Compartir

Cuarta Razón para creer en Dios

Dios es, simplemente, la posibilidad de sentirnos Uno con la Hiperinfinitud del Universo

EMETERIO GÓMEZ |  EL UNIVERSAL
domingo 28 de julio de 2013  12:00 AM
Habíamos desarrollado, hace algunas semanas, los tres primeros artículos de una secuencia, Cinco Razones para Creer en Dios, que interrumpimos por la presión de temas un poco más urgentes. Retomemos entonces aquella secuencia, reforcemos aquellas primeras tres razones, que a continuación resumimos muy apretadamente: 1) La Hiperinfinitud del Universo en cuanto al Espacio atañe; 2) Ídem, en cuanto al Tiempo atañe; y, finalmente 3) la Hiperinfinitud del Espíritu. La cuarta es la posibilidad cierta de imponerle valores morales a nuestro Espíritu. Porque no es, como tendemos a pensar o como se nos ha hecho creer, que "tenemos" valores, casi de la misma forma que decimos que "tenemos un hígado o una vesícula". Ni es tampoco que esos Valores, desde una instancia externa a nosotros -la Religión, las Iglesias, la Cultura, la Sociedad o la Tradición- se nos imponen. Nuestra Dimensión Ética no "está" en absolutamente ninguna parte, la Creamos nosotros cuando decidimos imponernos esos valores. Tampoco es que "nos nace" respetar a los demás, ser honestos, piadosos o solidarios, como si nosotros fuésemos un terreno fértil en el que "nacen" cosas.

El Espíritu -como Expresión de Dios- es más bien un ente radicalmente misterioso, absolutamente inefable, en el que nosotros podemos Crear y depositar el Bien, la Piedad o la Honestidad. Porque a diferencia del cuerpo, en el que todo está dado, en el Alma no hay de antemano ninguna realidad. Nada más disímil de nuestro Cuerpo que nuestro Espíritu. Nada más ingenuo que creer que nuestros Valores nos vienen "De lo más profundo de nuestro Ser". O que la Ética se ubica en la "Naturaleza más insondable de dicho Ser". En el Cuerpo hay órganos, vísceras, glándulas y lóbulos cerebrales... en el Espíritu, en cambio, no hay absolutamente nada. Él es, única y exclusivamente, "Una Pura Posibilidad de Ser". De allí, dicho sea de paso, uno de los errores más graves y desorientadores, que afectan las raíces más hondas de la Filosofía y de la Civilización Occidental: la pretensión de aplicarle al Espíritu o al Alma, las mismas Categorías, los mismos Conceptos y la misma Lógica que le aplicamos a la comprensión del Cuerpo. Y hablamos entonces del "Ser" Humano, con la misma "Naturalidad" que hablamos del Ser de un alacrán, una selva o un bombillo.

Es la Creencia, tan profunda como lamentable, según la cual el Espíritu tiene una "Manera de Ser" definida ¡¡y cognoscible!! O, peor aún, es la Creencia según la cual es deseable y superior el tener una personalidad definida y predecible... ¡¡para que todo el mundo sepa a qué atenerse con nosotros!! Cuando lo realmente fascinante es que podemos vivir de manera permanente luchando para imponerle a nuestro Espíritu esos sentimientos nobles y hermosos que le dan a la vida un nivel superior. Esa condición maravillosa ¡¡que no tiene absolutamente nada que ver con la Naturaleza!! Que no tiene ningún Ser, sino que puede "ser" -dentro de ciertos límites- lo que se proponga ser. Esa posibilidad de superarnos, de elevar nuestros sentimientos más nobles, de llegar a sentir que de verdad podemos Amar al Prójimo, que este sentimiento no es nada natural, sino que es, precisamente, la manifestación más contunden- te de la Noción de Dios. El descubrir que Éste tampoco es ninguna entidad sobrenatural en la que tengamos que creer a ciegas, o "para poder salvarnos", sino que Él es una realidad tan palpable como una montaña o un camino. Que Dios es, simplemente, la posibilidad de sentirnos Uno con la Hiperinfinitud del Universo, tanto en el espacio como en el tiempo.

Gomezemeterio@gmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (7)
páginas:
1 |
Por Joymi G. Quintana B
28.07.2013
10:54 PM
Profesor, que acertadas son sus palabras: "Dios es, simplemente, la posibilidad de sentirnos Uno con la Hiperinfinitud del Universo, tanto en el espacio como en el tiempo." Para mi, es exactamente eso. Por esta razón también creo en esa frase que dice que Dios se encuentra en todo lo que nos rodea y, al mismo tiempo, dentro de cada uno de nosotros. Somos parte de él
 
Por Humberto Gómez
28.07.2013
6:01 PM
Amar al prójimo es la consecuencia inteligente para no acabar con nosotros mismos y terminar como un virus cuando el cuerpo fenece. Es una noción inteligente acuñada por Jesucristo. La nobleza, la honestidad, la bonhomía son exclusivamente creaciones del "espíritu" que misteriosamente nos hacen sentir bien cuando las aplicamos. ¿Qué puede ser más satisfactorio: ver la felicidad de la persona a quien ayudamos o ver el sufrimiento de la persona de la que nos vengamos? No lo sé ni lo podré saber porque soy incapaz de sentir lo último. Nunca compartí los mecanismos ni la ideología chavecista y, a pesar de adversar a Chávez ideológicamente en forma radical, sentí una profunda tristeza por su muerte, pero pobre, ¡Cuán equivocado estaba! ¿Sería que la falencia que le adjudicaba Uslar lo limitaba? ¿Será que la formación recibida no te deja actuar de otra forma? ¿Y de ser así? entonces ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? ¿Será Dios la medida más amplia de nuestra falta de conocimiento?
 
Por Humberto Gómez
28.07.2013
5:43 PM
Guillermo, ¿Es el espíritu lo único que tiene CUALIDADES Y CANTIDADES? En cuanto a cualidades no tengo capacidad de disentir. En cuanto a cantidades, si lo puedes medir, apresúrate a patentar las unidades de medida. El Prof. Emeterio plantea posibilidades, tu, planteas la hiperinfinitud de la nada. Hay un hecho comprobable: somos polvo de estrellas. Guillermo, si siempre hemos existido y somos eternos, ¿sabes dónde estábamos hace 15 mil millones de años? Por cierto acabo de ver que apareció el de las sempiternas peroratas cantinfléricas para alegrarnos la tarde.
 
Por Humberto Gómez
28.07.2013
5:28 PM
"...Dios es, simplemente, la posibilidad de sentirnos Uno con la Hiperinfinitud del Universo, tanto en el espacio como en el tiempo." Simplemente, es decir, en forma simple... No parece tan simple. Sería interesante sentirse uno con la hiperinfinitud del universo. ¿La hiperinfinitud? ¿Es mayor que la infinitud? ¿Es mayor que la condición del universo de ser infinito? ¿Es decir que es más infinito que el infinito? ¿Como decir más mejor? No entiendo. ¿Es un aumentativo descriptivo o realmente quiere decir más infinito que lo infinito? ¿Esa es la cuarta razón para creer en Dios (en mayúsculas solo para no herir sensibilidades, es decir, para ser politicamente correcto)? ¿Sentirse uno con la condición de infinito del universo? ¿Qué puede ser más finito que cada conciencia individual? Cada conciencia individual no trasciende los 60 años. Podemos vivir una vida y no tener conciencia de que existimos. ¿Y si me atrevo a definir a Dios como la mayor medición de falta de conocimiento?
 
Por mauro mercado
28.07.2013
5:19 PM
Saludos. !Fantastico! Al forista, Sr Guillermo Jose Moreno Olivares, son las realidades que , algunas personas, tratan de ignorar e infunde su delirio a otras personas. Tema profundo pero simple como el agua, el aire y los demas elementos que nos rodean los cuales tambien tiene vida originada por ese Creador Admirable... DIOS Todopoderoso.
 
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
28.07.2013
8:48 AM
HAY SOPOTONCIENTAS RAZONES PARA CRER EN DIOS METERIO PERO LA MAS IMPORTANTE ES QUE SEA UNA FE CON SICERIDAD Y CONVICCION PARA PODER SENTIR SU PRESENCIA EN NUESTRAS VIDAS .MUCHOS CREEN EN DIOS DE LA BOCA PAA AFUERA Y VAN A LAS SINAGOGAS CATOLIACOS PARA APARENTAR QUE SON CRISTIANOS PERO A SALIR DE NUEVO A LA CALLE VUELVEN A HACER LO QUE REALMENTE SON.¿ENTONCES CUAL ES LA CRENCIA U SUPUESTA FE QUE PREDICAN LOS SACERDOTES SINO HAYN SINCERIDAD EN LA CONVICCION PARA ACEPATR LOS REQUEISITOS DEL NUESTRO PADRE CELESTIAL??LA PALABRA DE DIOS ES MUY CLARA Y ENFATICA PARA LOS HIPOCRITAS O QUE ESTAN EGAÑADOS POR SATANAS EN CUANTO A CREERSE BUENAS PERSONAS Y ASISTIR A LA IGLESIA PARA PRETENDER IR AL CIELO POR ESO..SI NO HYAY UN VERDADERO ARREPENTIMIENTO DE CORAZON Y CAMBIO DE VIDA PARA ALEJARSE DEL PECAO Y SUS INMUNDICIAS Y ACEPTAR A JESUS COMO SALVADOR PERSONAL Y DAR TESTIMONIO DE VIDA LA PERSONA NO PODRA GOZAR DE LA SALVACION DE SU ALMA QUE ES EL BENEFICIO Y PRIVILEGIO GRANDIOSO DE CREER EN DIOS.
 
Por Guillermo Jose Moreno Olivares
28.07.2013
4:05 AM
La HIPERINFINITUD DE UN DISPARATE.Es todo lo contrario Emeterio.Es el espíritu lo único que tiene CUALIDADES Y CANTIDADES.Es el espíritu-el alma-la que DETERMINA NUESTRA CORPOREIDAD,nuestra materia,y lo que somos.Es esa PORCIÓN PLENARIA DE DIOS que IGNORAMOS que somos,porque IGNORARLA es parte de el APRENDIZAJE,en eso consiste "El Juego".En RETOMAR NUESTRO NIVEL ORIGINAL DE CONCIENCIA ESPIRITUAL y abandonar LA ILUSIÓN creada por los SENTIDOS al hacernos creer que somos los ARTÍFICES cuando en realidad somo solo el fruto, el resultado de algo que nos parece "MISTERIOSO" e "INSONDABLE" en la misma medida que SOLIDIFICAMOS la idea de que somos nosotros como MATERIA LOS QUE EXISTIMOS,mientras ABANDONAMOS LA IDEA de que en realidad siempre hemos EXISTIDO Y SOMOS ETERNOS.Como veras no solo somos UNO CON DIOS...SOMOS DIOS.Ser humano es solo parte de NUESTRO ENTRENAMIENTO para regresar a NUESTRO VERDADERO Y REAL MUNDO.Con REALES Y VERDADEROS valores ESPIRITUALES.Salga de esa CONFUSIÓN,aprisa.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar