Compartir

Reparando "ventanas rotas"

AGUSTÍN ALBORNOZ S. |  EL UNIVERSAL
viernes 16 de agosto de 2013  12:00 AM
Hemos hablado  recién de lo que podemos hacer en medio de circunstancias adversas en la vida actual, y de nuestra decisión de reparar las "ventanas rotas" en nuestra existencia empujando por los valores a cada paso de la misma.

A continuación presentamos un relato real de cómo un grupo de personas decidió también reparar sus "ventanas rotas", narrado por una de ellas:

Hace muchos años, cuidé de un señor mayor que padecía de Alzheimer.

Durante más de seis meses lo alimenté, lo bañé, lo vestí, lo acompañé  y lo saqué de paseo. También me tocó esquivar sus arranques , como aquella vez que trató de echarme a golpes de la casa, y por fin se encerró con llave y me dejó afuera, mientras se reía estruendosa y burlonamente por la ventana.


La razón por la que acepté cuidarlo fue porque en la entrevista inicial me cayó muy bien su esposa; me encantó esa señora. Se la veía ojerosa, agotada, completamente desbordada, tratando de cuidar de él las veinticuatro horas del día. Eso sí: ¡qué amor el suyo por su marido! ¡Si vieran la ternura con que lo miraba! Él no tenía ni idea de quién era ella, pero aún así ella no lo dejaba ni a Sol ni a sombra. Quise ayudarla, y así fue como terminé metida en aquella aventura.

Aprendí mucho en ese lapso. En lo personal me encontraba en tal estado de vulnerabilidad que no soportaba que me pusieran un dedo encima. Sin embargo, en ocasiones la única manera de calmar a aquel hombre era tomándole la mano. Tenía que tomarlo de la mano y escaparme a ese lugar de calma en mi interior hasta llenarme de esa energía de paz, y solo entonces él conseguía calmarse y quitarse la desazón.

Lo miraba durante horas contemplar el jardín. Veía cosas que yo no percibía. Me preguntaba qué vería. Me preguntaba si sus lentes serían mágicos, de modo que a través de ellos lograba ver otros mundos.

Uno
podría decir que el hombre sufría, sin embargo, aunque nunca lo sabré a ciencia cierta, no creo que fuese verdad. Su mente prácticamente se había transportado a otro lugar, pero la mayor parte del tiempo se lo veía feliz y con buena salud.

Quienes podrían hacer sufrido en medio de todo aquello eran sus familiares. Sus muchos hijos. Su brillante esposa. Pero sufrir o no sufrir era cosa de ellos, y ellos escogieron no sufrir. Escogieron conscientemente tomarse la enfermedad de Alzheimer con calma, aprender y crecer como familia. Unirse más que nunca. Pedir ayuda cuando la necesitaban (ahí entro yo en el panorama) y
formar una red de amor para sostener a aquel hombre que tanto significaba para ellos.

El Alzheimer fue trágico porque apartó en vida a ese hombre de su familia. Fue por otra parte un regalo en el sentido de que les presenta la oportunidad de crecer en espíritu, como familia de una manera en que probablemente no habrían madurado en otras circunstancias. Eran una gente de primera.


Una de las situaciones más tristes que uno puede imaginarse es la de una persona anciana que sufre, sintiendo un vacío y soledad. Alguien que ahora se encuentra casi al final del largo y difícil recorrido de su vida. En muchos casos, los ancianos son olvidados hasta por su familia en sus últimos años en la tierra, y otras personas ven como una carga que mengüen sus fuerzas y no puedan dar o hacer más.

Analizando el relato reciente con detenimiento llegamos a una conclusión: ¿por qué no formar una red de solidaridad con alguien a nuestro alrededor que lo necesite?, y así comenzar a reparar nuestras propias "ventanas rotas" arreglando también las de otros. Las personas que aparecen en el mencionado relato así lo hicieron, empezando por la esposa del paciente de Alzheimer, quien, al igual que sus hijos, no reparó en la situación real de que su esposo ni siquiera la reconocía y hasta quién sabe qué otros inconvenientes tuvo con él. Sencillamente tomó la decisión de "amar de verdad y de hecho" hasta el final, a pesar de los pesares, al igual que la de no sufrir, lo mismo que sus otros familiares.

Por otro lado, la persona que narra la historia también entró a formar parte de esa red de amor, al disponerse a ayudar cuidando al señor enfermo sin importarle las situaciones incómodas que vivió con él, pacientemente, día a día, durante seis largos meses.

En el próximo artículo comentaremos sobre una institución que con mucho esfuerzo y sacrificio cuida de varios pacientes de esta complicada enfermedad de Alzheimer.

agusal77@gmail.com

@agusal77


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Marfa Alvez
16.08.2013
10:48 AM
DESDE HACE TIEMPO REGALO REVISTAS, DE TODO TIPO, DE VIAJES, DE COMIDA, DE MODAS,DE AUTOAYUDA, DE ARTICULOS VARIOS, SIEMPRE LEI DESDE LOS CUATRO AÑOS, LAS REVISTAS FUERON COMO UN REFUGIO, UNA MANERA DE CULTIVARME,LAS REGALO DESDE SIEMPRE PARA QUE LA GENTE VEA OTRAS COSAS,NO TODO ES GRIS. URGE UNA BUENA CAMPAÑA DE LECTURA¡ A LEER TODOS¡ UN PUEBLO INSTRUIDO, QUE LEE NO ES PRESA FACIL DE LA IGNORANCIA, LA INTOLERANCIA NI DE LA SUCIEDAD Y LO MEJOR, SUS VENTANAS NO ESTARAN TAN ROTAS COMO LAS NUESTRAS¡ INSTO DESDE AQUI A INICIAR ESA CAMPAÑA ( PARTE ESENCIAL DE ESA REPARACION DE NUESTRAS VENTANAS Y DE NUESTRA CASA) A LEER, A EXIGIR BUENA PROGRAMACION EN NUESTROS CANALES (MAL EN LOS QUE MAS SE VEN) QUE ENTRETENGAN CON VALORES Y CON MENSAJES DE BUENA FORMACION Y QUE NUESTROS ANIMADORES SIRVAN COMO EJEMPLOS DE BUENOS FORMADORES DE VALORES Y CONSONOS CON LA REALIDAD DEL PAIS Y SUS NECESIDADES...EDUCACION PRINCIPALMENTE ALAS JOVENES MADRES¡
 
Por Marfa Alvez
16.08.2013
10:02 AM
UNO DE LOS ARTICULOS MAS EXCELENTES QUE ME HA TOCADO COMENTAR CON MIS AMISTADES HA SIDO EL DE "LAS VENTANAS ROTAS..." SI YA ES BUENO QUE TODOS EMPECEMOS A LIMPIAR, A RECOGER, A RASTRILLAR, A PASARLE UN TRAPO Y A SACUDIR TODO¡ A HECHAR AGUA CON MANGUERAS, CON BALDES, AGUA Y JABN...EN SILENCIO...EN RECOGIMIENTO...COMO CUANDO HAY QUE LIMPIAR DESPUES DE UN VELORIO...CON DOLOR, CON TRISTESA, PERO DE UNA MANERA FIRME..."HAY QUE VIVIR..." Y EN ESTO DEBEMOS INVOLUCRARNOS TODOS, PRINCIPALMENTE LOS MEDIOS DE C COMUNICACION, IGLESIAS, TODOS LOS ENTES Y GREMIOS¡A INICIAR UNA CAMPAÑA DE TODOS POR VENEZUELA¡ POR SU FUTURO¡ POR LOS NIÑOS, POR NOSOTROS MISMOS Y PORQUE YA ES HORA DE INICIAR UNA NUEVA VIDA DONDE IMPERE LA REFLEXION, LA LOGICA Y SOBRE TODO LA RAZON...POR AMOR A NUESTROS HIJOS A LIMPIAR Y A RECOGER NUESTRA CASA...A NUESTRA VENEZUELA¡ A INICIAR ESA CAMPAÑA MIRANDO DE FRENTE,EN SILENCIO Y CON LAS MANOS ABIERTAS¡
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Expandir