Compartir

Ni media página

JOSÉ ANTONIO GÁMEZ E. |  EL UNIVERSAL
viernes 23 de agosto de 2013  12:00 AM
El peor castigo para un ególatra es que se le olvide, que no se le tome en cuenta y comience a formar parte de un pasado que es mejor borrar de la memoria. Este parece que será el destino del difunto presidente. Después de tantos esfuerzos por dejar como legado "la revolución", todo indica que su imagen desaparece con rapidez del imaginario popular. Su memoria se extingue con una velocidad que sorprende a propios y a extraños. La imagen del "mediocre entre enanos" es víctima de su desorbitado afán de poder, que le llevó a mentir sistemáticamente sobre sus verdaderas intenciones como presidente.

El mito que el aparato propagandístico gubernamental creyó haber creado, parece que no llegará ni a la categoría de leyenda urbana. No es sólo una consecuencia de que "circo sin pan no dura", sino que el paso del tiempo, aunque sea poco, deja ver que las acciones del caudillo de la revolución no dan ni para media página de un libro de historia de Venezuela. Algo previsible teniendo en cuenta que el régimen se sostiene, desde el comienzo, sobre la mentira.

El mesianismo social con el que se ha tratado de investir la figura del finado, no deja de ser un disfraz. El disfraz que durante el tiempo que tuvo poder le permitió, mentir sistemáticamente y cubrir el talante totalitario que desde siempre inspiró al difunto presidente. Ese talante que le llevó a vender la nación a intereses extranjeros que representan la más anacrónica y degradante forma de explotación de un pueblo. A la vista de los hechos que vivimos, es indudable, que estamos entregados a unos invasores que, por lo menos desde el año 2002, dominan los puntos neurálgicos de la nación.

No es casual que gran parte de la propaganda ideológica y de aniquilación usada por el régimen esté centrada en demonizar los hechos de ese año 2002. La tutela de los ideólogos cubanos tiene una intención que se va haciendo cada vez más evidente: ocultar que a partir del año 2002 el dominio que ejerció el genocida cubano sobre el caudillo rojo, fue directo y sin solución de continuidad. Una continuidad que se mantiene aún con más fuerza sobre el ungido. La radicalización de la lucha política y la poca capacidad de asumir el problema económico son marcas registradas de patente castrista.

Al borrarse la imagen del "mesías social", posiblemente podría quedar la del estratega político. Hay que advertir que de estratega militar no tuvo nunca ni una pizca, teniendo en cuenta sus repetidas derrotas y errores a la hora de acometer la acción militar. Pero como político tampoco deja ningún legado el "mediocre entre enanos". Su poco tacto, su falta del más mínimo sentido de convivencia social se reflejan en la actitud obstinada de los ultrachavistas que se han adueñado del poder. Las técnicas de: huir hacia delante, vejar al enemigo, denigrar moralmente al opositor, degradar el discurso, entre otras, son las mismas que en la actualidad intentan usar desesperadamente los deudos del finado.  

De política, de gobierno, de orden constitucional nada. Nada de nada. Algunos tal vez llegados a este punto quieran reconocer alguna capacidad en el difunto. Sin duda, una de las características que con más frecuencia se le adjudica es la capacidad de comunicación. El "gran comunicador", es una de las frases que se utilizan para reconocer alguna habilidad del amado líder. Sin embargo, habría que admitir que ser un comunicador es mucho más que conservar unas formas influyentes en el discurso. Poseer un verbo encendido podría ser una característica de un buen comunicador, pero si el contenido del discurso es engañoso y equívoco, la comunicación no pasa de ser una ficción de ideas recicladas; cuando no, inventadas.

La traición a la patria comenzó con la conspiración en los cuarteles durante los años 80 del siglo pasado. Los errores de la clase política de entonces facilitaron la llegada al poder de los traidores, pero de ninguna forma cambiaron el signo; la denominación de origen que desde el principio tuvo la revolución bolivariana sigue intacta: ser un totalitarismo militarista. Simplemente el pensar lo que ha significado la instrumentalización de la figura de Bolívar que ha generado un libertador a la medida de un totalitario, es ya en sí mismo un daño que merecerá el repudio de las próximas generaciones de venezolanos.

Ante este panorama que se queda corto para calificar adecuadamente la figura del difunto presidente, habrá que sumar muchos otros rasgos que irán apareciendo y que ayudarán a borrar de la memoria del pueblo llano y sencillo, al gran vende patria que mandó en el país durante los últimos catorce años.

jgamez@alumni.unav.es

@vidavibra



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (4)
páginas:
1 |
Por Roco Vasil
23.08.2013
1:20 PM
EN EFECTO, EL GOLPISTA SERÁ RECORDADO COMO EL PERVERSO QUE SE BURLÓ DURANTE 14 AÑOS DE LA CONFIANZA QUE RECIBIO DE LOS VENEZOLANOS... COMO EL SINIESTRO INDIVIDUO que encendió odio, rencor y mala entraña entre los venezolanos... COMO EL FORAJIDO que hizo alianza, invitó y dio cobijo en Venezuela a terroristas, fugitivos, malvivientes e indeseables de otras partes del mundo... COMO EL SAQUEADOR que derrochó y regaló a manos llenas las riquezas de Venezuela y el dinero de todos los venezolanos... COMO EL TRAIDOR que no solo desbarató 80 años de negociación con Guyana en el reclamo del Esequibo sino que infiltró sapos cubiches en cuarteles e instituciones claves del estado... COMO EL PERSONAJE que hartó a los venezolanos con sus necedades en cadenas de radio y TV... SIN DUDA, MAS PRONTO QUE TARDE, PESE AL FRAUDE, EL VENTAJISMO Y EL ACOSO, LOS VENEZOLANOS TENDREMOS UN PRESIDENTE CIVIL LEGITIMO, DEMOCRATA, HONESTO Y TALENTOSO.
 
Por Antonio Rodriguez
23.08.2013
9:10 AM
"Vende patria".... Mas nada!
 
Por francisco corral
23.08.2013
5:55 AM
Será recordado como un abyecto, su trayectoria fue a todas luces contraria al surgimiento de Venezuela y sus ciudadanos. Traicionó a su patria al entregarla en manos de los embalsamados piratas del Caribe, hermanos Castro Ruz.-
 
Por Rainier Blanco
23.08.2013
2:29 AM
Excelente artículo. Ahora queda por recuperar la democracia, que la herencia dejada por el finado tampoco trascenderá cuando todo este proceso sea bien estudiado y comprendido.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Expandir