Compartir

¿Adiós a mi Venezuela querida y corrupta?

AGUSTÍN BLANCO MUÑOZ |  EL UNIVERSAL
viernes 28 de junio de 2013  12:00 AM
¿Qué  decir sobre la situación que padecemos? ¿Este desastre tiene remedio o es mejor que quien pueda apague la luz y se vaya con sus macundales para otra parte?

Antes hemos señalado que 14 años del llamado gobierno socialista sin socialismo son suficientes para convencer  hasta a los más fanáticos que por esta vía sólo se puede llegar a un barranco.

Se quiso poner en vigencia un capital-socialismo de Estado con mercado propio y el fracaso fue estrepitoso. Aquí hoy no hay producción ni funcionan los mecanismos de importación. La inflación crece. Y no podrá  frenar sin  cambios económicos sustanciales.

La deuda aumenta. Los chinos son los nuevos y grandes beneficiarios. Y siguen más gestiones. Las reservas internacionales van en picada. La desconfianza en el bolívar ya es dimensional. Hay una marcada carencia de divisas para satisfacer la demanda  para importaciones de alimentos y  materias primas. La especulación con el dólar sigue su ascenso, lo que hace aún más escabroso el cuadro económico. Algo muy difícil de superar.

Y el problema radica no sólo en el déficit fiscal, la baja capacidad operativa, la casi nula producción sino también en  el robo público o  corrupción.

El discurso de Nicolás Maduro sobre el tema es explosivo. El 21-06-13 en  Carabobo relacionó la patria con la corrupción. Dijo que frente a la banalización de la idea de patria, hay que recordar que ahora tenemos patria verdadera. Y a renglón seguido señaló que ante  este flagelo "hay que cortar todo lo que haya que cortar para que haya patria". ¿Dónde está entonces la patria verdadera?

Y si la corrupción niega la patria y  esta república ha tenido un registro permanente de corrupción, es evidente entonces que aquí no ha habido patria.

La situación es particularmente comprometedora. Por una parte, se observa una gran intranquilidad social debido a problemas sustanciales por la escasez de alimentos. Y por otra, nos conseguimos con una administración pública deficiente  y  cargada de la corrupción que  daña  en forma proporcional y directa la acción de gobierno.

En principio se hizo creer que la base y fundamento de la gestión denominada socialista del siglo XXI, era radicalmente diferente a la anterior. Sin embargo, dada la señal de alarma que lanza NM, es inevitable advertir que la corrupción de hoy nada tiene que envidiar a la ejercida en "la cuarta".

Y no es la única identidad con aquel tiempo y sus instituciones. Esta es una llamada revolución igualmente montada sobre un molde neoliberal que ha servido para que el gran capital obtenga los más altos beneficios que se conocen en el período republicano. El alto capital bancario-financiero nunca alcanzó mayores fortalezas.

Y esta es una de las grandes paradojas de este tiempo. Mientras se desarrollan altas cúpulas del capital, la miseria da vuelta hacia los sectores de la pobreza y hasta la clase media baja. Se aprecia en tales circunstancias lo que significa el agotamiento de un modelo capitalista con capacidad para mantener el orden-estabilidad en lo social,  político,  militar  e institucional.

Un cuadro de resultados cada vez más lamentables que es examinado en el comando superior de Venecuba para establecer  las medidas a tomar y pasos a ejecutar. Lo más significativo radica en la decisión  de dejar a un lado el llamado modelo socialista para concentrar los esfuerzos en el desarrollo de estructuras capitalistas que permitan una mayor inversión extranjera y un mercado a nivel de las exigencias de esta sociedad.

Hay claridad en esa instancia respecto a que la salvación de la  denominada revolución socialista y bolivariana está en el propio capitalismo, en el barril de petróleo bien pagado en el mejor de los mercados. Y la salvación de esta experiencia sirve para lograr el mismo propósito en la totalidad de Venecuba.

Una dimensión en la cual  se desarrolla  la novedad de un socialismo que nada tiene que ver con clase obrera y lucha de clases sino con el dólar petróleo como entidad financiera. Al igual que en la totalidad de experiencias de este tipo no hay el propósito de cambiar relaciones y modo de producción. La gran  novedad de esta "integración revolucionaria" es que se sostiene a punta de renta petrolera.

Por más de medio siglo se ha mantenido una revolución a noventa millas del imperio pero que no ha significado peligro alguno para su seguridad. De ella se ha obtenido más bien beneficios: es la mejor evidencia de las posibilidades de lo que se conoce como socialismo.

Y a la hora en la cual aquí se habla de revolución y de seguir el ejemplo cubano, pero con la particularidad de permanecer en el mercado petrolero yanqui, se le da luz verde a sus ejecutorias. Por ello desde un comienzo de este proceso hemos sostenido que se trata de una revolución made in EEUU.

Y hoy, ante esta hecatombe,  se concluye que es necesario dejar cada vez más atrás al comandante gigante, supremo y eterno que hizo las mayores inversiones para obtener el más  alto producto a nivel socialista. Sin embargo, en la práctica sólo se llegó al más calificado  capitalismo salvaje.

Todo esto significa que aquí puede seguir la prédica, el discurso, los gestos y la mímica socialista, pero lo concreto-histórico está cada vez más identificado con el capitalismo  destructor, que hace buena el arma de una corrupción que opera con su disfraz socialista.

Y no falta hoy quien mire hacia Brasil. El descontento tomó la calle sin partidos ni "mesas unitarias". Una población ya cansada de la domesticación politiquera reconquista su capacidad de protesta y exige cambios en la orientación política. El movimiento adquiere tal fuerza social que los guardianes del orden ya disparan y matan.

No es el caso de promover aquí ningún tipo de violencia sino de impulsar la fuerza social organizada y consciente para lograr verdaderos cambios históricos y ciudadanos a quienes ni siquiera les pasa por la mente la posibilidad de dejar a la deriva a su muy querida Venezuela.  ¡Qué historia, amigos!

T:@ablancomunoz

abm333@gmail.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (33)
páginas:
1 | 2 | 3 | 4 |
Por Marfa Alvez
28.06.2013
9:58 PM
EXCELENTE COMO SIEMPRE PROFESOR¡ DIOS NOS ASISTA¡...QUE HISTORIA¡¡¡
 
Por ramiro Pinto
28.06.2013
9:04 PM
Al igual que en los inicios del comunismo en Cuba, muchos que se dieron cuenta de como se iba cerrando el cerco se fueron a USA, ahora hacerlo no es tan fácil. afortunadamente Venezuela tiene mucha frontera por donde escapar y si la tendencia sigue igual, mas adelante veremos como se inician las fugas desde Venezuela, verdaderamente que triste. Pregunta, por que nadie se va de america latina para cuba, todos se van al imperio
 
Por Manuel Pastor
28.06.2013
7:32 PM
Tener patria es amor a Venezuela, amor es cuidar, querer, dar bienestar, pero aquí este gobierno se lo da a otros países, mejor dicho a los empresarios y gobernantes corruptos de otros países y cuando dicen que dan al venezolano: es con bolívares devaluados, que no alcanzan para lo mínimo, es decir, mientras a los demás países se les dona a manos llenas en millones de dólares aquí se le da a los venezolanos limosnas de bolívares devaluados en un marco de inexistencia de servicios públicos: inseguridad personal, apagones, escasez, inflación y pare de contar, es decir hay algo que en verdad es socialista o colectivo: LA MISERIA, salvo los boliburqueses o cogollos oficialistas.
 
Por Miguel Chacín
28.06.2013
5:52 PM
Hoy se sigue la prédica, el discurso, los gestos y la mímica socialista, pero lo concreto-histórico está cada vez más identificado con el capitalismo destructor, que hace buena el arma de una corrupción que opera con su disfraz socialista. Hoy, ante esta hecatombe, se concluye que es necesario dejar cada vez más atrás al comandante gigante, supremo y eterno que hizo las mayores inversiones para obtener el más alto producto a nivel socialista. Sin embargo, en la práctica sólo se llegó al más calificado capitalismo salvaje. ¡¡¡Excelente artículo!!! (Profesor Agustín Blanco Muñoz, le pido disculpa por la transponer esos dos párrafos de su artículo).
 
Por Maria Alexandra Cabrera Guevara
28.06.2013
2:50 PM
Sr Troyiani usted si es iluso, quien le dijo a usted que esos presos que nombra realmente estuvieron presos. Se olvida de Carlos Andrés Pérez, por cierto. Déjeme decirle que su comandante Chávez fue el presidente mas corrupto y sinvergüenza que tuvo la IV, V, VI y VII República, sin nombrar a sus secuaces.
 
Por Jesús Antonio Bermúdez Silva
28.06.2013
2:22 PM
Pues yo recojí mis mascundales y me fui, tan p... no soy yo
 
Por Aurora chenard
28.06.2013
2:12 PM
Todos los dias muchos venezolanos abandonan el pais al ver que el comunismo toma fuerza y hecha raices sin que nadie lo pueda evitar,solo ven en irse la solucion de tener una mejor vida sin ser amenazados y discriminados por no ser comunistas; es una realidad muy triste pero Venezuela esta gobernada por una dictadura fascista que a la fuerza ha ido escalando hasta someternos al comunismo despiadado traido desde Cuba.
 
Por FEDERICO GARCIA
28.06.2013
1:45 PM
Describe el profesor A.B.M. con exactitud el grado de corrupción de esta mal llamada V República, siendo su nombre debería ser V Corrupta, atendiendo a que sus predecesoras también lo fueron, pero los boliburgueses la han multiplicado en grado sumo; han siquitrillado en poco tiempo recursos mil millonarios que, teniendo ellos en su oportunidad gran apoyo nacional, hubieran permitido la transformación del país en un emporio de desarrollo, educación, ciencia y economía mundial brindando a los venezolanos una mejor calidad de vida; por el contrario, han dado lugar a odio, endeudamiento, exclusión social por razones políticas, inflación, desabastecimiento, inseguridad jurídica y física, violencia y, en síntesis, provocado un caos y anarquía general; muchos enchufados han manifestado su desacuerdo con lo expresado por el ilustre profesor, sin duda, el que se pica es porque ají come, lamentablemente la existencia de la República corre peligro, sino se enmiendan tantos desatinos.
 
Por Marian Levy
28.06.2013
1:43 PM
Agustin ... Recordemos, que no todo crimen es una VULGARIDAD! ... Pero toda VULGARIDAD ! .. Es un crimen !!!!!!!!!!!
 
Por Marian Levy
28.06.2013
1:33 PM
.... Yo le dije ..... Adios, hace tiempo a mi Adorada Venezuela ! .. Preferi autoexilarme , porque naci Libre y Libre he de morir!!!!!!! .........
 
páginas:
1 | 2 | 3 | 4 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar