Compartir

Cuando todo se complica

El gobierno deberían observar con mucho cuidado lo que está sucediendo en Brasil

MARÍA ISABEL PÁRRAGA B. |  EL UNIVERSAL
lunes 24 de junio de 2013  12:00 AM
A veces las cosas se complican sin razón y en otras ocasiones la complicación tiene múltiples razones. Lo que está sucediendo en Brasil es un claro ejemplo de ello. Cuando todos pensábamos que el Coloso del Sur estaba feliz, bailando la samba de su recuperación económica, de su esplendor democrático, de su "entrada triunfal" a las economías más boyantes del mundo, aquella en la que la mitad de la población ha logrado superar la pobreza para entrar en la muy crítica clase media, da la sorpresa con un estallido social protagonizado en su mayoría por esos mismos jóvenes que han visto surgir a su nación pero que también se preguntan cómo estarían si el elemento "corrupción de las elites" no estuviera presente. Sí, a veces las cosas se complican sin razón y lo que comenzó como una protesta por el alza del transporte público, ha desbordado a las autoridades a las que no les quedó más remedio que echar para atrás la medida. Sin embargo, el malestar continúa aflorando y ya no por el asunto tarifario sino por una larga lista de razones que han emergido de las profundidades de la "calentera colectiva". Dilma, inteligente como es, ha entendido que algo está pasando y se ha puesto de parte de los manifestantes dándoles la razón. Too late, habría que decir... Ya todo se enredó. Lo que empezó como una protesta local, ha tomado cuerpo nacional, gracias, entre otras cosas, a la represión brutal que inicialmente ejercieron los cuerpos de seguridad y ahora nadie sabe cómo va a terminar el asunto, empañando la Copa Confederaciones y el futuro Mundial...

Sí, como el poema de Benedetti, "El Sur también existe" y Brasil lo está demostrando. Sin embargo, aquí en nuestro país el gobierno prefiere mirar para otro lado cuando pudiera estarse generando "una complicación" con el tema universitario. En Venezuela sobran las razones para la "indignación" . De todo tipo. Desde la inseguridad que enluta nuestros hogares, pasando por la inflación, la falta de productos básicos, la vulnerabilidad del ciudadano ante las instituciones y, por supuesto, la tremenda duda no resuelta de la legalidad de un gobierno que nació bajo la sombra de las irregularidades, hoy corroboradas por otro informe internacional. El tema universitario es sólo la punta del iceberg de una crisis general y mala cosa hace el régimen al catalogar a los profesores y a los estudiantes como "guarimberos".

Ya que este gobierno es tan cercano al de Brasil deberían observar con mucho cuidado lo que está sucediendo en esa nación no vaya a ser demasiado tarde y se le complique el asunto, más aún cuando si de razones se trata aquí hay acumuladas, potenciadas y para regalar (así como lo han hecho con nuestros recursos).

mariaisabelparraga@gmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Nestor Sandoval
24.06.2013
9:21 AM
Los civiles que están y dirigen los partidos políticos se ubican como caimán en boca de caño esperando que la lucha se desate en el estamento ( militares y civiles) la complicación es por sentido de maquiavelo ( viveza zamarra) y no por razón y sin razón.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar