2013
8:42 PM
Ciertamente atravesamos por graves problemas en el pas, pero tampoco es as que abandonaremos todas las demas "ramas" del saber y la ciencia. Con lo que no estoy de acuerdo es con los escritos en los cuales debemos llegar al último párrafo para enterarnos de qué trata en sí y su relacin con el título, como sucede con éste artículo. Muchos critican el libro de James, pero resulta que ha vendido cientos de miles y estoy segura no fu por su buena utilizacin del lenguaje y forma, sino por el tema en s, aunque al final decepcione. Pero en fin, no está demás conocer las buenas técnicas de escritura literaria.
 
Por Marycarmen Reinoso M.
09.09.2013
6:08 PM
Uuuuuy Dios y 500 muertos en la morgue no es más pior?????
 
Por Luisa Gomez
09.09.2013
5:03 PM
¡eeeerrr diablo me lleve! ¿que se metió este caballero? en la vida hay temas relativamente técnicos que sólo interesan al que los esta estudiando en un determinado momento y a casi nadie mas. Amiguiño escribe de algo más interesante para nosotros el vulgo como por ejemplo porque estamos pelando, porque no hay trabajo o porque no se encuentra pollo por ningún lado.
 
Por Alonso Antonio Reyes Izarraa
09.09.2013
4:12 PM
Pudieras escribir cosas más interesantes que este artículo; realmente no entendí lo que escribiste.
 
Por Luis Noriega
09.09.2013
2:11 PM
No para me, suena a Corin Tellado XXX.
 
Por Aníbal Pérez
09.09.2013
12:29 PM
Este es el tipo de lecturas que refuerza el estereotipo de la mujer florero-cenicienta. Si las mujeres leyeran más obras como "El Segundo Sexo" de Simone de Beauvoir y menos refritos comerciales como éste que sólo alimentan fantasías, se deslastrarían del papel sumiso que les ha impuesto la sociedad machista y conocerían cuál es el verdadero camino para luchar contra la discriminación por razones de género. Pero, que siga la fiesta! la saga y la película!
 
Por Beti Govia
09.09.2013
10:24 AM
Las 50 sombras no deja de ser más que el cuento de un hombre rico con la chica humilde y sumisa ....lo diferencia es que narra con mucho detalle las escenas íntimas...de resto NO tiene absolutamente NADA!!!!, se creó demasiada expectativa para lo pobre que es....hay miles de libros que son mejores que este!!!!. Es tan malo que no pude pasar del primer libro!!!!
 
Por Luisana Chacon
09.09.2013
8:22 AM
Me encantaron todos los libros de la saga Cincuenta Sombras, hay quienes lo critican pero lo recomiendo a mis amigas foristas ;)
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir