Compartir

Reformar la Ley del Mercado de Valores

GUILLERMO GARCÍA |  EL UNIVERSAL
domingo 30 de junio de 2013  12:00 AM
La Asamblea Nacional aprobó en el año 2010, la Reforma a la Ley del  Mercado de Valores. La Reforma buscaba elevar los elementos de supervisión y de exigencias patrimoniales para las casas de bolsa, y delimitar el tipo de operaciones y títulos valores que las casas de bolsa pueden  negociar. En tal sentido, una de las modificaciones más significativas es la prohibición de negociar para clientes, como de mantener en cartera propia, títulos de la Deuda Pública Nacional en bolívares como en dólares por parte de las casas de bolsa.

Esta modificación es realmente inconveniente para cualquier mercado de valores, especialmente el nuestro, que tiene muy limitado las opciones de negociación bursátil e inversión en instrumentos de renta variable y bonos privados. Se requiere de un gran esfuerzo conjunto para que el mercado de valores venezolano pueda incorporar más empresas a la pizarra de la Bolsa, aunque la Reforma de la Ley está orientada hacia ese objetivo. No obstante, vistas las condiciones actuales del mercado y la necesidad del propio Estado de colocar crecientes emisiones de bonos de Deuda Pública, creo que es conveniente y necesario, que la AN evalúe reformar el Artículo 2 de la Ley, tomando en consideración la posibilidad de incorporar la negociación de títulos de la Deuda Pública Nacional por parte de las casas de bolsa y Operadores de Valores Autorizados. 

El propio Estado podría verse afectado en un futuro inmediato con la aplicación de la Ley Orgánica del Sistema Financiero Nacional (Osfin). De acuerdo a la Ley del Osfin, los bancos quedan excluidos de la intermediación bursátil y del mercado de valores para los clientes. Estas funciones están solo permitidas al mercado bursátil.

En el caso de los bancos, les está totalmente prohibido por la Ley del Osfin, ejecutar operaciones de intermediación bursátil inherentes al mercado de valores para los clientes o de oferta de estos servicios. Esto incluso conllevaría que de entrar en vigencia la Ley del Osfin, los bancos no podrían por Ley negociar en el Sicad, ya que estas funciones de intermediación de títulos valores para los clientes, de acuerdo a la Ley del Osfin estarían fuera de sus funciones como banco.

La Reforma de la Ley del Mercado de Valores estaba orientada a buscar el desarrollo y la transparencia del mercado. Según lo previsto por las autoridades, además de reducirse el número de casas de bolsa, habría una apertura hacia las pequeñas y medianas empresas. El presidente de la Superintendencia Nacional de Valores, Tomás Sánchez, señaló en su oportunidad que "en el modelo socialista la idea es tener un mercado como el de China, que haya un verdadero mercado de acciones en el cual se utilice la oferta pública de valores privados como fuente de financiamiento de las empresas. En la actualidad ese mercado es un club selecto". Para el funcionario, en el mercado de valores tienen que participar las pequeñas y medianas empresas. "Cualquier empresa que cumpla con los requisitos puede cotizar sus acciones, el mercado tiene que estar abierto, que tengan oportunidad aquellas pequeñas y medianas con buenas condiciones financieras". "El mercado se divorció de sus funciones medulares. El titular de la SNV opinó que "la Bolsa de Valores de Caracas como institución debe tener una visión de ampliar el espectro a más empresas. Las que cotizan son las grandes empresas, no pequeñas y ellas tienen los mismos derechos de ofertar sus acciones".

Desde todo punto de vista estas declaraciones y posibles acciones en esa dirección son positivas, y, los legisladores deben tomar muy en cuenta en las posibles modificaciones  a la ley, que los mercados de valores son muy dinámicos y no pueden ser limitados en cuanto a productos a desarrollar y mercados que puedan acceder. De igual forma, el hecho que se  presentaron irregularidades en el mercado con algunos instrumentos de inversión y casas de bolsa, no significa que por ello, se debe excluir a potenciales inversionistas como los entes del Estado y organismos públicos de las bondades que brindan los instrumentos de inversión del mercado de valores. El tema no es de participación, es en buena medida un tema de  estricta supervisión por parte de la SNV, de crear las condiciones de solvencia, honestidad y profesionalismo que requiere el mercado de valores. Es crear las posibilidades que permitan conocer, crear y desarrollar una cultura de inversión amplia y sin distinción, llevando las bondades que brinda el mercado de valores a todos los sectores y estratos, incluyendo empresas, inversionistas pequeños y medianos y el propio Estado.

Estoy de acuerdo que debe reordenarse el mercado y tomar las medidas que se deban tomar para traer orden, seguridad y confianza al público. Pero reducirlo y eliminarlo no es la solución a los problemas presentados. La Reforma debe tomar muy en cuenta estos elementos y sugerencias.

Asesor Financiero

Candidato AMDP Harvard University

finanzasaldia@gmail.com

@asesorfinanciero


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar