Compartir

Titanes en el intertexto

GABRIEL VARGAS-ZAPATA |  EL UNIVERSAL
viernes 16 de agosto de 2013  12:00 AM
Titanes del Pacífico no parece pretender nada más que lo meramente visual y el espectáculo. Evade las zonas profundas e inunda de subtramas la historia, en un intento inútil de crearle un fondo o de proporcionarle algo de sustancia. Condenada desde su argumento, a vagar por el vacío y la oscuridad de lo superficial. Guillermo del Toro se olvida de la métrica y se concentra únicamente en lo tangible. Así el filme deriva en un objeto frío y desolador, a pesar de su turbulento ritmo y su despliegue técnico.

Lo de las subtramas llega a resultar irrisorio y desproporcionado. A ratos se puede tener la sensación de hallarse ante dos películas distintas, pero una viviendo dentro de la otra, parasitando sin aportar nada, más que minutos de metraje. Ambas sin rumbo, perdidas, hasta que un puñado de monstruos y otro equivalente de robots, dan un golpe sobre la mesa, concentrando la atención del público, para proceder sencillamente al espectáculo que de ellos se espera. Ni más ni menos.

Y aquí es cuando comienza pues, la lluvia de guiños y referencias.

Titanes del Pacífico es una película construida a retazos; a retazos de productos audiovisuales míticos, de los que Del Toro ha recortado y pegado, dado un hilo conductor y creado una nueva historia. Básicamente, elementos freaks y de culto cinematográfico. Cintas como Godzila (Ishiro Honda, 1954) o Aliens (Ridley Scott, 1979), pueden que constituyan las principales referencias; pero también las hay de otras como Arma mortal (Richard Donner, 1987), Acero puro (Shawn Levy, 2010) o Avatar (James Cameron, 2009). Titanes... es un pastiche intragable, una espesa mezcla de formas, un despropósito visual, que no logra transformar el riquísimo bagaje cultural del que dispone, en algo nuevo y genuino, y se limita únicamente a maltratarlos.

Otra de las referencias interesantes que se pueden encontrar, procede de Mazinger Z (1972-1974), y en general de cualquier anime, manga o filme de género mecha. Todo ello la convierte en una película rica, universal, blindada de fuentes argumentales de garantizado éxito. Incluso un hermoso gesto o un tributo; nada, sin embargo, se aprovecha para construir un discurso propio, ni siquiera dentro del llano entretenimiento que pretende ser.

Lo peor de Titanes del Pacífico, es que trata de embutir en dos horas, una historia supuestamente compleja, pero en realidad, muy sencilla y muy fácil; con una dialéctica visual engorrosa y excesiva, que sobrepasa en ocasiones al ojo y termina volviéndose desafortunadamente compleja. Es fácil perder la referencia de las proporciones, ya que, visualmente, se juega todo el tiempo a varias escalas. Si esto ya es difícil de ver, la ausencia de una historia creíble, la convierte en un imposible.

Los efectos especiales sorprenden la primera media hora, pero tan pronto el ojo se habitúa a ellos, llegan incluso a aburrir, y esto ocurre, evidentemente, porque no hay un fondo serio en la historia, no hay justificaciones bien elaboradas ni personajes creíbles, algunos son simples caricaturas, burlas que contrastan con rangers arriesgados, militares de alto rango y más del mismo muestrario por demás visto en la ciencia ficción.

En definitiva, para Guillermo del Toro, no interesa lo profundo sino lo intenso, lo bueno sino lo mucho. Titanes... no pasa de ser una película bien publicitada, un producto excesivo, un grito de poder, todo lo que se requiere para triunfar en taquilla.

gvargaszapata

gvargaszapata@hotmail.com
 


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Expandir