Compartir

¡Aquí todos andamos muertos!

AGUSTÍN BLANCO MUÑOZ |  EL UNIVERSAL
viernes 26 de abril de 2013  12:00 AM
En el artículo anterior (19/04/13) llamó la atención nuestra tesis de que el 15A-13 comenzó  la fase más  dura de la llamada historia republicana de este expaís. Faltó decir que aludimos a una fase del difícil período que se inicia el 27F-89, tiene continuación el 04F-92,  el 06D-98 con el triunfo de presidencial de Chávez y que se extiende hasta hoy.

La mayoría de los reparos mencionan los muchos otros momentos de violencia y muertes. Se alude a la Independencia, Guerra Federal, dictaduras como las de Castro, Gómez, Pérez Jiménez, la lucha armada de los sesenta o el tiempo que va del "Caracazo", con su gran registro de muertes, a la defenestración de Carlos Andrés Pérez en mayo de 1993, y su consecuente inestabilidad e ingobernabilidad.

Se pierde de vista, sin embargo, que esta situación no puede verse sólo desde el insuficiente prisma de la  cuantificación. El momento actual presenta una síntesis de males agolpados. Un tiempo lleno de vacíos, incertidumbre, desgaste humano-espiritual, miedo ante la maquinaria del crimen y la represión, y de liquidación espiritual.

Estamos ante una sociedad regida por todo tipo de desafueros, perdición, superficialidad, agotamiento. Bien lejos de todo aquello que sea capaz de mantener en alto la perspectiva de vida del componente social. Es la sociedad de un tiempo sin vida. Sólo portadores,  diría el Maestro J.D. García Bacca, de una cuasi vida que, por desgracia, ni siquiera llegamos a entender en su justa proporción.

Y esto se siente con gran nitidez cuando se nos coloca en plan de cumplidores de órdenes dadas por las vías mediáticas. Así salimos a la calle unos a protestar contra el régimen y otros a defenderlo del grito, la cacerola o la piedra seguramente con las mismas armas o con otras supuestamente más pesadas y "convincentes". El sin sentido acompaña así al sin vida, como en ningún otro momento de nuestra historia. 

No es verdad que aquí hay gente polarizada buscando independencia, soberanía, patria socialista. El verdadero anhelo del colectivo es ir más allá de este proceloso ambiente político, incapaz de ofrecer perspectivas a la situación de aplastamiento que recae sobre el conjunto de individuos que supuestamente constituye una estructura social.

Por eso cuando revisamos el interior de nuestra supuesta entidad social lo que vemos es una suma de individuos, cada quien atrapado en medio de nuestra particularidad, por un ambiente donde prevalece la amenaza permanente de muerte.  Algo que nos coloca en un tiempo copado por la guerra y las ansias de destrucción.

¿Y cómo llegamos a estar todos regidos por el estatuto y predominio de la muerte?

Esto ocurre en un expaís portador de  una inmensa riqueza llamada, en principio, a proporcionar la mejor vida a la gente de estas tierras. Pero los males que arrastramos nos apartan de esa posibilidad. Por esto la inmensa mayoría de la población lleva sobre sí el terrible peso del petróleo. Una especie de conciencia o subconciencia  de que todos somos ricos y  autorizados para  incursionar por el privilegio y la ostentación.

En el fondo impera un gigantesco cuadro de infelicidad o de supuesta felicidad, en el cual predomina la mentalidad "reparto petrolero". Y  en esta dirección no hay  separación en el pensamiento  de ricos y pobres unidos al petróleo. Una   terrible paradoja: conformar verdaderos y supuestos ricos.

Por esto  la llamada "revolución bolivariana y socialista" se abre campo a partir de un programa que tiene como punto central el reparto  de la renta petrolera, a partir del alza de los precios. Con esa base se adelanta hoy un populismo de la estatura del barril a 100 o más dólares. Un propósito que se junta al viejo esquema de la política que tiene en el caudillismo su principal motor de acción.

Un hombre con liderazgo mesiánico, heroico y carismático está al frente de esta empresa de supuesta reivindicación del pobre y al servicio de la dignidad de las mayorías. Este es el discurso que se vende por tres lustros y que se agota con la muerte de quien hemos calificado como el último de los caudillos de la escuela liberal-positivista que llena los siglos XIX, XX, sin que tenga asidero la posibilidad de formar sucesores que calcen con los lineamientos de aquel código.

Nos encontramos ahora, en consecuencia, ante una realidad con una nueva arista para la preocupación. Este expaís no cuenta hoy con un liderazgo que registre alguna solidez. La improvisación es su principal rasgo. En cuatro meses la alta dirección de Venecuba decide salvar la situación creada por la falta de sucesión y decide impulsar un sustituto de Hugo Chávez que ni él ni nadie antes pensó que podía ocupar tan importante responsabilidad.

En forma agresiva se hace el señalamiento: el sucesor para que continúe esta revolución debe ser el designado por el caudillo y jefe único de la revolución. El arma de lucha fundamental es el culto al héroe y la manipulación afectiva. Se trata de hacer valer  en todo sentido y dirección "la conexión afectiva del líder con su pueblo". A la larga esto funcionó aunque no en la proporción que se pensó y cuando Maduro es proclamado presidente se le señala como afiliado a la vía del fraude-trampa.

A la hora de la victoria del esquema planteado y personificado en Nicolás Maduro, alcanzado apelando al bien manoseado instrumento del fraude-trampa, crece la confrontación, inestabilidad, y el desgaste humano para la colectividad.

En efecto, hoy recae sobre el colectivo un mayor peso politiquero. Las dos fracciones avanzan en su acción manipuladora para atribuirse su predominio. Unos certificados como ganadores y otros que se sienten triunfadores y en consecuencia impugnadores. Para ellos  se trata de dos Venezuela, la de uno y la  del otro. Y la población debe permanecer dividida en dos polos, representados por dos presidentes.

Hemos llegado indiscutiblemente al albañal de la política, al sitial donde la politiquería ve crecer sus espacios con empeño y dedicación.

En este sentido las oposiciones-MUD acusan al Hijo del Golpista Presidente (HGP) de ilegítimo. Y éstos a los opositores de andar tras un plan golpista. Se habla de una supuesta división en la estructura militar en la cual habría una parte en desacuerdo con todo propósito fraudulento y proclive a apoyar la solicitud de auditoría y hasta la de nulidad de las elecciones del 14A.

Este discurso tiene los rasgos propios de la superficialidad y el vacío. Es la más palmaria acción de una politiquería que carece de perspectivas y que se siente  atiborrada de angustias, persecuciones, descalificaciones y  demás actos negadores de la vida.

Nadie puede negar hoy y aquí que la muerte ronda por todas partes y que la política en general está hoy directamente conectada con el imperio de la muerte vigente y creciente en este expaís.  ¡Qué historia, amigos!

abm333@gmail.com 
@ablancomunoz


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (6)
páginas:
1 |
Por Danilo Tortosa
26.04.2013
1:12 PM
Su artículo de hoy, Sr. Profesor, nos muestra un estado de ánimo depresivo que le permite llegar a poner al gobierno y a la oposición dentro de la misma olla, como si es que ambos tuviesen muchas cosas en común. Entiendo que UD ha sido por años crítico de lo que UD llama oposiciones. Sin embargo me es ahora incomprensible que, tras los acontecimientos de los últimos meses causados por el peso creciente de la bota autoritaria, no se haya percatado que se ha encendido hoy en Venezuela una nueva luz de esperanza que nos ha ofrecido el pueblo venezolano, el cual nos indica con sus votos que nos aproximamos al final del proyecto político VeneCuba, ese que UD así define. Entre las tinieblas en que vivimos se divisa la luz de un cambio inevitable que no puede existir sin la voluntad popular. Aquí sólo los que no quieren ver y no quieren tener fe son los que andan muertos. ¡Póngase sus pilas y alpargatas para que todos podamos festejar pronto un buen joropo llanero! y ¡Qué historia amigos!
 
Por hipolito morales
26.04.2013
11:19 AM
si labastidas definitivamente este pais cambio', cambio' por un pais de gente que vivia de su trabajo con gobiernos honestos, decentes y respetuosos, cambio' por un pais que se esta llenando de parasitos que viven de las limosnas que le da el gobierno para que los sostengan. esa pandilla de corruptos quiere seguir en la gran vida con los recursos que ahora fraudulentamente se quieren seguir gozando, si labastidas definitivamente este pais cambio.' el unico problema que veo despues del cambio es que el grupo de corruptos, ya no estan satisfechos con la corrupcion y los robos, estan generando sadismo, gozan haciendo sufrir, estan como el tipo que se casa con una mujer docil que como la ve asi piensa que la puede golpear y maltratar impunemente hasta que se le aparece un familiar de la mujer, desconocido para el, que le mete una ... de ...y lo deja pidiendo perdon mirando languidamente al infinito.
 
Por Ana White
26.04.2013
10:03 AM
ANDAMOS MUERTOS. Mientras no perdamos el miedo, la angustia y/o el temor; mientras sigamos optando por la huida, la sumisión y la indiferencia, SEGUIREMOS ANCLADOS en la provisionalidad de lo individual E IDENTIFICADO con lo efímero, con lo fugaz. MUERTOS, pues, aunque queramos engañarnos diciendo que vivimos. Ya es lo suficientemente difícil vivir en un país gobernado por el hampa, para también vivirlo en donde la Constitución no vale nada. Andamos muertos, viviendo de amenazas en amenazas, en provocación, tergiversación y mentiras. Y como buenos muertos, NADA HACEMOS. Es triste.
 
Por Guillermo Jose Moreno Olivares
26.04.2013
9:32 AM
Yo lo que veo es VIDA Y JUVENTUD por todas partes.Veo a un pueblo en su MAYORÍA MUY JOVEN que ha tomado el futuro en sus manos.Que se ha levantado a luchar cono nunca antes en la historia de este país.Usted revise la edad promedio de los ministros de este gobierno.Examine la edad promedio de los miembros del PSUV.Este es un país JOVEN y lleno de VIDA.Los que ADORAN Y HACEN CONSTANTE REFERENCIA A LA MUERTE son los que la PLANIFICAN Y EJECUTAN.Los que la tienen como INSTRUMENTO DE DOMINACIÓN .Los que la usan como ACTO TERRORISTA para conseguir sus objetivos.La muerte huy en Venezuela tiene la marca de una EXTREMA DERECHA que no tiene limites en sus deseos de reconquistar un poder que luce TOTALMENTE LEJOS DE SU ALCANCE.Solo UNOS POCO INSISTEN en HABLAR DE LA MUERTE EN ESTE PAÍS.LAS MAYORÍAS ESTÁN CONSTRUYENDO ...LA VIDA!!!!.
 
Por esther ayuso
26.04.2013
7:49 AM
el comentario "nuestra nacion cambio para siempre" es la unica verdad que se le puede engrapar al comentarista.....que detras de los bastidores pregona la CAS-TRAcion de un pais....pajarito #1 ...ya se fue o se lo llevaron.....pajarito #2 %#!!!
 
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
26.04.2013
5:35 AM
SI USTEDES SE CONSIDERAN QUE ESTAN MUERTOS POLITICAMENTE PORQUE ESTAN DERROTADOS POR 4TA VEZ CONSECUTIVA PUES NI MODO,ES UNA CONCLUSION QUE LAMENTABLEMENTE NO ES CULPA DE NADIE SINO DE USTEDES MISMOS Y ESA NEFASTA DIRIGENCIA OPOSIORA QUE NO QUIERE RCONOCER QUE NUESTRA NACION CAMBIO PARA SIEMPRE Y QUE EL PUEBLO DE VZLA AUNQUE SEA MAYORIA POR POCOS VOTOS LES VOLVIO A MANIFESTAR QUE NO LOS QUIERE EN MIRAFLORES POR LO MENOS POR 6 AÑOS MAS...EN TODO EL MUNDO SE PRODUCEN MUERTES POR INSEGURIDAD,TERRORISMO,ACCIDENTES,TERREMOTOS Y CUALQUIER OTRO DESASTRE NATURAL Y LOS QUE ESTAN EN CONTRA DEL GOBIERNO COMO QUE VEN LA VIOLENCIA SOLO EN VZLA Y POR ESO VIVEN DIA Y NOCHE CONDENANDO AL GOBIERNO POR ESO...A LA FINAL TENDRAS QUE RECONOCER AGUSTIN BLANCO QUE NUESTRA PATRIA TIENE UN RUMBO DEFINIDO CON LA REVOLUCION BOLIVARIANA QUE USTEDES QUIEREN DESCONOCER COMO LO HAN ESTADO HACIENDO ULTIMANMENTE CON EL PDTE LEGITIMO Y CONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VZLA
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar