Compartir

Maduro y los misiles de Fidel

THAYS PEÑALVER |  EL UNIVERSAL
jueves 18 de julio de 2013  12:00 AM
Una de las cosas que cayeron acto seguido junto con el Muro de Berlín fue la reputación de Fidel Castro. Paradójicamente esa reputación no cayó para la derecha, que continuó pensando que era el demonio personificado, sino para la izquierda que no daba crédito a sus ojos, al ver que en lo que se marchó el último soviético la economía cubana cayó casi en un 40%. Había bastado un simple acuerdo entre las potencias, una simple firma de acuerdos comerciales entre Rusia y Estados Unidos, por un préstamo en metálico, para que vendieran a Fidel Castro sobre una mesa de negociaciones.

La reunión fue tan sencilla como esto: "acordamos que antes de darle los préstamos (masivos) Rusia debía dejar de gastar los 5 mil millones de dólares a Cuba" (Bush, 1995, pág. 333). Gorbachov se había reunido con sus asesores internacionales así como los consultores del Politburó y les había pedido por escrito sus recomendaciones: "el Barbudo ha destruido a la revolución y ahora va a destruir a su nación" se oyó. "Ya nadie los toma en serio", "no son ejemplo para nadie", "el factor Cuba se ha ido a la porra", estas son las palabras del diario de Anatoly Chernaiev principal asesor internacional sobre lo que expresaron. "La gente seria de América Latina ha comprendido que el camino es otro para alcanzar la prosperidad", él va a seguir la senda hasta el final", "es biológicamente incapaz de cambiar", "con su visión anacrónica", "darles más dinero es inútil y además ha corrompido a Cuba", además "ya no nos sirven para nada" sentenciaron, en una carta firmada por todos los asesores de Gorbachov en 1988. (Chernaiev, 2000. Págs. 147-48)  y así Gorbachov, aunque no estuvo feliz de hacerlo, firmó las políticas para quitarle a Cuba, toda su reputación (Gorbachov, 1996, pág. 513).

Paradójicamente todo ocurrió en la isla de Malta y a bordo de un crucero de lujo llamado Maxim Gorky, cuando Gorbachov le pidió a Bush y a los occidentales dinero contante y sonante para salvar a Rusia del despelote. Aquello no podía ser más poético por llamarlo de alguna manera, Malta había sido uno de los últimos puertos de venta de esclavos y el 3 de diciembre de 1989, al parecer se terminó por vender, al último de ellos.

Para que entiendan la ilusión que tenían los soviéticos en Cuba, el producto interno bruto cubano en 1989 era de 30 mil millones, mientras el de Colombia era de 39 mil millones. El genocidio económico producto de la marcha de los soviéticos y la negociación sobre un trasatlántico, costó el 36% del PIB y todo el crecimiento posterior. 20 años más tarde Colombia tenía un PIB de 210 mil y Cuba apenas de 60 mil millones.

Y allí quedaron solos, desnudos frente a su archienemigo. Aquél al que le habían expropiado las empresas, fusilado a sus hombres y de quien se burlaron haciendo unas expropiaciones por debajo de los precios reales, aquél al que habían insultado en la radio mucho antes de Bahía de Cochinos, al que tuvieron la osadía de colocarle misiles termonucleares. Era muy fácil insultar cuando se cuenta con 5.000 cabezas nucleares de respaldo, pero sin estas, la vergüenza había llegado. Fidel nunca entendió que "no hay tal cosa, como un almuerzo gratis".

Valga la aclaratoria cuando la pueril revolución "a la venezolana", exhibe orgullosa una soberanía "de mentirillas", basada en imponentes desfiles militares repletos de aviones, tanques y misiles hechos por quienes vendieron a Fidel por un plato de comida. Valga la aclaratoria porque hoy quienes venden estos artefactos están gobernados por empresarios, más "capitalistas salvajes" que los estadounidenses y que son dueños de equipos de fútbol en Europa y los yates más costosos del planeta. Valga decir que China, es el primer socio comercial de Estados Unidos y su principal "accionista".

Valga la consideración de que ahora los 500 mil barriles que dejamos de enviar a Estados Unidos, han sido reemplazados por petróleo ruso. Valga el pertinente mensaje para que los niñatos soberanos, entiendan que Rusia es uno de los principales inversionistas en "el imperio yankee" y viceversa.

Cuando Chávez siguió el consejo finalmente del atrasado Ceresole de no permitir que Drácula (Fidel) le chupara la sangre y buscar el apoyo de Rusia (Garrido, 2001), nunca entendió que todo había cambiado y que Fidel estaba vendiendo mano esclava para sobrevivir. Y Venezuela terminaría estancada como Cuba, víctima de los trasnochados, que viven guarecidos tras un Muro de Berlín, que solo existe en sus cabezas. Trasnochados que nunca entendieron que cuando muerden los vampiros, el mordido se convierte en uno.

"Disculpen señores revolucionarios, ¡Es solo una cuestión de negocios!" fue lo que debieron decir Bush y Gorbachov mientras chocaban sus copas de champaña y degustaban el caviar de Beluga a bordo del lujoso trasatlántico. Al mismo momento que Fidel gritaba a los cuatro vientos que ahora sí, de verdad, verdad, Cuba era soberana e independiente, porque le acababan de llegar los nuevos misiles rusos, que al parecer,  terminaría vendiendo hace pocos días (AFP 16/07).

tpenalver@me.com

@thayspenalver

www.thayspenalver.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (33)
páginas:
1 | 2 | 3 | 4 |
Por Marfa Alvez
18.07.2013
9:38 PM
EXCELENTE ARTICULO¡¡ ENTONCES...MISILES DE AZUCAR....POR LO TANTO MISI DULCES CUANDO SERA QUE ESTE PAIS DESPIERTA Y SE UBICA EN EL SIGLO XXI DIOS ¡¡¡
 
Por Jose Iganacio Gonzales
18.07.2013
7:55 PM
Como siempre Tahys con sus columnas maravillosas, FELICITACIONES!!!!!Y pensar que todavía, en pleno siglo XXI creen en el comunismo hambreador con todas las políticas obsoletas fracasadas, y el trillado capitalismo salvaje y blablabla, yo creo que los que son comunistas, no tienen ni un dedo de frente, y tiene las neuronas chamuscadas. En Venezuela no hay tal sucialismo, solo una pandilla de oportunistas ladrones, que manejan los ingresos petroleros, y les dan las migajas a los mas necesitados y con eso los contentan, mientras ellos se convierten en multimillonarios.
 
Por María A. de García
18.07.2013
7:36 PM
La cosa está en que un sector mínimo mantienen algún tipo de ideal socialista. La mayoría gobiernera, encabezada por los militares, encontraron la fórmula para atornillarse al poder, y el resto se guinda de una teta, más grande, más pequeña. Los más correpoelsuelo, se anotan en misiones. Y viva la revolución. Los más contentos son Fidel y Raúl. Los demás escribimos comentarios
 
Por Mauricio Delgado
18.07.2013
6:30 PM
Thays, felicitaciones, más claro no canta un gallo.
 
Por OSWALDO MATIAS
18.07.2013
4:16 PM
!Simplemente maravilloso!. Envíenselo a pensantes para que lo disfruten.
 
Por juan peres
18.07.2013
4:00 PM
La nación debe leer sobre las incongruencias crasas y determinantes de los boletines de resultados electorales de la eleccion presidencial del 14A 2013 en CNE-Incongruente.blogspot.com y ponerlas en la mesa de discusión del foro político Internacional
 
Por José Pérez
18.07.2013
3:47 PM
Siempre lo he dicho y escrito: Fidel no sirve ni para un dolor de cabeza. Nadie a puesta a él. Es un hombre derrotado, quedó para ser comida de gusanos. Enterró a la revolución cubana, está enterrando la revolución bolivariana y corrompió a medio mundo.
 
Por nelson gonzalez
18.07.2013
3:46 PM
Este tipo de verdades, por alguna razon desconocida, los castrocomunistas, aun sabiendo que son verdades innegables, las esconden, las ignoran, solo por el interes monetario. Se estan haciendo ricos y multimillonarion con el cuento de la "revolucion siglo XXI" y toda esa chachara, mas ellos se hacen los desentendidos. Poco y nada les importa la patria, la prosperidad de la nacion, la dignidad, el pobre, el pueblo. Todo eso que dicen defender, son solo mentiras y cuentos, los utilizan para seguir desangrando a la nacion. Llegara el dia, en que todos estos payasos, chulos, enchufados y traidores, respondan ante la ley.
 
Por Juan Fidalgo
18.07.2013
2:25 PM
Estupendo artículo. La realidad cubana está pintada con claridad meridiana. Pero claro, no hay peor ciego que el que no quiere ver. Al cogollo chavista que desgobierna a Venezuela le conviene reescribir la historia a través del prisma "revolucionario" porque así se sienten validados por el espejo castrista. Ojalá los venezolanos que todavía los siguen abran los ojos y muestren su rechazo a esta farsa.
 
Por Nelson Carta
18.07.2013
2:24 PM
Excelente artículo.
 
páginas:
1 | 2 | 3 | 4 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar