Compartir

El farsante asistido

EDILIO PEÑA |  EL UNIVERSAL
martes 23 de abril de 2013  12:00 AM

El Derecho en las dictaduras busca separarse de la ética para convertirse en ley. En su nuevo orden jurídico, no habrá de ser la ética la que prevalecerá, sino la conveniencia que simule a la ética. La mentira debe fingir la verdad. Todos los poderes del Estado trabajarán en función de ese objetivo que  instituye la farsa. En Venezuela se abonó ese sendero arbitrario al convertir las acciones delictivas del Gobierno en ley, independientemente de que la Constitución las prohibía. Hugo Chávez inauguró esa modalidad con decretos que realizaba en medio de arrebatos verbales, y los destinatarios de sus violaciones -partidarios como adversarios- parecían acostumbrarse a esa manera tan particular de violar el Estado de Derecho.

Nadie pudo contener a esa "figura ridícula" –como lo denominara Mario Vargas Llosa–, porque hasta de los referendos, ésta se burló, o cuando los perdía, presa de la ira y la envidia, arremetía contra la imagen de algún cuadro del palacio de Miraflores. La propia Asamblea Nacional le dio poderes habilitantes ilimitados, que anulaban el Poder Legislativo. La razón o la excusa para otorgárselos, lo justificó un desastre natural que se hacía necesario para activar el socorro del Estado. Ese absurdo inimaginable, soportado por la mentira, fue impuesto al país como parte del Derecho, y de nuevo, el hecho se convirtió en ley para desmantelar el Estado democrático venezolano. Hugo Chávez no sólo fue el primer presidente que más mentiras dijo en la historia republicana, sino el que más se sintió orgulloso de ellas. Eso lo hizo el fenómeno político más impúdico, mordaz y terrible de la América Latina. Sin embargo, Chávez sería superado por su heredero político, Nicolás Maduro, pocos meses después de su fallecimiento. Aunque el doble siempre resulta ser la mascarada más burda y torpe de la mentira, destinado a hacer metástasis en un tiempo más corto.

La voluntad popular venezolana ha sido arrebatada por el árbitro –CNE– de las elecciones presidenciales, al negarse a contar el cien por ciento de los votos emitidos en el sufragio reciente. A pesar que ambos candidatos, accedieron a tal fin, para despejar  sombras que habían oscurecido el proceso electoral. El ventajismo oficial y más de tres mil delitos electorales, son parte de esas sombras. Pero, repentinamente, la presidenta del CNE se precipitó a juramentar al candidato oficialista como Presidente de la República, y éste, violentando el pacto que ante sus seguidores y los medios de comunicación había hecho público, obvió la exigencia moral con la cual se había comprometido. Fue cuando se quitó la máscara, para mostrar, nuevamente, al pesado y deleznable mentiroso. En ese acto de proclamación, el candidato oficialista no sólo se convertía en presidente ilegítimo de Venezuela, sino que le daba continuidad al delito de haber sido presidente encargado sin merecerlo, así como a la grave irregularidad de haberse postulado como candidato presidencial, cuando  tampoco le correspondía.

El origen de esta violación al Estado de Derecho, comenzó cuando el Tribunal Supremo de Justicia estimó innecesario la juramentación del presidente elegido el 7 de octubre del 2012 por hallarse gravemente enfermo, pero una vez muerto éste, el Tribunal Supremo colocó en el cargo de la alta magistratura al Vicepresidente de la República, y no al presidente de la Asamblea Nacional  a quien le correspondía por ley y derecho. Fue cuando la mentira había comenzado a convertirse en farsa y desparpajo.

Para restituir el Estado de Derecho desde la verdad, Henrique Capriles, líder de la oposición venezolana, ha establecido una hoja de ruta con la cual ha convocado a toda Venezuela. En estos días, lo hemos visto crecer con genio táctico y estratégico. No sólo cuenta con la mitad de las mayorías, sino que la otra mitad ha comenzado a sumarse a su causa. Lo inédito es que miembros de los propios servicios de inteligencia y de la Fuerza Armada, le facilitan información para que sortee los obstáculos tramposos del régimen de facto. En cambio, el farsante de Miraflores, se extravía en la desmesura, y consulta  por no saber cómo conducirse con esa investidura que no le pertenece. Por su parte, Raúl Castro, apuesta a romper esa hoja de ruta propuesta por Capriles para que Venezuela derive hacia una guerra civil. Porque este viejo zorro sabe que en el mundo ya se le agotaron aquellos países a quien chulear; a cambio de pobreza, violencia y mentira que es lo único que exporta Cuba como Estado. Por eso apura, a que en Venezuela se instale la mentira no sólo en la política, también en el modo existencial del venezolano. Esa aberración que obliga a creer a la mayoría de los cubanos, que viven en la isla de la felicidad, mientras oyen canciones de Silvio Rodríguez y Pablo Milanés.

edilio2@yahoo.com

edilio_p


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (28)
páginas:
1 | 2 | 3 |
Por Carlos Braca
23.04.2013
10:56 PM
Suscribo totalmente lo expresado por el columnista; aunque soy optimista al creer que los venezolanos somos las personas ms crticas del planeta y que ms temprano que tarde nos vamos a devolver el sistema poltico (verdaderamente democrtico) que nos merecemos. Saludos desde Puerto Ayacucho.
 
Por Amazonas Suez
23.04.2013
7:00 PM
La desventura del pueblo venezolano no tiene límites: el único país que paga para que lo gobiernen. Se dice que debemos muchos al pueblo cubano....yo soy de las que están en contra de tamaña mentira, pues los servicios que prestan los profesionales y los sapos de la isla están mas que pagos, multiplicados por los menos 10 veces cada uno y cuidado si mas. Lamentablemente hemos tenido 15 años de repeticiones para convencer al pueblo de que es así. Se ha llegado al punto de hacer que muchos de nuestros jóvenes prefieran el gentilicio cubano al hermosísimo venezolano y especialmente en nuestras fuerzas armadas y organismos policiales se rinde culto a las figuras de la isla. Pero no, me resisto a creer y estoy convencida de que la gran mayoría ama a nuestra Venezuela y sus símbolos patrios lo suficiente como para no permitir que se sigan pisoteando nuestros símbolos y nuestra idiosincracia en favor de la que tanto ama el usurpador y traidor de nuestra amado país.
 
Por Antonio Camargo
23.04.2013
4:56 PM
El gobierno que duraría mil años de repente explota en las manos de sus herederos. La mentira es efímera, la verdad prevalece. Un gobierno que usó su enorme poder y sus casi infinitos recursos, no para dar bienestar a su pueblo sino para reclutar, mediante la generosa chequera petrolera a gobiernos extranjeros, cavó su propia tumba. El pueblo, ateniéndose a sus promesas de ríos de leche y miel que nunca saborearon, se cansó de la mentira y cobró por ventanilla y de contado. Las costuras del gobierno, bien camufladas, fueron haciéndose visibles, el vestido tejidopor los tejedores charlatanes de una isla caribe, dejó ver la desnudez del rey y se hizo evidente la mentira. Ahora Maduro anda con traje prestado varias tallas más grande, que, paradójicamente, deja ver su desnudez.El barco que pretende dirigir está haciendo agua por todos lados,timón ya no obedece a su capitán y como el Titanic insumergible,la revolución de los mil años, va camino irreversible al encuentro con su iceberg.
 
Por juan jose rangel aponte
23.04.2013
2:05 PM
señor malaespina.usted todavía esta creyendo a esta altura que se va a repetir las elecciones.pero caramba que mundo de fantasía vive usted . debería de irse a vivir . a walt disney.y le recomiendo que vaya a la farmacia y se compra un frasco de resignación por que no abra elecciones sino hasta el 2019 ...
 
Por Ana White
23.04.2013
1:58 PM
Alguien lo dijo: "El fraude es complacer a un difunto. El gobernante espurio forjó una nueva mayoría. Esa es la única tendencia irreversible. La celebración del fracaso, es el peor de los lutos". "Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis porque os falta razón y derecho". Miguel de Unamuno
 
Por Gil Castillo
23.04.2013
1:57 PM
JEJE.. PARA DIRIGIR UN PAIS HACE FALTA HONESTIDAD, TALENTO Y RESPETO AL CIUDADANO. Hace 14 años Vzla. fue asaltada por la barbarie, ineptitud y mediocridad. Hace 14 años un golpista y trogloditas cachuchas roja y verde oliva imaginaron que para dirigir y administrar a Vzla. bastaba si acaso, haber administrado la cantina de un cuartel; haber lanzado piedras y bombas molotov a las puertas de la universidad; manejar autobuses o enardecer turbas de mercenarios disfrazados con gorra roja.. JEJE
 
Por corina linarez
23.04.2013
1:23 PM
SI CAPRILES HUBIERA PERDIDO LAS ELECCIONES NO TENIAN PROBLEMAS EN CONTAR LOS VOTOS YO ESTOY CANSADA DE VER LA GRAN TRAMPA QUEHICIERON PARA TAPAR QUE YA LA GENTE SE CANSO Y NO QUIERES MASMENTIRAS YA PORFIN DESPERTARON DE ESTE ENBRUJO QUE LO TENIAN CON TANTAS MENTIRAS
 
Por Almaluz Díaz
23.04.2013
1:00 PM
Usted, Sr.Edilio Peña, ha expresado muy bien lo que he venido pensando en estos últimos días, acerca de la mascarada que estamos viviendo. Lo peor es que todos, absolutamente todos sabemos que es una farsa y, sin embargo, se mantiene.
 
Por Fernando Cardenas
23.04.2013
12:52 PM
Es la mejor radiografia del totalitarismo venecubano
 
Por Gil Castillo
23.04.2013
12:46 PM
!ESTO ES CHAVEZ Y MADURO!.. El bolívar re que te devaluado. Inflación segunda más alta del mundo. Un millón de millones dólares saqueados. Pdvsa incendiada y empresas básicas arruinadas. Miles de venezolanos asesinados y sus cadáveres desparramados en morgues. Falta de dólares, alimentos, víveres, repuestos, agua, vivienda, electricidad y gas. Hospitales sin médicos, equipos ni medicinas. Niños escarbando basura. Acoso a talentosos profesionales, estudiantes y trabajadores que huyen del país. Toneladas de comida y medicinas podridas. Escuelas derruidas. Metro destrozado. Bancos quebrados. Miles de desempleados, pensionados y damnificados abandonados. Calles y vías destruidas repletas de basura. Asalto a tierras, empresas y viviendas. Acoso y bloqueo de presupuesto a auténticas universidades. Entrega del Esequibo. Miles de espías cubanos husmeando en cuarteles y oficinas públicas.. MILLONES DE VENEZOLANOS RECHAZAMOS EL CHAVISMO Y LES ACUSAMOS DE TRAICION, SAQUEO Y DESTRUCCION DE VZLA.
 
páginas:
1 | 2 | 3 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar