Compartir

Pdvsa y el seguro médico para sus jubilados

ODOARDO LEÓN-PONTE |  EL UNIVERSAL
martes 9 de julio de 2013  12:00 AM
Las bondades de un seguro médico dependen del monto total de la cobertura, dónde se preste el servicio, la facilidad en los trámites para la obtención de los servicios y medicinas y el monto de la prima mensual. En este sentido, Sicoprosa, el autoseguro creado por Pdvsa Siglo XX constituyó un extraordinario seguro. Pero la realidad se transforma en interminable para el numeroso grupo de personas (y sus familiares) quienes, después de haberle  dedicado sus mejores esfuerzos durante muchos años a la industria, no merecen ser objeto de las constantes desmejoras inconsultas y unilaterales de un seguro contributivo como es Sicoprosa, que se ha convertido en una de las condiciones desmejoradas de los jubilados de Pdvsa a partir de la aparición de Pdvsa Siglo XXI. Ahora insistimos en algunos aspectos que nos afectan permanentemente: las medicinas. Recordemos que el paciente tiene el derecho legal de escoger el médico y de que el acto médico sea uno solo que incluya los gastos de honorarios médicos, los estudios y las medicinas para el tratamiento.

Veamos cómo se maneja lo relativo a la obtención de las medicinas por parte del jubilado y cuáles son sus alternativas para seguir el tratamiento sin perjuicio de su salud y en concordancia con la recomendación del médico tratante. Hay dos caminos: o las  compra directamente (si las encuentra) y las presenta para reembolso acompañando en cada caso el informe médico, para luego esperar el pago eventual, o usa a las empresas que Sicoprosa haya autorizado para suministrarlas, previo récipe y autorización por parte de Sicoprosa. Con esa autorización se va al suplidor para solicitar las medicinas correspondientes. Todo se hace por escrito de manera "moderna". 

La primera opción que es comprar las medicinas y solicitar su reembolso, tarda como mínimo un mes para el reembolso y el jubilado tiene que sufragar el costo inicial y financiarlo. Pensemos que una persona jubilada está en sus años de mayor edad y es natural que requiera tratamientos por cronicismo, lo cual hace que sea más fácil prever y programar las entregas en estos casos, sin causarle la carga financiera y administrativamente engorrosa que en muchos casos no está en capacidad de cubrir. Esta opción carga la balanza totalmente en contra del jubilado. La segunda opción es acudir a Sicoprosa y solicitar un récipe, previo informe del médico tratante, que lo autorice para obtener las medicinas en las empresas objeto de convenios con Sicoprosa. Esta alternativa suena ideal, pero otra es la realidad. Hagamos un análisis. Primero: las empresas contratadas no siempre tienen u obtienen las medicinas y cuando las obtienen tardan mucho tiempo en entregarlas (hasta seis meses), por lo cual el jubilado tiene que comprarlas mientras espera el suministro. Aparte, el suplidor escogido tiene que pedir la carta aval de Sicoprosa, antes de proceder a entregar las medicinas que pida el jubilado. Es normal una espera prolongada en el suministro a pesar de la necesaria insistencia del jubilado ante el suplidor, lo que hace que en la práctica no haya una verdadera opción, siempre "paga" el jubilado.

En pleno siglo XXI, en el mundo virtual actual con instrumentos comunicacionales inalámbricos capaces de todo, ¿por qué no es posible crear un mecanismo que asegure la obtención oportuna de las medicinas y el pago oportuno del servicio? ¡Será que sabemos cuál es la razón!


odoardolp@gmail.com

http://odoardolp.blogspot.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (5)
páginas:
1 |
Por Alberto Angel
09.07.2013
11:50 AM
Yo habia prometido no referirme a los comentarios del tarifado Labastidas, pero quien repite como loro las consignas del regimen es el, pues de otra manera no se entiende como viendo y oyendo no reconoce la realidad del pais. Debe ser que aun no le han matado o robado a un familiar, debe ser que como es enchufado le garantizan hasta el papel patria, debe ser que posee planta electrica y no se le va la luz, deb ser que no anda en carro sino en limusina con suspension doble pues los huecos en la calle no los siente, debe ser que es ciego y carecde de olfato o no camina la calle para ver basura y sentir mal olor, debe ser que no ha necesitado ir a un hoaspital publico pues siempre va a las clinicas de Cuba o a una privada para sentir lo que es carencia de atencion medica, debe ser que no ha tenido que comprar o mejor mendigar alguna medicina, en fin creo que vive en otro planeta. Que viva la tarifa revolucionaria asi lA REALIDAD PARECE MAR DE FELICIDAD.
 
Por Rosa Malave
09.07.2013
11:40 AM
Labastidas, lamento ser yo quien le informe que el único loro aquí es usted. Esa modalidad d sicoprosa es la misma q opera en toda la Administración pública. Le hacen creer al empleado (sea activo o jubilado) q ahora, además d patria tienen un seguro q les cubre hasta ls medicinas, pero la realidad es q ls farmacias "autorizadas" no tienen todas ls medicinas y el enfermo tiene q dejar d pagar la luz, o el condominio o parte dl mercado para comprar las medicinas e introducir la factura y esperar Dios y su ayuda para q le reembolsen. Si tiene suerte y se lo reembolsan en tres meses, ya la medicina cuesta más. Igualmente sucede con las cirugías o ls consultas en caso de que el enfermo escoja a un médico diferente al "autorizado",q pudiera ser un cubano o un bachiller con tres años d mateo en medicina ¡susto!
 
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
09.07.2013
11:13 AM
HABRIA QUE REVISAR EL CONTRATO COLECTIVO DE LOS EMPLEADOS DE PVDSA PARA VER QUE CONTEMPLA COMO BENEFICIOS PARA LOS JUBILADOS,,SIM EMBARGO EL ANTICHAVISTA PREJUCIA SOLO PORQUE QUIZAS LE HAYAN DICHO QUE PDVSA NO LES CUMPLE A LOS JUBILADOS Y COMO SON TODOS UNOS PERFECTOS LOROS QUE SIEMPRE DICEN LO QUE LOS DEMAS DICEN SIN COMPROBAR NADA PUES DE SEGURO POR ESO ESTA FUNDAMENTADO ESTE ARTICULO
 
Por Alberto Angel
09.07.2013
10:13 AM
Dr. Aponte, la "nueva PDVSA" la roja no escapa al descalabro general del pais. Los unicos que no sufren las consecuencias de este descalabro son los enchufados del regimen, quienes hacienda uso y abuso de los bienes publicos toman un avion y se van para Cuba a que los "curen" o los entierren con honores medicos, pues esta demostrado que la medicina cubana es un riesgo para la salud, asi la propaganda comunista diga que es una maravilla. Ojala todos los boliburgueses se fueran a curar a Cuba, pero sin los reales de todos los venezolanos. Esta es la realidad, solo los enchufados disfrutan del privilegio de las medicinas y tratamientos oportunos, los demas arreglemonos como podamos o sencillamente para el cementerio.....si es que nos pueden enterrar dignamente.
 
Por Tibisay Romero
09.07.2013
10:06 AM
Para su consuelo le informo que los trabajadores de CORPOELEC desde el 2010 NO TIENEN HCM, ni activos, ni jubilados. Las razones, las desconozco. Supongo que forma parte de las estrategias de la revolución del siglo XXI. Entre más humillado esté el venezolano, mayor poder tiene el gobierno.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar