Compartir

Elecciones y lucha

MARCOS CARRILLO |  EL UNIVERSAL
viernes 14 de junio de 2013  12:00 AM
Quienes se inclinan por no ir a votar a las elecciones municipales tienen un sólido argumento: el CNE es una institución subordinada al Ejecutivo nacional. El pavoneo de su presidenta con el brazalete alusivo al golpe de Estado del 4F durante las exequias de Chávez hubiera sido suficiente para que en un país decente se le destituyera y se le abriera un juicio. Luego, las comprobadas trampas de las elecciones presidenciales de 2012, las declaraciones de una de las rectoras diciendo que nadie se debía escandalizar porque votaran los muertos y la realización de una auditoría que no audita nada, son elementos que confirman la falta de independencia del ente. 

Ahora bien, después del descalabro de las elecciones legislativas de 2006 en las que las fuerzas democráticas no asistieron a las mesas de votación y dejaron libre el camino al totalitarismo para que se adueñara de la única institución que hasta ese momento el gobierno no le había podido poner la mano, no ir a un proceso electoral es una pésima fórmula para combatir a este sistema totalitario.

A pesar de las adversidades, votar ha demostrado ser una estrategia más eficiente que no hacerlo: se han recuperado espacios en la AN, se evitó la reforma constitucional comunista, se ha demostrado la legitimidad del movimiento democrático y se ha dejado en evidencia la trampa, lo que ha confirmado la ilegitimidad del régimen, socavando su popularidad nacional, además de haber servido para ir desmontando el apoyo internacional a este gobierno atroz.

Sin embargo, ello no es suficiente. Insistir en las elecciones como único camino, es seguir cayendo en la trampa puesta por el gobierno ilegítimo con la asesoría cubana para mantenerse en el poder. Para que la vía electoral tenga sentido tiene que estar inmersa en una estrategia más compleja de lucha contra el totalitarismo y a favor de la democracia, que incluya la protesta creativa frente a los abusos del Estado, la redención de los presos políticos, la movilización política, la exigencia de condiciones adecuadas para las elecciones, el lobby internacional, entre otras. En definitiva, lo electoral debe formar parte de una estrategia coherente de lucha no violenta para la defensa firme de los derechos frente al avance totalitario.

mrcarrillop@gmail.com

@carrillomarcos


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por PEDRO LUIS DE LA ROSA
14.06.2013
8:55 AM
SIEMPRE E VOTADO Y LO SEGUIRE HACIENDO POR MI PAIS , POR LA DEMOCRACIA. CUANDO ESCUCHO A ALGUIEN DECIR QUE NO LO HARA, LE PIDO SU RAZON PARA NO HACERLO Y YO LE DOY MIL PARA HACERLO. VIVA VENEZUELA LIBRE Y DEMOCRATICA. PATRIA, DEMOCRACIA Y VIDA.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar