Compartir

El factor confianza

VICENTE CARRILLO-BATALLA L. |  EL UNIVERSAL
sábado 25 de mayo de 2013  12:00 AM
La prosperidad sostenible en el largo plazo, será resultado de políticas públicas acertadas que refuercen la confianza de los agentes económicos. Desde la Gran Depresión de 1930, se sostiene que el gobierno debe afrontar fluctuaciones a corto plazo y sucesos desfavorables que comprometan la buena marcha de la economía, mediante su activa intervención en la gestión macroeconómica. Para ello dispone de instrumentos de política fiscal (control del gasto y de los impuestos) y de política monetaria (control de tipos de interés y del circulante). No siempre la intervención del Estado es benigna; los errores en esta materia, suelen pagarse con resultados adversos y sobre todo pérdida de la confianza.

En sociología y psicología social, la confianza se traduce en creencia que una persona o grupo actuarán de manera apropiada. Solo las acciones acertadas del ente público, medidas en función de resultados tangibles (aquí la simple propaganda no será para nada eficaz) servirán de natural refuerzo a la confianza. Y vaya si es importante para los agentes económicos, en la medida que asegura un grado razonable de regularidad en la gestión de gobierno y, sobre todo, predictibilidad.

La confianza es el fundamento esencial de toda relación humana. Sin la debida confianza, es imposible alcanzar propósitos que se traduzcan en bienestar colectivo, en crecimiento económico. Algo que debe ser recíproco: también el gobierno necesita confiar en la transparencia y aptitud de los agentes económicos. Y cuando existe confianza mutua, la relación de trabajo es llevadera y enriquecedora para las partes involucradas.

Hace tiempo que en Venezuela se perdió la confianza. De allí los miedos, el pesimismo, la incertidumbre y complejidad de las relaciones entre el gobierno y los agentes económicos. Mientras no se logre restablecer como valor fundamental en las relaciones gobierno-sector privado de la economía, será difícil salir de la crisis actual que nos agobia.

Restablecer la confianza de los inversionistas en las esferas real y financiera (especulativa) de la economía, es el gran reto de la hora actual. Hay una clara interdependencia entre ambos tipos de agentes económicos; la economía real, fundada en factores tangibles de producción, necesita de la economía financiera (dinamizada en el mercado de capitales) para poder operar a plenitud (esta se convierte en signo de bonanza, cuando los indicadores son favorables). Y al final, es otro factor de confianza.

vcbl@cantv.net


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar