Compartir

Pimienta ideológica

El progresismo consiste en entrar al Siglo XXI, y retomar el carril de la historia

imageRotate
CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ |  EL UNIVERSAL
domingo 28 de julio de 2013  12:00 AM
Sería necesario analizar las carencias de la alternativa democrática. Quien piense que puede conducir mejor que ella, debería asumir el reto, en pasos muy sencillos: ganarse la gente, conquistar el triunfo y recibir el agradecimiento eterno. Pero hasta la llegada de los superhéroes de Kriptón, la oposición real que remontó hasta 50% por lo menos, que desafía poderes económico, político e institucional tan monstruosos, merece una evaluación positiva. Encajó una estrategia y un lenguaje que sacó la esperanza de las catacumbas donde el radicalismo y la insensatez quieren devolverla. Se le puede ubicar en la centro izquierda democrática, modernizadora y popular. Pero le falta pimienta. Que el PSUV se edifica sobre abusos, corrupción y clientelismo, es una explicación necesaria, pero no suficiente. Su fortaleza descansa también en que sus seguidores se sienten protagonistas de un "proceso histórico", una "revolución", tal como ocurre en todas los totalitarismos y populismos.

El gobierno se puede equivocar, pero "la revolución", "la causa", "la patria", están por encima de los errores. Algunos hablan de una "etapa plebeya" del comunismo y el fascismo. Después el "pueblo" despierta en la peor de las pesadillas: una gerontocracia criminal y la sociedad envilecida por la chivatería y la prostitución inevitables.

Pero para derrotar una ilusión hay que crear otra. Lejos del "fin de las ideologías", la democracia venezolana sucumbió por tener unos defensores manetos, pero también frente una ideología revolucionaria, marcada por el igualitarismo populista, el odio social que Rómulo Betancourt aplastó en los 60, porque compitió con el castrismo con una plataforma que tenía misma potencia simbólica e ideológica (¡venezolano siempre, comunista nunca!)

Betancourt: ideología victoriosa

Entre 1958-1998, la democracia fue para los venezolanos esa gran causa. Una ideología poderosa en la que se imbricaban la libertad, el progreso y la modernización, con los necesarios ingredientes emocionales que permitían la movilización popular. Por eso el gran rival del comunismo fueron siempre la socialdemocracia que Betancourt logró separar claramente del comunismo, y el social- cristianismo, -incluso a escala mundial-, y nunca los liberales, conservadores o "progres". A diferencia de lo que ocurre hoy, cuando expulsan a Honduras y Paraguay, hizo expulsar a Cuba de la OEA. A diferencia de lo que pasa en Venezuela, la democracia del siglo XXI es democracia social o no es nada. Es la que existe en el planeta, libertad y cambios sociales. Algunos sectores identifican todavía lo social con populismo, demagogia, estatismo, confiscaciones, "antiimperialismo", violencia, improductividad, control de cambios y precios, miseria.

Ideólogos confundidos se encargan de inventar oposiciones entre fantasmas: capitalismo vs. socialismo, reformismo vs. revolución, libertad vs. justicia, incluso izquierda y derecha, y demás tonterías subsidiarias. Los progresistas por mucho tiempo eran los "rosados" que se colocaban entre la socialdemocracia y el comunismo, a los que Lenin llamó la charca, "tontos útiles" de la revolución. Por eso el olor a Perón, Castro, Velasco, Ortega, Torres, Torrijos y toda clase de badulaques, terminators, e inútiles, como los dinosaurios de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua.

El progresismo tendría que identificarse claramente con la democracia social y contrastar el cementerio de cadáveres ideológicos. A partir de los 80 se produjo una transubstanciación esencial para la política contemporánea. Felipe González, Clinton y Blair, Mitterrand, Cardoso y Lula, Fernández, Carlos Andrés Pérez, Sánchez de Losada, Bachelet, hasta llegar a Torrijos (hijo) y Alan García, aggiornaron la idea de democracia social.

Globalización y democracia social

La izquierda rompió con el colectivismo y ahora sus componentes inseparables son democracia representativa, globalización, superación efectiva de la pobreza joint venture entre Estado e inversión de capital, propiedad, descentralización, cambio tecnológico y reforma educativa. Romper con viejos mitos del welfare state le permitió a Clinton ser el mejor presidente de EEUU en el siglo XX. Colocó su país (ya Reagan había dado el empuje inicial) a la cabeza del mundo. Creó 20 millones de empleos y nace en su gobierno la Sociedad de la Información. González hizo el equivalente, e incorpora España a Europa. Esa renovación se frenó porque Zapatero, Papandreu, Soares, Obama (¿) y otros no hicieron los cambios necesarios, convirtieron al mundo en un trastorno, y los tres primeros son auténticas desgracias.

Con ellos la socialdemocracia y la democracia cristiana permitieron que los problemas se amontonaran hasta llegar a las lamentables circunstancias en que tiene que resolvérselos Merkel. Las grandes referencias pasaron ahora a Latinoamérica: Brasil, Chile, Uruguay, Colombia, Perú, y demuestran que ser de izquierda no debe implicar automáticamente ser tarado, pese a los esfuerzos para demostrar lo contrario desde Venezuela y el ALBA. El progresismo consiste en entrar al Siglo XXI, retomar el carril de la historia del que lo sacaron en estas dos décadas. Conquistar la democracia social.

@carlosraulher



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (7)
páginas:
1 |
Por joserafael hernandez
28.07.2013
6:49 PM
Desgraciadamente Carlos Raúl nosotros los venezolanos siempre llegamos tardes a ninguna parte. Así sucedió a la muerte del benemérito Juan Vicente Gómez en 1.936, casi a la mitad del siglo XX, entramos en él. Hay que ver lo duro del camino que tuvimos que recorrer para colocarnos a la par de los paises que ya tenían rato en el referido período de tiempo. Sin embargo y producto del mesianismo en el cual seguimos creyendo, y en pleno siglo XXI, volvemos a retroceder en el tiempo,(siglo XVIII ó XIX), bajo la tutela de éstos bárbaros que nos gobiernan.
 
Por dario corrales
28.07.2013
3:08 PM
"Las ideologias nos separan, los sueños y las angustias nos unen." Eugene Ionesco.
 
Por José R Pirela
28.07.2013
12:55 PM
La Democracia Social no es otra que la economía y la producción de divisas sea función de los ciudadanos, o sea, de lo Social; y las políticas públicas en apoyo y promoción de lo Social sea la función del Estado (No del Gobierno). Pero ese es el fin, el resultado, la ideología. Para que se cumpla el proceso, la dinámica, la sustentación del progreso, el petróleo tiene que ser propiedad de los ciudadanos para que puedan ejercer la función económica y sostengan al Estado con verdaderos impuestos, los que salgan de su bolsillo, no del préstamo que reciben del Gobierno para regresarlo después disfrazado de impuesto. Esa es la manera como las instituciones democráticas se pueden mantener independientes de la hegemonía del Gobierno petrolero. Ese es el verdadero modo democrático. Y no es cuestión de eslogan, sino de una clara, precisa, sostenida y decidida explicación al pueblo para que no lo sigan engañando con cualquier ismo.
 
Por José R Pirela
28.07.2013
10:01 AM
Son los procesos del sistema democrático los que controlan a los gobernantes y la independencia de las instituciones, No son los gobernantes los que sostienen el sistema.
 
Por José R Pirela
28.07.2013
9:50 AM
La Democracia Social no es otra que la economía y la producción de divisas sea función de los ciudadanos, o sea, de lo Social; y las políticas públicas en apoyo y promoción de lo Social sea la función del Estado (No del Gobierno). Pero ese es el fin, el resultado, la ideología; para que se cumpla el proceso, la dinámica, la sustentación del progreso, el petróleo tiene que ser propiedad de los ciudadanos para que puedan ejercer la función económica y sostengan al Estado con verdaderos impuestos, los que salgan de su bolsillo, no del préstamo que reciben del Gobierno para regresarlo después disfrazado de impuesto. Esa es la manera como las instituciones democráticas se pueden mantener independientes de la hegemonía del Gobierno petrolero. Ese es el verdadero modo democrático, y no es cuestión de eslogan, sino de una clara, precisa, sostenida y decidida explicación al pueblo para que no sigan engañando con cualquier ismo.
 
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
28.07.2013
7:59 AM
¿¡OSEA QUE USTEDES QUIEREN REGRESAR AL NEFASTO PASADO DE ABERRACION CAPITALISTA SEA COMO SEA Y AUNQUE EL PUEBLO DE VZLA EN SU MAYORIA NO LO QUIERA Y HAYA DECIDIDO QUE NO VOLVERAN CARLOS R HERNANDEZ?? ¿¿RETORMAR EL CARRIL DEL QUE LOS SACARON DE LA HISTORIA VOCIFERAS IRRACIONALMENTE.¿¿...VAS A TENER QUE ESPERAR SENTADO COMPADRE PORQUE PARADO TE VAS A CANSAR CARAY...
 
Por Guillermo Jose Moreno Olivares
28.07.2013
4:32 AM
¿Pero entonces porque nunca existió una REVOLUCIÓN SOCIAL DEMÓCRATA que acabara con ese "SOCIALISMO TOTALITARIO"? Porque FUE UNA GIGANTESCA FARSA.Por eso nunca lograron UNIFICAR A LA AMÉRICA DEL SUR.Siempre representaron,pequeños medianos y grandes intereses ECONÓMICOS Y ELITESCOS nacionales e internacionales.En Europa es mas EVIDENTE AUN EL FRACASO DE ESA"SOCIAL DEMOCRACIA".Allí ha quedado COMPLETAMENTE DESENMASCARADA.Porque,quien en realidad esta detrás de dicha ¿ideología?son una BANDA DE CRIMINALES Y ASESINOS a los que les importa MUY POCO sus propios pueblos y mucho menos los del resto del mundo.Les importa poco el HAMBRE Y LA MISERIA QUE han causado con su OBSESIÓN POR ACUMULAR RIQUEZA EGOISTAMENTE,sin pensar que se la ARREBATAN a quienes legítimamente les pertenece pues son los que la han CREADO CON SU SUDOR Y SU ESFUERZO,mientras ELLOS-LOS CRIMINALES-disfrutan con solo "COLOCAR SU CAPITAL" PARA QUE "TRABAJE" POR ELLOS.Democracia social para unos cuantos vivos y muchos TONTOS.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar