Compartir

¿Camiones sin límites?

OMAR BAUTISTA B. |  EL UNIVERSAL
miércoles 12 de junio de 2013  12:00 AM
A propósito de la eliminación de las restricciones para el tránsito de vehículos de carga con peso igual o superior a los 3.500 kilogramos en todo el territorio nacional, a partir del 23 de enero para garantizar una mejor distribución de los alimentos, ya que se aduce que hubo fallas en el abastecimiento de los alimentos básicos durante las primeras dos semanas de enero debido a dichas restricciones, más de uno de los usuarios de la Autopista Regional del Centro, la Valle-Coche, la Caracas-La Guaira, la Caracas-Guarenas, entre otras importantes arterias viales del país, se preguntará si tal medida tomó en cuenta la cantidad de accidentes que muy a menudo ocurren con camiones, porque botan la cargan, se voltean, chocan, se encunetan, se accidentan, etc., no solo generando interminables colas que afectan a miles de vehículos, sino poniendo en riesgo vidas humanas.

En esta reflexión cabe citar varias consideraciones a revisar de la resolución aprobada, una de ellas es la de los camiones que superan los límites de carga permitidos ocasionando severos daños a las unidades, a la vialidad y puentes; y, la de los camiones que están rodando en Venezuela que ya han pasado su vida útil y están fatigados de tanta carga transportada a lo largo de muchos años.

Según los estudios del parque automotor nacional de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores "Favenpa", en Venezuela existen rodando 288.239 camiones de carga mediana y 53.381 camiones de carga pesada, de los cuales 94.805 de los primeros y 15.911 de los segundos tienen más de 15 años, que seguro, muchos de ellos, requerirían su renovación. Entendiéndose por renovación la introducción de una nueva unidad que sustituya la vieja unidad que sale de circulación y se convierte en chatarra para las acerías del país.

En Venezuela ruedan incluso de noche camiones sin luces; no es extraño ver diferentes tipos, los que no tienen luces delanteras, o solo una de ellas y/o le faltan stop o luces traseras y laterales, los cuales no deben circular ya que constituye otro peligro y de los cuales se han conocido lamentables episodios.

Otro factor no menos importante a revisar es el exceso de trabajo que podrían acumular algunos choferes de camiones, que no guardan el descanso necesario entre viaje y viaje, quizás, por hacerse de un mejor ingreso, que también ponen en riesgo sus vidas y las de otras personas.

En este sector se requiere una renovación constante de los vehículos de carga, una política permanente que estimule sacar de circulación las unidades que representan una amenaza incluso para sus propios conductores e incorporar unidades nuevas, y se establezca la capacitación para los nuevos choferes que se inician en el oficio, entre otros aspectos.

Una medida como la aprobada, que tiene un muy loable objetivo, debería solo aplicar a las unidades de carga con una edad límite, por ejemplo, menor a 15 años, cuyas condiciones de capacidad de carga, funcionalidad y seguridad se pudieran considerar aptas; que cumpla los límites de carga permitidos y ser conducidas por personas debidamente certificadas por su formación, experiencia y con el debido descanso, lo cual aseguraría el cumplimiento del objetivo planteado y ofrecería seguridad y tranquilidad a miles y miles de familias y personas que circulan a diarios por las principales arterias viales del país.

obautista@cantv.net


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar