Compartir

Educar para la convivencia no es tan difícil

Los mensajes y actuaciones contradictorias, no solo no educan, sino que restan

LUISA PERNALETE |  EL UNIVERSAL
martes 30 de abril de 2013  12:00 AM
Tomo prestado el título de un libro de Manuel Segura SJ (Segura, 2005). Me gusta ese libro y me gusta su título. El Padre Segura no dice que esta misión sea algo fácil, pero afirma que tampoco es imposible, y me parece pertinente que tratemos este tema en estos momentos que vive el país, la violencia y la polarización reinante puede hacer pensar que "no hay nada que hacer".

En las escuelas sabemos que no es fácil, pero sabemos también que es nuestra principal tarea. No es fácil porque educar para la convivencia pacífica supone mucha paciencia y mucha coherencia. No se aprende a convivir en paz por celebrar el abrazo en familia una vez al año, o por decorar el aula con palomas de la paz. Es un trabajo de todos los días para que el niño y la niña se acostumbren a respetar al otro, para que puedan ver que siempre hay varias soluciones a los problemas, para que desarrollen su capacidad de pensar antes de actuar.

Paciencia, perseverancia. Desde que nace el niño y todos los días hasta que tenga conciencia autónoma. Sentidos bien afinados para poder escuchar al otro. Marco ético para rechazar la violencia venga de donde venga, y rechazarla siempre -no hay violencia buena y violencia mala, toda violencia es mala.

Expresar sentimientos

Paciencia, perseverancia y herramientas. No basta con proclamar la paz todos los días, se necesita saber resolver las diferencias por vías pacíficas, manejar adecuadamente las emociones y sentimientos, esto es, expresar lo que sentimos para que no se vuelvan resentimientos, que abren heridas y amargan la vida, también es administrar la rabia -no es no ponernos bravos sino evitar reaccionar de manera violenta y desproporcionada. Eso vale para el padre y la madre, y vale para el educador... y vale para el dirigente político, puesto que estos también educan al tener el poder para influir en otros. Quien tiene poder para aparecer cada rato en la televisión, tiene poder para modelar y eso lo convierte en educador o en des-educador.

Se necesita coherencia, mucha coherencia, pues los mensajes y actuaciones contradictorias, no solo no educan, sino que restan. Si usted aspira que sus hijos sean amorosos, trátelos con amor, si quiere que no sean gritones, no les grite. Si quieren que le respeten, respete usted primero porque tiene como padre, madre o educador, más autoridad -más poder - que ellos. Eso vale también para el gobierno. Si habla de diálogo, dialogue, extienda la mano primero. Si no le gusta su eco, cambie su discurso, como dice Lay Ribeiro. Si cree en la paz, actúe pacíficamente.

lpernalete8@gmail.com

www.cfipj-feyalegria.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por angel yrig
30.04.2013
8:26 AM
ERROR,ESA PAZ QUE HABLAN TODOS HASTA LA SACIEDAD NO SE DARA COMO DEBE CONCEBIRSE, POR UNA SENCILLA RAZON, EN VEZ DE LEER A AL LIBRO DE MANUEL SEGURA, NO SE DEN MALA VIDA VAYAN TODOS COMO LECTURA OBLIGATORIA MAS AUN QUE LA CONSTITUCCION DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA, Y SERIA FEO INVOLUCRAR PERO NO ES MENOS CIERTO ELLA TENGA UNA POSTURA MEDIANAMENTE SENSATA, COMO LA BIBLIA ,PERO AL TEXTO QUE LOS REMITO, ES EL MANUAL DE MANUEL ANTONIO CARREÑO, ES UN CLAMOR DE EL ESTADO, ES CLAMOR DE LA NACION, LA SOCIEDAD EN ABSTRACTO GUIME PARA QUE LE DEN UNA LECTURA PASIVA A FIN DE QUE ENCRUSTADO EN SU DIARIO CONVIVIR , DEBE SER UNA LECTURA OBLIGATORIA ANTES DE LEER UN LIBRO DE CUALQUIER COLOR, O LEERSELAS INTIMIDADES DE ALGO O DE ALGUIEN, CUESTA PERO LES DEJARA A LOS POLITICOS DE TODO NIVEL Y DE TODAS LAS AGRUPACIONES , A LOS QUE TIENE LA DIGNA TAREA DE INFORMAR, NO CON COMERCIALES SINO CON EJEMPLOS , A TODOS LO CIUDADANOS ANTES O DESPUES DE APRENDER A LEER ES LECTURA OBLIGATORIA ESTA EN JUEGO LA MORA
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar