Compartir

Una opereta en varios actos

Presidentes de Unasur: evitan cualquier mención a la auditoría que le habían exigido al CNE

imageRotate
JOSÉ TORO HARDY |  EL UNIVERSAL
martes 9 de julio de 2013  12:00 AM
Primer Acto: Los presidentes de Unasur se reúnen en Lima para reconocer la elección de Nicolás Maduro. Señalan que ante las dudas esperan que se realice una auditoría. El presidente Maduro se suma a la petición.

Segundo Acto:

Las autoridades venezolanas se retractan y el CNE realiza una auditoría chucuta negándose a cruzar votos, actas y cuadernos. La legitimidad de Maduro queda en entredicho.

Tercer Acto:

Un espectador sentado en un sillón observa en su TV una rueda de prensa. Aparece el ministro del Poder Popular para la Información y el alcalde del Municipio Libertador. Ambos funcionarios presentan una grabación de una conversación privada entre una diputada y un historiador. La primera fue alumna del segundo y se encuentran cambiando impresiones en la intimidad de la biblioteca del historiador. Todo parece indicar que el ministro y el alcalde cometieron un grave delito al grabar una conversación privada entre dos ciudadanos dentro de una residencia particular.

Cuarto Acto:

El gobierno de EEUU acusa a un funcionario de la CIA de haber revelado información crítica para la seguridad del Estado. El funcionario de la CIA dispone de información acerca de los mecanismos que utiliza el gobierno para grabar de manera ilegal conversaciones entre particulares.

Quinto Acto:

El funcionario de la CIA se encuentra en el área de inmigración del aeropuerto de Moscú. EEUU pide a Rusia su deportación, pero el gobierno de esa nación alega que técnicamente aún no ha ingresado a Rusia. Al espectador del sillón esta situación le recuerda una película llamada La Terminal. Para colmo, el gobierno estadounidense anula el pasaporte del espía de la CIA.

Sexto Acto:

Se reúne en Rusia la Organización de Países Exportadores de Gas. Entre los presentes se encuentra el presidente de Venezuela, aunque no se trata de un país exportador de gas, sino que más bien importa gas desde Colombia. Esta situación anómala se debe a que durante los últimos 14 años Venezuela paralizó el Proyecto Cristóbal Colón, que lo hubiese transformado en un gran exportador de gas. Después degradó dicho proyecto a uno mucho más chucuto al cual se le dio el nombre de proyecto Mariscal Sucre. La noticia más relevante del mismo es que se hundió la plataforma de perforación Aban Pearl por cuyo alquiler se le estaba pagando un grosero sobreprecio a una empresa de maletín. Nada de averiguaciones. Algún tiempo después se anunció que al oeste de la Península de Paraguaná una empresa española había encontrado una gigantesca reserva de gas natural no asociado. Se dijo que esas reservas eran tan grandes que cubrirían las necesidades de España por más de cinco años. Incluso el presidente de esa empresa le sirvió de chofer al presidente Chávez durante una visita a una librería de Madrid, trayendo confusamente a la memoria una vieja fotografía en la cual unos empresarios ingleses cargaban sobre sus hombros un palanquín en el cual iba sentado en su trono el presidente Idi Amín de Uganda. Pero del gigantesco proyecto al oeste de la Península de Paraguaná, que se sepa, aún no ha salido ni un pie cúbico de gas, como tampoco del Mariscal Sucre. De paso, hace muchos años se construyó un gasoducto para exportar gas a Colombia. El gasoducto está en operación pero en sentido inverso al cual fue diseñado. En lugar de estar exportando gas a Colombia, sirve para importar gas desde Colombia.

Séptimo Acto:

Aprovechando la cumbre de los países exportadores de gas el presidente Maduro sostiene que Snowden es un buen chico, que lo que hace es revelar las grabaciones ilícitas de EEUU a sus ciudadanos. A sus críticas contra EEUU se suma Evo.

Octavo Acto:

El avión de Evo y el supuesto polizón.

Noveno Acto:

Se reúnen los presidentes de Unasur y exigen a varias naciones europeas disculparse ante Evo por las peripecias de su avión mientras regresaba de la Cumbre del Gas en Moscú. Por cierto, evitan cualquier mención a la auditoría que le habían exigido al CNE.

Décimo Acto:

El espectador sentado en el sillón cae en una situación de confusión total. Se pregunta: ¿Por qué es malo que EEUU espíe a sus ciudadanos pero en cambio es bueno que el gobierno de Venezuela lo haga? ¿Qué hace Venezuela en una reunión de exportadores si es un importador de gas? ¿Por qué Unasur les exige disculpas a los europeos y no le pide cuentas al CNE sobre la auditoría que ellos mismos habían aprobado?

pepetoroh@gmail.com

@josetorohardy



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar