Compartir

"Eruditos en Twitter, inútiles en el trabajo"

ISAÍAS ELÍAS BLANCO |  EL UNIVERSAL
lunes 24 de junio de 2013  12:00 AM
A los estrategas de medios interactivos e investigadores de las Tecnologías de la Información les preocupa el incremento de relatos publicados por empresarios y emprendedores que resumen malas experiencias al contratar usuarios por las habilidades/conocimiento demostrado en la red social.

Si bien es cierto que las grandes firmas de marketing interactivo, branding personal, reputación online y estrategias de posicionamiento en redes sociales sugieren que las cuentas de Twitter deben ser usadas como vitrina profesional para exponer logros, hallazgos, carreras y elementos diferenciadores; la falta de "conciencia digital" hizo que los usuarios confundan la plataforma con un patio de arrogancia ilustrada donde lanzan actualizaciones sin confirmar la información descrita y aconsejan a terceros sin sustentar los comentarios.

Investigadores académicos españoles concuerdan en que la crisis económica que atraviesa la sociedad moderna constituye un factor clave para entender como las ansias de explotar el terreno digital para conseguir ingresos extra desvirtuó el propósito comercial del marketing interactivo; ya que la aparición de "gurús", "iluminados" y "expertos de la fábrica de dinero en Internet" vendió falsas expectativas sobre la productividad 2.0, mecanismos para conseguir empleo y oportunidades de negocios.

Esa fatal combinación de las personas buscando ingresos sumada a la moda del emprendimiento en la red, más el eco de información no verificada por "los expertos" armó un cóctel fatal para los usuarios de Twitter, no solo por el efecto viral de datos erróneos que se reproducían sin cesar, sino porque los usuarios adoptaron prácticas poco éticas para hacerse con fama y una larga lista de seguidores que "alababan el magnífico conocimiento descrito en la red de los 140 caracteres".

Y así fue como la codicia de fama digital impulsó a twittear 24/7, compartir enlaces de temas de interés público constantemente y participar en debates públicos sobre la adopción de nuevas tecnologías basados en datos publicados por terceros en blogs, revistas o medios digitales.

Pero cuando los "luminatis" custodios de la verdad en Twitter fueron contratados por empresas serias que confiaron en su "intelecto 2.0", se las vieron cuesta arriba. Esos individuos con miles de followers y citados por otros individuos por compartir información relevante no eran capaces de resolver problemas de la vida laboral cotidiana, entorpecían procesos operativos, retardaban la entrega de procesos, dependían de altos mandos para cumplir y requerían tiempo extra para solventar problemas que "ellos habían explicado a través de sus cuentas".

Los malos resultados establecieron la doctrina "busco al empleado que resuelva problema, no el que tienen muchos seguidores en Twitter", y así las organizaciones en crecimiento afianzaron que la reputación online de un individuo no se mide por la amplitud de su presencia online, sino por la capacidad para despejar situaciones y el legado que deja indexado en los motores de búsquedas o plataformas interactivas.

@isaiaselias

ieb@cloudmmunication.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Luisa Gomez
24.06.2013
11:24 AM
¡ Me laxan !
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar