Compartir

Civilización y Barbarie

JULIO DÁVILA CÁRDENAS |  EL UNIVERSAL
sábado 17 de agosto de 2013  12:00 AM
En 1919, Julio César Salas (Mérida, 1870-1933) escribió una obra que muchos han considerado fundamental en cuanto se refiere al tratamiento sociológico que daba a la situación que estaba atravesando nuestro país en aquellos tiempos. En efecto, Civilización y Barbarie modela la dura realidad venezolana y quizás hispanoamericana de un país atrasado.  Pero también nos muestra la necesidad de ideales de redención para lograr la transformación de nuestros pueblos.

Lo sucedido el pasado 12 de agosto en la Asamblea Nacional constituye prueba irrefutable de que los líderes del oficialismo, lejos de luchar por  la elevación cultural de nuestra población, lo que pretenden con su ejemplo es todo lo contrario. Para algunos de los diputados de las divididas fuerzas del oficialismo, la procacidad constituye un arma fundamental y lo lamentable es que muchos que no la usan, aplauden cuando la escuchan.

El presidente de la Asamblea tiene derecho a expresar su pensamiento, pero ello no le autoriza a dirigir el Parlamento en forma totalmente parcializada y desequilibrada, haciendo uso de constantes amenazas a quienes se le oponen y le señalan de conductas no muy santas. Existe otro parlamentario oficialista que en diversas oportunidades ha dado muestras de contar con una imaginación que lo acerca mucho a una especie particular de realismo mágico, cuando ha afirmado que a nosotros se nos espiaba en la intimidad de nuestros hogares a través de la televisión por cable y no contento con eso, dio por muerto a Vladimiro Montesinos, cuando éste se encontraba en plena capacidad física, lo que demostró con las carreras que daba cuando se encontraba huyendo. Ahora, ese parlamentario, valido de su condición de presidente de una comisión, se dedica a tratar de ofender con palabras soeces e infundadas acusaciones, a personas que cometieron el delito de no estar de acuerdo con mantener un país como el que actualmente tenemos.

En estos difíciles días, la democracia significa una cosa para unos, y algo diferente para otros, tanto que en nombre de ella quienes se dicen gobernantes violan la Constitución para aferrarse cada vez más al poder, cometer los mayores atropellos y luego no tener empacho alguno en acusar a los que se les oponen de violar la ley.

Quienes dirigen la Asamblea deben ser garantes de los derechos de los demás y tienen el deber de respetarlos. Sus palabras, como dice un viejo y sabio amigo, "moldean la conducta social, apaciguándola o haciéndola conflictiva, de donde la ponderación, la diligencia y validación de las fuentes a las que apelan al hablar les es más obligante que a cualquier periodista o marchante". Dejemos a un lado la barbarie e iniciemos la etapa de la civilización.

julio.davilacardenas@gmail.com




Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (4)
páginas:
1 |
Por Jorge Bustamante
17.08.2013
3:15 PM
Vi la entrevista que hizo Vladimir a Pedro Carreño esta semana. Me llamó la atención que ese señor no sostiene nunca la mirada a su interlocutor ni a las camaras (sus ojos bailan de un lado a otro mientras habla), no es necesario ser psicologo para darse cuenta que esa actitud es típica de las personas cuando estan mintiendo. Si le pusieran a ese señor Carreño un poligrafo, lo dañaría. Así de mentirosos es.
 
Por Mercedes Ferrer
17.08.2013
11:38 AM
Briceño en su libro "El laberinto de los tres minotauros" señala que en el venezolano - americano predominan 3 pensamientos "europeo segundo, mantuano y salvaje". Escuchando y analizando lo que pasa en la AN y el comportamiento del desgobierno desde hace 15 años, no me queda duda que representan el pensamiento 'salvaje' mezclado con algo de mantuano. Esta caracterización de Briceño ayuda a entender su comportamiento y practicas, el desprecio al otro que piensa diferente, el resentimiento y el nepotismo, entre otras cosas.
 
Por Jose Lopez
17.08.2013
10:52 AM
Que se le puede pedir a unos ignorantes.Hay que insistir en decirles a la gente noble que los apoya ,que este no es el camino,que entiendan que los resentidos que están en el poder los están manipulando para llevarlos a un final del cual se van a arrepentir y que deben reaccionar antes de que sea muy tarde,que piensen que país le van a dejar a sus hijos y nietos si siguen apoyando a estos malandros.Si quieren una prueba contundente y que no puede ser manipulada ,vean lo que ha venido sucediendo en Cuba desde hace más de 50 años,un país en la miseria y atraso más atroz y la prueba es que si el comunismo a fuera tan bueno,pregunten ustedes, porque no dejan a la gente salir del país? Si es tan bueno el sistema comunista ,porque no los dejan salir? Saben porque? Simplemente por que el que sale no regresa más.
 
Por Gustavo Sánchez
17.08.2013
8:52 AM
Los comunistas nunca han dialogado, su naturaleza autoritaria no lo permite, su lema patria socialismo o muerte lo dice todo. No entiendo en que país esta viviendo.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Expandir