Compartir

En la orilla del barranco

Las señas están por todas partes. Maduro, o corre o se encarama. O sigue al precipicio o rectifica

ELIDES J. ROJAS L. |  EL UNIVERSAL
miércoles 12 de junio de 2013  12:00 AM
El mundo se le viene encima a Maduro y a todo el clan comandado por los cubanos. Crisis política inocultable en lo que les dejó el fallecido como caparazón partidista, enorme crisis económica en un entorno también construido por el finado y, como si fuera poco, una inseguridad jurídica al mejor estilo comunista que impide que los inversionistas arriesguen una puya más de la necesaria para mantener operaciones.

Ese es el cuadro. Lo vive todo el mundo. Colas para comprar prácticamente todos los productos necesarios para sobrevivir. Pero lo que realmente preocupa es la inacción del gobierno, atrapado entre su enorme ineficiencia ya sobradamente conocida, la necesidad de recoger velas y la presión que ejercen los Castro, más interesados en mantener sus privilegios que en el bienestar de los venezolanos.

La trampajaula en la que está metido Maduro tiene una salida muy clara. Pasa por llamar con honestidad y seriedad a todos los sectores, incluso a la oposición política, y plantearse un gobierno amplio con el solo objetivo de iniciar el rescate de una nación quebrada por un comunismo trasnochado y ruinoso. Pero, la sombra del gigante y los radicales chupadólares enquistados en el gobierno lo impedirán, pues Maduro necesita agarrar los proyectos económicos, el Plan Bolívar 2007-2013 y el Plan 2013-2019 y quemarlos en cadena nacional, admitir su fracaso, echarle toda la culpa al finado y diseñar el nuevo rumbo. De no hacer eso, en poco tiempo la economía venezolana se derretirá totalmente.

La inflación es uno de los marcadores del fracaso, también la escasez o el crimen. Pero, más de 35% de inflación anualizada unida a 10% de aumento en los precios de alimentos en apenas un mes o el incremento de los productos agrícolas hasta 20,4% sólo en mayo, por mencionar algunos aspectos, sí que tumba gobiernos. No hay que hacer un recuento muy severo de la historia para encontrar cómo la población explota si los precios y la falta de comida se convierten en su forma de vida. Salvo Cuba.

No obstante, a pesar de que no hay claras señales de cambio por parte del gobierno heredero de los males del finado, sí se destacan declaraciones que pudieran marcar el paso adelante en la orilla del barranco. Más sensación de loquetera en grado de delirio genera afirmaciones como esta, también obra de Nicolás Maduro: "Hay un sobrecalentamiento del consumo. Eso ha afectado la inflación. Eso lo vamos a corregir, a resolver con más producción. Bueno, también estamos trayendo algunos productos".

Esto lo acompañó ordenando el uso de las reservas alimentarias para enfrentar la coyuntura, aunque las tales reservas no existen. Pura pantalla.

Esto apenas comienza.

erojas@eluniversal.com / Twitter: @ejrl



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (28)
páginas:
1 | 2 | 3 |
Por Fanny Arciniegas
12.07.2013
5:47 PM
Maduro no se va a encaramar, va a seguir hacia el precipicioporque por encima de todo esta las ordenes de los castros yahora su proyecto militaroide
 
Por Mario Ruiz
12.06.2013
9:56 PM
Doña josephina, no obstante, nos acaba de depositar sus sabias, intelectuales, entrañables y primorosas contribuciones, llenas de conmovedores, sublimes y desgarrados comentarios de su cursi y 'estreñida' mente.-jeje!!
 
Por nanci josefina salguera
12.06.2013
9:14 PM
nino jaramillo cacheteate y despierta de ese sueño,eso nunca va a suceder!!!
 
Por Juan Expósito
12.06.2013
8:04 PM
Anodino tu: Insignificante, insustancial.
 
Por Juan Expósito
12.06.2013
8:02 PM
Maduro no tiene la clase, la madera, para "llamar con honestidad y seriedad a todos los sectores", CON 11 MINISTROS MILITARES YA LO DEMOSTRÓ, ESTÁ ATRAPADO EL NO SE MANDA.
 
Por Daniel Rodriguez
12.06.2013
6:26 PM
Pero los culpables de todo este desbarajuste son los que desde un principio han acompañado al finado y ahora al elegido...porque no tuvieron la osadía de manifestar que esta revolución del siglo XXI, no tiene ni pies ni cabeza... esto empezó mal desde hace 14 años... lo que pasa también es que el finado no dejaba que nadie se manifestara en contra, aún haciéndole críticas constructivas.
 
Por Josep Khos-Gelcem
12.06.2013
4:47 PM
Hay demasiada malicia y resentimiento en los artículos que presionan en favor de la oposición venezolana. No obstante, ya que como oposición per se es bastante anodina y liderada por políticos de cartón con gorras, la oposición venezolana debería aventurarse en la industria cinematográfica en el área del espionaje cómico.
 
Por lilia white
12.06.2013
4:47 PM
Comienza y se alarga.....
 
Por francisco corral
12.06.2013
4:29 PM
Una de las herencias del finado es este ser amorfo. Recuerdo que el doctor Frankenstein del siglo 19 después de muchos estudios y experimentos, lanzó a la calle a un sujeto tan grande y con tantas debilidades que era torpe hasta la saciedad pues abrazaba y estrujaba, caminaba y se lo llevaba todo por delante, en fin era la torpeza hecha persona. Asemeja mucho al de marras, que en su torpeza, en vez de publicitarse a sí mismo, publicita al que ya no está, aún a sabiendas que la gran obra del ausente fue destruir un país y una sociedad, pudiendo éste cambiar el rumbo del país es tal el grado de ignorancia que sigue el camino de la vagabundería del relajo, del pillaje y de rodearse de inútiles como él. El barranco maduro.
 
Por José Pérez
12.06.2013
3:33 PM
Cucuteño ser muy cobarde. Por eso tanta mentiras.
 
páginas:
1 | 2 | 3 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar