Compartir

¿Por qué fracasa el régimen madurista?

MIGUEL BAHACHILLE M. |  EL UNIVERSAL
lunes 19 de agosto de 2013  12:00 AM
Más allá de algún pronóstico prejuiciado propio del debate político, la gente siente en carne viva cómo siguen acrecentándose las grietas sociales que reducen sus perspectivas de progreso. ¿Qué significa ello? Que vivimos en un escenario nacional encrespado mientras el Gobierno se ocupa de los rasgos superficiales. Persiste en negar las fallas medulares del "de más abajo" porque resaltarlas le resulta "políticamente inconveniente". Entretanto malgasta el tiempo y dinero en escenarios idílicos para la televisión, como "el Bolívar" recorriendo las calles del centro de Caracas en caballo blanco con la espada a mano alzada para entregarla a Maduro ¿Se mitiga con ello la estratificación y el demérito general que carcome al país?

Si el imitador persiste con la misma actitud asumida por "su padre" a lo largo de 14 años y niega poner en claro el paisaje conflictivo del actual contexto social, sin indagar sobre los factores erosivos o pasando por encima de ellos, no queda otro colofón que el fracaso. Los insultos ya no tiene el efecto rebuscado que sirvieron a "su padre" para denigrar de los 40 años. Por el contrario, buena parte de la población los está reivindicando porque percibe al socialismo y la revolución como un salto atrás ya que las fallas sociales de "la cuarta" no tenía las dimensiones colosales de ahora.

¡Va mal, señor Maduro y no se da cuenta! No puede orientarse al vecino con recetas de tiempos remotos. Hay una visible disparidad entre el fantaseado titán histórico y hombre eterno que tanto venera en el también apócrifo "Cuartel de la Montaña" (donde a veces duerme) y las imperiosas exigencias del país. Lo puramente humano, cómo Nicolás define la gestión de Chávez con pasmosa simpleza, no puede ser considerado como valor absoluto sino como una fábula sobrevaluada. Los valores, por contrario, siempre van ligados a contextos sociales y morales definidos en correlación a las necesidades de la mayoría.

La pretensión revolucionaria y bolivariana para que los adolescentes se conformen durante toda su vida, como en Cuba, con esquemas estáticos de corte personalista, hoy ni siquiera tiene resonancia en sociedades ideológica y religiosamente conservadoras como las de los países árabes. Los jóvenes de esa región se niegan a vivir y morir por ejemplo bajo la penumbra talibana. De allí que las revueltas asuman el revelador y esperanzador nombre de "Primavera".

El señor Maduro desconoce que solo la prevalencia del pluralismo permite la expresión simultánea de ideas sociales paralelas y opuestas absolutamente necesarias en toda democracia. Los conceptos que identifican a las sociedades modernas son por naturaleza cambiantes y susceptibles de múltiples acepciones. En ese sentido, Nicolás también va mal. Ofensas, agravios, represión, no dan ganancias políticas sino que, por contrario, atentan contra la dinámica del cambio socio-cultural sostenible.

En menos de 4 meses el señor Maduro, lejos de ganar popularidad, la seguirá perdiendo si insiste en la confrontación irreflexiva y tosca pensando que está instaurando un modelo nuevo con beneplácito popular. Cree estar "aportando lo suyo" para la superación del mal con planteamientos utópicos-pasaditos que son, por ello mismo, imposible de materializar. ¡Va mal, señor Maduro, muy mal! Basta echar una mirada a los hospitales públicos, para no ahondar en el desastre en otros ámbitos de la subestructura como el derrumbe del techo del aeropuerto o el desastre de las refinerías, para concluir que gobernar no significa sostenerse en argucias tontas que, en el fondo, nada revolucionan sino que, por el contrario, involucionan o arruinan.

El venezolano, sobre todo el más pobre, se siente aislado cuando trata de situarse en este colectivismo majadero pues los ritos de adaptación que el régimen pretende imponerle coliden con su impávida cultura democrática. Así pues, el intento por prolongar el devastador paréntesis histórico de los últimos 14 años, lo único que refleja es que el señor Maduro y sus adláteres van mal, muy mal, aunque se nieguen a aceptarlo.

miguelbmer@gmail.com
 
@MiguelBM29


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (40)
páginas:
1 | 2 | 3 | 4 |
Por Dolores Colomina
19.08.2013
9:41 PM
Fracaso....??? El "único" fracaso que se observa en Venezuela es el del excandidato Capriles y sus estrategias llenas de mentiras. O es qué no se nota que hasta sus "engañados" se fueron con AD y Copey...?? Más objetividad, por favor.
 
Por Ronald Rondon
19.08.2013
7:41 PM
Yo no se si fracasa este régimen o no, lo que se es que cada día que pasa se estan afianzando más en el pueblo pobre, que se conforma con hacer grandes e inmensas colas para obtener los artículos baratos, como si fuéramos un país de pobres. Pero a ellos, la mayoría, les gusta, están ya conformes, el pueblo se acostumbró y nuestros líderes de la oposición no tienen las esféricas bien puestas para frenar esto. Hacen lo que les da la gana, no solo en la Asamblea, sino en todo el país y nosotros ? bien gracias.... Nos jo....... aunque algunos crean que no..
 
Por Yonhny Osto
19.08.2013
5:53 PM
Hay que enviar un SOS a simón, el propio.
 
Por Thomas Vega
19.08.2013
3:05 PM
SAPE HE GATO PA GUARDAR A ESTOS INCULTOS NOS ESTAN LLEVANDO PA EL HOYO Y LOS BOBOS QUE LE CREEN. VEAN EL FUTURO , POR DIOS!
 
Por carlos rafael cordero cordero
19.08.2013
2:54 PM
¿Que podemos esperar de una persona que no esta capacitada para ese cargo?, una persona que no se sabe expresar, que no sabe nada de economia y menos de finanzas. Una persona que fue reposero profesional cuando era empleado del metro. Señores realmente lo que tenemos es un titere de presidente ¿Quien lo maneja? ustedes saben quie. Es una lastima que NELSON MANDELA no es Venezolano, Este fue un hombre que acabo con el odio de su pais y goberno para que su pais creciera, no como estos Vagabundos que estan destruyendo al pais.
 
Por JOHN SHWARTZ
19.08.2013
2:41 PM
MADURO ES COMO TU!!!!!!!!.................. TE LO MERECES!!!!!!
 
Por alberto bolanos
19.08.2013
2:13 PM
Saludo al Foro: por favor dense cuenta que el forista constante Orlando K. es un elemento distractor a favor de desviar la etención de los temas que se debaten en el foro. Ignórenlo y céntrense en el tema.Gracias.
 
Por Mercedes Ferrer
19.08.2013
2:11 PM
Les recomiendo busquen el You Tube el documental "los nietos de la revolución cubana" lo pasaron en Antena 3 en julio. Son los nietos de los campaneros del creador del ideario bolivarista y dicen que no quieren PARA SUS HIJOS LO QUE ELLOS VIVEN EN CUBA...asi de sencillo.
 
Por gonzalo gimenez
19.08.2013
2:04 PM
Venezuela dejo de ser un pais hace mucho, ahora es un espacio geografico donde un monton de sinverguenzas llevan sus vidas. y otros tratan de sobrevivir.Porque no hemos seguido el ejemplo de Egipto?
 
Por Miguel Conde
19.08.2013
1:11 PM
Koesling?. ¿Este se otro tarifado como labastidas o un mente alienada más del montón?. jejejeej. Lo que me encanta es que se han quedado sin justificaciones claras, lógicamente, este gobierno no los ayuda ni les dan material para seguir defendiéndolo, de manera que cada vez dicen mas disparates.
 
páginas:
1 | 2 | 3 | 4 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Expandir