Compartir

Entre togas y birretes

JUAN GUERRERO |  EL UNIVERSAL
jueves 16 de mayo de 2013  12:00 AM
  Los académicos, junto con los intelectuales y los creadores somos la consciencia crítica de una sociedad. Si bien pueden existir algunos de ellos que en momentos se adhieren al Gobierno para argumentar falsedades, que no pueden ser soportadas por la razón y la lógica, la consciencia cultural de un pueblo se fortalece siempre por el aporte de quienes sí ejercemos con dignidad este oficio.

   Los falsos académicos, los intelectuales colaboracionistas y los comisarios de la creación quedan al descubierto cuando ya no pueden seguir defendiendo lo indefendible y recurren a la mentira y el engaño.

   El país decente los conoce y sabe de sus andanzas. Desde hace 14 años a la universidad republicana, democrática, autónoma y popular se la ha querido intervenir para silenciarla. Otros gobiernos optaron por soluciones drásticas y bárbaras, allanando sus aulas y centros de investigaciones.

   Desde hace unos años este gobierno mal llamado socialista ha querido intervenirla utilizando una estrategia miserable y del más primitivo fascismo: cercarla presupuestariamente.

   La restricción presupuestaria no solo alcanza a los precarios sueldos del personal universitario –servicio, administrativo y docentes– también a la misma esencia del Alma Mater: la investigación, la extensión y la docencia.

   Las proyecciones de las universidades más avanzadas en esta materia (ULA, USB, UCV, UDO y UC) indican que de seguir esta restricción presupuestaria, dentro de 5 años ya no será posible hacer investigación de primerísimo orden en Venezuela.

   Para 2012 Venezuela descendió del puesto 6 al 7 por debajo de Brasil, México, Argentina, Chile, Colombia y Cuba, en el área de investigación aplicada. En nuestro país, de los centros de investigaciones ubicados en las universidades, se genera el 98,7% de la investigación como aporte a la construcción de la sociedad del conocimiento, traducido en proyectos y estudios que se aplican en provecho de la producción nacional.

   Por su parte, los aportes para el desarrollo de actividades extensionistas –vinculación universidad con la comunidad– se han  reducido a menos del 1% del presupuesto universitario. Eso hace prácticamente imposible generar actividades de acompañamiento con las comunidades, en las áreas socioculturales (deporte, cultura popular, asesorías académicas). 

   Mientras las áreas de investigación y extensión ven reducidos los aportes del Gobierno Nacional, la docencia universitaria –de aula, laboratorio y escenarios deportivos y artísticos– apenas sobrevive con el mínimo aporte. Los docentes en la generalidad de las situaciones, tienen que proveerse –ellos mismos o pidiendo colaboración a los estudiantes– para comprar marcadores, borradores y otros insumos pedagógicos. 

   Estas son, de una manera muy general, las urgencias que en la actualidad atraviesa la academia venezolana. Mencionando, además, los riesgos que deben asumir, tanto docentes, estudiantes y el personal administrativo y de servicios, frente a la pavorosa inseguridad que mantiene en zozobra a la comunidad universitaria venezolana. Mencionar ejemplos es rayar en la trivialidad.

   El acoso presupuestario del Gobierno, acentuado desde hace 5 años, responde a una calculada estrategia para intervenir las universidades sin usar la fuerza bruta del allanamiento militar-policial.

   Utilizando el cerco presupuestario está jugando al cansancio y abandono de los docentes, por los miserables sueldos que en la actualidad les mantiene. Es una vergüenza, una vulgaridad y una afrenta a la misma condición humana, cómo este gobierno fascista, marginal, inepto, corrupto y corruptor, utiliza a miembros de la misma comunidad universitaria, quienes, designados como ministros para el área universitaria, se prestan para servir de ejecutores de una solapada intervención.

   Tristemente la mayoría de estos ministros han salido de las aulas de la más prestigiosa y tradicional universidad, la Universidad Central de Venezuela. Duele decirlo, pero es la realidad. Sus mismos compañeros de aula, más de una vez casi les han tenido que suplicar para que atiendan los urgentes requerimientos y evitar las decenas de cierres técnicos que han debido enfrentar la casi totalidad de las universidades republicanas, democráticas, autónomas y populares.

   Nada justifica los miserables sueldos y salarios que devengan los universitarios en la Venezuela "bonita" del eslogan socialista del siglo XXI. Los universitarios también somos pueblo que hemos accedido, por sacrificio y empeño, a decantar nuestros saberes. Tenemos derecho a un trato digno, justo en nuestros salarios, así como en el presupuesto para el funcionamiento de nuestras casas de estudio.

Universitario que se mantenga en silencio frente a esta amenaza de intervención, se hace cómplice de este gobierno neoliberal, clasista y fascista.

camilodeasis@hotmail.com

@camilodeasis


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (7)
páginas:
1 |
Por Nolberto Maldoando
16.05.2013
5:12 PM
Muy buenos días.Yo no puedo entender como pudieron ser tan descuidados todoslos personeros universitarios que fueron gobierno en nuestro país manteniendo al profesorado de todos los niveles,con esos salarios de hambre.Durante los 40 años de era democratica,desfilaron con sus respectivos gobiernos hombres y mujeres cientos de ellos(a)egresados de las universidades,como pudieron ser tan injustoscon sus profesores(a).
 
Por Antonio Rodriguez
16.05.2013
2:43 PM
Y ahora el yerno en la vicepresidencia cargando toda su envidia y resentimiento en contra de la UCV... JAMAS LA PODRAN TOMAR!
 
Por Roco Vasil
16.05.2013
1:20 PM
POR 14 AÑOS EL DIFUNTO GOLPISTA, NULIDADES CACHUCHA ROJA Y VERDE OLIVA Y CHULOS CUBICHES HAN INTENTADO SIN ÉXITO APLASTAR LOS AUTÉNTICOS UNIVERSITARIOS VENEZOLANOS. Han probado adulación, acoso, atropello y cobardes decisiones judiciales. Los profesores, estudiantes y trabajadores de verdaderas universidades venezolanas rechazan sin concesiones la miserable entrega del país al PRIMITIVISMO Y ATRASO CUBICHE. Cavernícolas gorra roja se asombran porque ni trasnochado discurso comunistoide, ni atropellos, ni bloqueo presupuestario han servido para doblegarlos. Profesores, estudiantes y trabajadores de UCV, ULA, UDO, UCLA, USB, LUZ, UNET, UCAB, UNIMET y MONTE AVILA son demócratas, aman la libertad y rechazan corrupción, saqueo, perversidad, ineptitud y traición a la patria del atajo de pillos que entregan el Esequibo e infiltran sapos cubanos en cuarteles y oficinas públicas. SIN DUDA, LOS VENEZOLANOS DECENTES, CHAVISTAS O NO, APOYAMOS HONESTIDAD Y TALENTO DE LOS UNIVERSITARIOS VENEZOLANOS.
 
Por Luis Ramos
16.05.2013
12:45 PM
Comparto con el autor el hecho de los excesivamente bajos salarios de los profesores universitarios venezolanos. Nuestro salario debería al menos duplicarse para llegar a una condición en la que se le pueda exigir a un profesor actual que se equipare a sus colegas de otras universidades de primer mundo. Y es justo este último punto que debe ser discutido luego de que mejoren nuestros salarios, eso se debe a que se dice que un profesor canadiense gana hasta US $ 10.000,00, pero no se dice que para ganar eso se exige título de doctor, y una larga carrera académica ampliamente reconocida internacionalmente. En pocas palabras, lo que es bueno pal pavo, es bueno pala pava, nuestros salarios deben mejoran urgentemente, pero si queremos los beneficios que reciben en otros países, entonces debemos estar a ese nivel.
 
Por Pablo Cardona
16.05.2013
11:06 AM
A quienes pretenden ejercer control sobre la sociedad no les interesa la formación profesional y científica, por cuanto éstas pondrían al descubierto tales pretenciones. El régimen ejecuta con toda frecuencia acciones que persiguen mantener al pueblo bajo el temor de la carestía, escases, persecución implacable de la dicidencia, falta de empleo, ataque a la propiedad, violación flagrante a la Contitución, violación al debido proceso, delicuencia desatada y el evidente desconocimiento a la formación del futuro que está en las universidades autónomas; en pocas palabras han armado una estructura de CONTROL que tiene toda coincidencia con el Fascismo
 
Por francisco corral
16.05.2013
9:28 AM
¿Qué pasará con las denuncias de Henrique Capriles y la MUD sobre el fraude electoral del 14 de Abril?. ¿Esperarán a que se diluya en el tiempo para dar sus conclusiones y seguir comprando del mismo para alargar aún más la posibilidad de acudir a otras instancias en el caso de que no se encuentren suficientemente concluyentes las pruebas?. Señores enchufados en el Tribunal Supremo de In justicia, la verdad es una sola y por más que traten de comprar tiempo, la mentira tiene patas muy cortas y lo que se puede producir es un estallido social con su silencio. MUY A SU PESAR , LA JUSTICIA LLEGARA HASTA PARA PARA USTEDES.
 
Por JOSE NUNES
16.05.2013
5:50 AM
COMO QUE LA FORMACION DE ESES MINISTROS YA NO FUE TAN BUENA U FUE DEMASIADO BUENA PARA CUBA.?
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar