Compartir

Bolívar en los Andes

Solo luchando por la vida de todos, sin distinción, podemos construir la patria bonita

MONS. BALTAZAR PORRAS |  EL UNIVERSAL
sábado 8 de junio de 2013  12:00 AM
Cuatro veces estuvo Simón Bolívar en Mérida, vencedor y aclamado, aunque la ciudad en los diez años que duró la guerra de Independencia, sólo tres estuvo bajo mando patriota y siete bajo los realistas. La Campaña Admirable, en su primer paso por los Andes venezolanos entre abril y junio de 1813, fue una exitosa osadía, en las que descolló su espíritu indomable de lograr la libertad de la patria naciente.

Corremos el peligro de exaltar en demasía los valores de la guerra. La Campaña Admirable, lo fue en la táctica militar, pero a costa de vidas y bienes. No estaba claro, en qué consistía ser libres, ni qué ventajas traía, proclamarse república. La libertad y la igualdad no se decretan y cuando se desatan las pasiones más bajas, la vida no vale nada. El Decreto de Guerra a Muerte destruyó las bases que requiere el edificio de una sociedad democrática.

Eliminar al contrario, pasarlo por las armas, lleva a la irracionalidad y la injusticia. De ello no se libró el Libertador. La sensatez tardó en llegar. El armisticio y la regularización de la guerra deben ser el espejo bajo el cual celebremos estos fastos. Y no, la exaltación de batallas, fusiles y lanzas.

Hace poco el Papa Francisco le habló así a un grupo de parientes de militares italianos caídos en las misiones de paz: "La guerra es el suicidio de la humanidad porque mata el corazón y mata el amor". "Nosotros hoy hemos venido a rezar por nuestros muertos, por nuestros heridos, ¡por las víctimas de la locura que es la guerra! Es el suicidio de la humanidad, porque mata el corazón, mata precisamente donde está el mensaje del Señor: ¡mata el amor!". A 200 años, persuadámonos de que no es con la muerte, sino luchando por la vida de todos, sin distinción, sin exclusión, como podemos construir la patria bonita, fraterna, en paz.

faustih.cronicas@gmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Kristina Kraus
08.06.2013
8:46 PM
Aunque con bastante reserva, Mons. Porras dices algunas verdades acerca de Bolívar. Es absolutamente irracional esa manía de endiosar a un hombre que cometió errores como cualquier mortal. Entre los más criticables: Mandar a fusilar a quien fue su amigo Piar, retar a la Naturaleza, proclamar el sanguinario e injusto decreto de guerra a muerte, su traición a Miranda,un dictador que quiso ser vitalicio... Lastimosamente, entre tanta ignorancia sobre la historia patria, mucha gente repite como un loro odas a Bolívar, sin conocer al personaje. Fue otro vendedor de ilusiones, un ególatra empedernido, enamoradizo, parrandero y enfermo de poder...
 
Por Luis Fernando Gutierrez Clavijo
08.06.2013
5:44 PM
Excelente su columna de hoy mi respetado doctor Porras y eso me trae a la mente cosas que uno guarda muy profundamente y no quisiera que afloraran nunca. Hay veces en las que nos parece una especie de herejia destacar decisones y actitudes tomadas por Bolivar quien nos fue impuesto siempre como una ser proximo a la perfeccion, un semidios a quien todo se le admira, se le excusa y se le acepta sin mayor analisis sopena de ofender su "sacra memoria" Soy de los pocos que piensa que esa Campanha Admirable fue en realidad un tremendo fracaso como lo demuestra lo efimero de sus resultados y la desbandada que se suscito en 1814, terminando asi la tal Segunda Republica. Pienso ademas que ese reconocimiento a Bolivar como: El Libertador, no fue mas que un atropellado acto irresponsable e ilogico y sin sentido alguno, en una guerra que en realidad comenzaba y prometia ser larguisima, dado el poco respaldo que los pardos, negros y muchos criollos ofrecia a la caausa.
 
Por nelson gonzalez
08.06.2013
11:37 AM
Y ud. cree que con amor, los infelices que hoy venden la patria al comunismo cubano, van a arrepentirse y entregaran lo robado?y entregaran el poder?. No se, yo tengo mis dudas.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar