Compartir

Maduro, el Chernenko venezolano

FABIO RAFAEL FIALLO |  EL UNIVERSAL
domingo 16 de junio de 2013  12:00 AM
La historia ha demostrado que hay esquemas políticos que mueren asfixiados por su insoslayable ineficiencia económica y por la obcecación ideológica de quienes los dirigen. Un ejemplo elocuente de ese tipo de fenómeno es el desplome del bloque soviético a fines del siglo pasado.

            El fracaso del control estatal de la economía, agravado por la carrera armamentista contra Estados Unidos y el costo de la invasión de Afganistán, dejó exangüe la otrora poderosa Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Así, cuando en 1985 Mijaíl Gorbachov sucede en el poder a un Konstantin Chernenko sin vuelo intelectual, tiene la lucidez de comprender que el modelo soviético se encuentra sin oxígeno económico y no puede continuar oponiéndose a la determinación de los pueblos de Europa del Este de liberarse del yugo de Moscú. Cuatro años más tarde se derrumba el Muro de Berlín.

            La situación en la Venezuela de Maduro no es menos insostenible que la de la URSS en sus postrimerías.

            Los desacertados y anacrónicos controles estatales de precios y divisas, la utilización de Pdvsa como vaca lechera petrolera y el acoso sistemático a la clase empresarial han dejado exhausta la economía venezolana, con una inflación galopante, devaluaciones a repetición y un desabastecimiento crónico insoportable.

La Venezuela económicamente inerme de Maduro ya no amenaza con cerrarle el grifo del petróleo al "Imperio", pues no puede prescindir de venderle el crudo.

Otros países clientes de Venezuela no proveen tantos dólares frescos como EEUU. Por ejemplo, de los 640 mil barriles de petróleo por día que Venezuela exporta a China, un 30 por ciento no genera divisas ya que está destinado a amortizar la deuda con ese país (42.5 mil millones de dólares) [1].

Por otra parte, es cierto que a diferencia de la URSS de Chernenko, la Venezuela de Maduro no gasta en tropas en el exterior. Pero Maduro hace algo igualmente costoso: sostiene económicamente al régimen castrista y le permite abiertamente que intervenga en los asuntos venezolanos con agentes del G2. Además, de la misma manera que la invasión en Afganistán desangró la economía soviética, el despilfarro de petróleo venezolano, utilizado para subvencionar alianzas y gobiernos cómplices, está desangrando la economía venezolana.

            No menos importante, la compra de armas pesadas por la Venezuela bolivariana provoca un efecto económico similar al que provocó en la Unión Soviética la carrera armamentista en los finales de la Guerra Fría. Para colmo de males, el proyectado acercamiento de Colombia a la OTAN, anunciado por el presidente Santos, ha sido tan frustrante para la prepotencia del chavismo en América Latina como la instalación de misiles norteamericanos Pershing en Europa Occidental lo fue para la URSS.

            Ante tan sombrío panorama, ¿qué propone Maduro? Pues bien, asesorado por esa nulidad absoluta en materia de economía que es el régimen castrista, Maduro anuncia que es "más y más socialismo" lo que le va a dar a su país [2].

            "Más y más socialismo"... Receta espeluznante. Es como decirle a un enfermo muriéndose por intoxicación que se le aumentará la dosis del mismo veneno que lo ha llevado al lecho de muerte.

            La dinámica autodestructiva del actual gobierno bolivariano es tanto más avasallante cuanto que su timonel Maduro está dando signos de navegar sin brújula.

Un día declara en tono amenazante que conoce el nombre de los chavistas que no votaron por él, sembrando dudas sobre la confidencialidad del voto en el actual sistema electoral e insinuando que podría tomar represalias contra ellos, y días más tarde el presidente de Corpomiranda, Elías Jaua, distribuye créditos a microempresarios del estado Miranda jurando que no tomará en cuenta su color político.

Un día el gobierno anuncia la creación de un chip de racionamiento, y al día siguiente, constatando la impopularidad de la medida, Maduro da marcha atrás y desautoriza su aplicación.

Un día Maduro declara que tiene las pruebas de que el "Imperio" le inoculó el cáncer a Chávez, y semanas más tarde le pide a John Kerry, Secretario de Estado de ese mismo "Imperio", que acepte entrevistarse con Elías Jaua, su Canciller.

            La política exterior de Maduro se resume en dar tumbos y echar pestes contra todo gobierno o personalidad extranjera que abogue por el diálogo entre gobierno y oposición en Venezuela.

            Cada incoherencia del Chernenko venezolano es una grieta más que abre en lo poco de confianza y credibilidad que aún conserva entre los chavistas.

            La base política del chavismo se encoge día tras día, como quedó demostrado con el millón de votos perdidos entre las elecciones del 7 de octubre y las del 14 de abril.

            Y como en el chavismo no todos son tan obcecados como sus actuales gobernantes, duda no puede caber de que dentro de sus filas cada día son más los que han decidido sumar sus voces a quienes reclaman cambiar de rumbo, derribar el muro que hoy divide a los venezolanos y enrumbar el país por senderos de consenso, coherencia y prosperidad.

f.fiallo@ymail.com


[1] "Hugo Chávez deja a Venezuela con un nudo económico", 07-03-2013.

[2] "Maduro atribuye la alta inflación a un sobrecalentamiento del consumo", EFE, 07-06-2013.



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (15)
páginas:
1 | 2 |
Por Juan Expósito
16.06.2013
6:17 PM
A Chernenko no lo quieren ni en la Charneca.
 
Por Walter Riedel
16.06.2013
5:01 PM
¿lilia white, de que mata te caiste que te diste ese golpe tan fuerte en la cabeza. ¿Por que en cuba los castro todavía estan en el poder?
 
Por lilia white
16.06.2013
4:28 PM
Yo no entiendo porque si los venezolanos no estan de acuerdo con los espias del G2 todavia estan en Venezuela? Si no estamos de acuerdo con el G2 debemos sacarlos de la patria. Asi de sencillo. Y no me digan que no saben como hacerlo, porque se puede hacer y hacerlo ya hoy mismo!
 
Por Humberto Gómez
16.06.2013
1:22 PM
Me gustan los comentaristas que llaman a la reflexión pero que insultan a todo el mundo: En Venezuela hay dos bandos de mediocres, los que están con el que "dizque" ganó las elecciones y los que están con el "dizque" líder que pidió una auditoría legalmente, no se la dieron y simplemente impugnó, también legalmente (¡¡¡¿Reclamo absurdo?!!!). Este comentarista dice, por tanto, que él no es mediocre, el está con los excelentes que están en el medio que llaman mediocres a todos los demás ¿O será que de verdad pertenece a uno de los dos bandos? Si uno no abre la boca, al menos se hace difícil que sepan que uno es ignorante.
 
Por Walter Riedel
16.06.2013
12:56 PM
Mientras el chófer va hacia el fracasado socialismo los asesinos castro van en sentido contrario. Hoy en día en cuba los campesinos ya pueden arrendar tierra y trabajarlas por su cuenta. Sin mencionar la comercialización de inmuebles que solo existe en sistemas capitalistas.
 
Por Alberto Rodriguez
16.06.2013
12:01 PM
Los que hacen colas para comprar alimentos o papel higienico ¿siguen sonriendo? Lo que se ofrece ahora son mentiras y lo saben. No tiene plata el gobierno comunista; no, si siguen pagandole a Cuba "sus servicios y petroleo, petroleo que revenden en el mercado internacional, siguiendo las reglas del libre mercado".
 
Por RAMY BITAR
16.06.2013
11:12 AM
Sr. Fiallo, el hecho de que el chavismo de "maduro" va perdiendo adeptos a sus filas, lo cual no lo percibo tan acelerado, no quiere decir que pasen a los que "suman sus voces para reclamar un cambio", no nos engañemos. No hay un claro "convencimiento" en el país y muchísimo menos en las filas del oficialismo de las causas de la crisis, al menos, todavía no.
 
Por Nestor Sandoval
16.06.2013
10:50 AM
Un lumpen- burgués no sabe nada de nada; ya los ubicó el marxismo como plaga que germina la nube que obstruye la toma de conciencia del proletariado. Su vida capulinesca produce los ubica como hijos del estamento militar.
 
Por ANGEL YRIGOYEN
16.06.2013
10:35 AM
y se tuvo que esperar catorce años. para darse cuenta del divisionismo, de incapacidad, intolerancia de abaricia sin importar a quien se muera de hambre, se tuvo que esperar catorce añospara ver que los politicos no es tan a la altura de esta republica, catorce años que dijo alguien de pobreza y ahora som muchos mas pobres ,catorce años viendo com se enlutaban las familias , catorce años de trajedia tras trajedia peor que un tsunami,peor que una guerra, una revolucion que se comio los valores , los pricipios ,la moral la etica la integridad,el honor, y tuvo que pasar 14 años para que supuestamente se dieran cuentacomo se destryo una nacion y bien gracias,el pais tendra dolientes, y
 
Por Sory Arias
16.06.2013
9:22 AM
Maduro es nadie, menos Chernenko. Maduro es un simple peón de los cubanos Castro. Por eso va allá y viene con devaluaciones de la moneda y con cartillas de racionamiento, lo mismo que han hecho los Castro para destruir a Cuba.
 
páginas:
1 | 2 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar