Compartir

A Li

VERONICA PONTE AYALA |  EL UNIVERSAL
sábado 8 de junio de 2013  12:00 AM
"Es tan solo un tema de hormonas nana, eso pasará". Ly

Ellas se encuentran en todo nuestro organismo, transitando por cada vía que encuentren y causando altos o bajos según la función de cada una. En ocasiones son utilizadas en expresiones asociadas al control personal, cuando a algún simpático se le ocurre que el problema es solamente hormonal, quizá tenga razón o solo le resulta pertinente para el momento en el cual lo argumenta, pero en cualquiera de los casos, ellas sin duda hacen un efecto en cada uno.

Existen momentos donde al parecer "se alborotan", lo que indica que sufren ciertas alteraciones y nos causan cambios internos que no siempre entendemos o sabemos explicar pero son así; casi transparentes e invisibles sin caer en inexistentes, puesto que las consecuencias de sus movimientos, no todos lo pueden asimilar. Ocurre incluso hasta en los momentos más especiales, ellas no se cansan de transitar.

Desde el primer momento que te notifican que serás madre por ejemplo, ya ellas se encuentran haciendo bien su trabajo (desde hace rato) y entonces comienza ese camino de actitudes distintas y cambios frecuentes distintos a tu camino rutinario y a tus comportamientos. Comienza ese sueño, ese apetito que varía, transformándose en una capacidad por soportar más comida, esa sensibilidad que antes no tenías e incluso el llanto por asuntos distintos a los que siempre te han tocado. La cosa se pone distinta. Y tú, ni sabes que al final, todo va a pasar (como siempre).

En verdad nunca descansan, ni en el ejemplo anterior, ni en ningún momento, forman parte de ti y de todo esto, son creadoras y destructoras de tantas cosas, que probablemente se les escape de su entendimiento, ellas no están para eso y tú mientras tantos, no tienes nada más que puedas hacer, salvo dejar que vivan en ti y de vez en cuando escuchar a ese ser simpático a ver si en verdad tienes algo que puedas controlar.

El único requisito de todo esto es una apuesta por la vida sin parar, no te lleves algo que luego no podrás ni reparar, no abandones tanto solo por el juego hormonal; vive con ellas, pero no permitas que ellas te indiquen cómo vivir y menos aceptable el que dictaminen un hasta cuándo.

@la_veroponte


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar