Compartir

¿Cuál revolución, cuál socialismo?

JUAN GUERRERO |  EL UNIVERSAL
jueves 2 de mayo de 2013  12:00 AM
   Desde la segunda mitad del siglo XIX Venezuela vivió poco más de 40 revoluciones, entre guerras, montoneras y alzamientos. La Independencia, la Guerra Federal, la revolución Azul, La Restauradora y hasta hubo una que dieron en llamar de La Sampablera.

   Esto de llamar a cualquier movimiento político-militar "revolución" no es cosa nueva. Lo nuevo es que la actual se ha adornado con una nomenclatura atractiva para darle apariencia de amplitud, lo que le da carácter de inclusión a los más desposeídos. Usados éstos como piezas de un gigantesco rompecabezas que puede montarse y desmontarse para hacerlo sentir partícipe y protagonista de una película de nunca acabar.

   Así las cosas, tanto quienes se dicen revolucionarios como quienes se les oponen creen que están viviendo una experiencia inédita en la Venezuela del siglo XXI. Para que se sepa, hubo un presidente que se creyó francés, más aún, parisino y le dio por hacer de Caracas una segunda París. Se hizo erigir estatuas. Una de ellas en una esquina del mismísimo Congreso Nacional hoy Asamblea Nacional. Otro más murió y mientras lo llevaban a enterrar los opositores se enfrentaron y el féretro quedó a mitad de la calle por unas cuantas horas.

   Decimos esto para que se conozca que las revoluciones han traído siempre atraso y pobreza de pensamiento, mientras a sus líderes se les ha antojado buscar protección extranjera para aferrarse en el poder. Unos se mantuvieron tres siglos al amparo del imperio español, otros se vincularon a Francia e Inglaterra, otros más a Estados Unidos de Norteamérica, mientras estos últimos lo hacen con Cuba.

   La palabra revolución, por principio, otorga un halo de cierto misticismo, cierto aire juvenil, de perpetuidad en el poder, de constante cambio y derrumbe de lo viejo, de aquello anquilosado y ruinoso para establecer algo que no se sabe qué será pero su cercanía se convierte precisamente en eso, en objeto de discusión y búsqueda "teórica" nunca alcanzada pero siempre añorada.

   Entonces ocurre que viene como anillo al dedo colocarle a la palabra revolución un complemento, "socialismo" para obtener la ecuación perfecta que permite instalarse en el trabajo buscado: construcción de una sociedad socialista. Y en esto sí que hay ventaja en quienes detentan el poder en la Venezuela actual. Medraron al amparo del Estado por más de 40 años, leyendo y discutiendo doctrinas y haciendo círculos de estudios, mayormente en los cafés de Sabana Grande, donde hasta inventaron una República (del Este) y demás.

    Eso se les permitió y hasta a más de uno de estos actuales ministros, gobernadores y presidentes de institutos autónomos, les otorgaron becas y pensiones. La llamada izquierda venezolana vivió sus años de persecución pero también sus años dorados. Por eso al escucharlos hablar son una preciosura discursiva producto de su práctica teórica, pero jamás han sido capaces de dirigir una empresa, un ministerio ni aun, una junta de condominio.

   No es cierto que la actual situación se pueda llamar revolución ni mucho menos de construcción alguna de sociedad socialista. Es una usurpación terminológica para ocultar la verdadera razón que es la de un gobierno del Estado profundamente corrompido y corruptor que en la práctica es de naturaleza marginal. Y esto sí es lo innovador. El hacer del Estado venezolano de los últimos 25 años ha ido degenerando hasta alcanzar niveles de marginalidad absolutos que traen como consecuencia, los resultados que diariamente se observan: aumento de la criminalidad, asaltos, corrupción en todos los niveles de la sociedad, ausencia de protección al ciudadano en su hacer cotidiano.


   En una realidad como la actual donde el Estado, a través de su gobierno, es el primer transgresor de la legalidad, los ciudadanos no tienen otra opción sino la de organizarse a través de sus más cercanas formas de existencia: juntas de vecinos, cooperativas, asociaciones, gremios, ONGs, partidos políticos, redes sociales alternativas para enfrentar al Estado y su gobierno. El nuevo orden socio-político será el resultado de una interacción organizada de los ciudadanos que nos negamos a irnos de nuestro país y de manera inteligente y constante, ofrecemos luces y actos coherentes de respuesta ante el atropello de un Estado y su gobierno que usa todo su poder, incluso la injerencia de personas extranjeras: cubanas, nicaragüenses, bolivianas para imponer un modelo de vida ajeno a la idiosincrasia y tradición de la cultura venezolana.

camilodeasis@hotmail.com

@camilodeasis


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (6)
páginas:
1 |
Por Demetrio Davila
02.05.2013
2:35 PM
Todo este gobeirno es un gigantesco circo sin cabeza ni pies, una locura montada con el fin de aferrarse al poder.
 
Por Lizandro Linares
02.05.2013
8:17 AM
Excelente...
 
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
02.05.2013
7:29 AM
UNA REVOLUCION DE PENSAMIENTO Y OBRA TOTALMENTE BOLIVARIANA EN SU ESCENCIA Y UN SISTEMA SOCIALISTA DEMOCRATICO DEL SIGLO 21 CON OPERACIONES ORIGINALES ABSOLUTAMENTE.......PARA USTEDES LA PALABRA REVOLUCION ESTA ASOCIADA O RELACIONADAD CON UNA ESPANTOSA SICOSIS "CASTROCOMUNISTA"" QUE LOS ESTA CONSUMIENDO DE IRRACIONALIDAD
 
Por brenda nucci
02.05.2013
6:46 AM
CHAVEZ INTENTO IGNORAR LA VOLUNTAD DEL PUEBLO CUANDO PERDIO LA REFORMA CONSTITUCIONAL PARA GOBERNAR 3 PERIODOS, INTENTO HABILITANTES, ENMIENDA, ELECCIONES, ETC PERO AL FINAL NO GOBERNO NI UN SOLO DIA DE ESE 3ER PERIODO...AHORA NICOLAS INTENTA IGNORAR LA VOLUNTAD DEL PUEBLO CUANDO LE DIJERON QUE PREFERIA A CAPRILES COMO PRESIDENTE, NO LO LOGRARA...ES CUESTION DE TIEMPO..
 
Por Carolina Perez
02.05.2013
6:35 AM
Diria Oscar Yanes : ASI SON LAS COSAS!
 
Por Ernesto Herrera
02.05.2013
12:37 AM
Este es solamente puro BS
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar