Compartir

¿Dónde queda Venezuela?

MARIANA SUÁREZ DE MENDOZA |  EL UNIVERSAL
sábado 20 de abril de 2013  12:00 AM
El 14 de abril no ganó Maduro, no ganó Capriles, y mucho menos ganó Venezuela. El 14 de abril se profundizó la crisis económica en que estaba sumergido nuestro país, y a la que se sumó una crisis política y social que tenía hace rato asechando entre las sombras de nuestra deteriorada sociedad.

Cuando el Gobierno en ejercicio, de cualquier parte del mundo, se mide nuevamente en una elección, éste indudablemente es la parte más fuerte en la contienda, pues no sólo tiene más exposición pública, sino que debe tener en su haber una gestión que lo respalde. Para el caso particular de Venezuela, no sólo tiene una gestión que pudiera respaldarle para algunos, sino que tiene todos los poderes públicos al servicio de su más ínfimo capricho. Y es que para nadie es un secreto que todos los altos funcionarios, de todas las instituciones del Estado, sirven y militan abiertamente y a viva voz en el partido de Gobierno, y que en innumerables oportunidades han violentado y torcido las leyes para su conveniencia.

Cuando un gobierno en ejercicio, como el Gobierno venezolano, gana otra elección por un margen muy estrecho, y cuando la parte más débil tiene pruebas de inconsistencias estadísticas, de testimonios verbales y audiovisuales, que demuestran severas irregularidades  en el proceso de votación, es totalmente normal que la parte más débil pida el conteo del 100% de los votos.

Sin embargo, el Gobierno al tanto de todas las irregularidades, y  sabiendo que está en tela de juicio su legitimidad, incluso con sus propios seguidores, insiste en no aceptar el conteo del 100% de los votos y en la revisión de todo el proceso electoral. Esta posición intransigente del Gobierno genera duda y desconfianza en todos los rincones del país.

En elecciones previas hubo toda clase de irregularidades. Sin embargo, no se insistió en el reconteo de cada uno de los votos, con la fuerza que hoy estamos viendo, porque aun descubriendo todas las fallas del proceso, seguía ganando el candidato oficial. No haberlo hecho en el tiempo que correspondía fue un error, que se ha transformado en la crisis política que hoy padecemos.

En Venezuela se está planteando ciertamente una auditoría del proceso, con el fin de demostrar que el verdadero resultado no es el expresado por el CNE, sino otro que pudiera cambiar el rumbo de nuestro país.


Este conflicto político e institucional, que está atravesando Venezuela, genera un enojo profundo en todos los ciudadanos del país, pero no deja de lado nuestra gravísima situación económica. Una vez más, la política prela sobre la economía, aun cuando esta última está seriamente comprometida: devaluación en más de un 200%, escasez de divisas y opacidad del sistema cambiario, desabastecimiento superior al 20%, inflación desbordada con expectativas superiores al 30% anual, caída del poder adquisitivo, pérdida de la capacidad de ahorro, Canasta Alimentaria Familiar en más de 100% del salario mínimo, reservas internacionales en rojo (Bs. 25.963 millones de dólares cubren escasos 5 meses de importaciones), caída en la producción petrolera, caída en la producción agrícola, en la producción de acero y cemento. Ahora súmele a todo eso el incremento desbordado de la inseguridad y los severos problemas en el sistema eléctrico nacional.

Venezuela está en emergencia económica, social, política, e institucional, nada más grave para una sociedad que se pasea muy de cerca por las voces autoritarias e intolerantes a cualquier  opinión del prójimo.

@mariana_eco
    
marisu6@gmail.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (4)
páginas:
1 |
Por jose efrain antoima torres
20.04.2013
8:44 AM
VENEZUELA ES UN PAIS DEMOCRATICO, REVOLUCIONARIO Y SOCIALISTA AL ELEGIR EL PUEBLO A SU PRESIDENTE HASTA EL AÑO 2019, NICOLAS MADURO VA A TRABAJAR POR EL PUEBLO SIN DISTINGO OK
 
Por Pablo Gil
20.04.2013
5:09 AM
Al sur del continente Americano en frente del mar Caribe y entre Brazil y Colombia!
 
Por Jose David Rivas
20.04.2013
4:09 AM
COMO HACER FRAUDE con las máquinas de votación. Se envía una primera persona a votar que introduce en la caja un comprobante falso y sale del centro de votación con el original que le dio la maquina de votación. Ese ticket de votación se marca con una cruz y se le da a un segundo votante. El segundo votante deposita en la caja en comprobante marcado y sale con el segundo comprobante. El segundo comprobante se marca y se repite el ciclo. A cada uno de los voluntarios se le da un cesta ticket, una botella de ron y un viaje ida y vuelta en autobús de lujo contratado a precio de oro. ASI DE SIMPLE Y LAS MAQUINAS DE VOTACION NI SE ENTERAN DEL FRAUDE. Pero, en las cajas de votación faltan uno o más comprobantes y hay uno o más papelitos falsos.
 
Por JOSE NUNES
20.04.2013
3:10 AM
SEGUIMOS EN LO MISMO., TENEMOS UN SENOR QUE "ESTA" PRESIDENTE, NO "ES" PRESIDENTE. VIVE DEL PASADO,ACOSTADO CON UN FANTASMA,DIRIGE UNA BUSETA SIN GASOLINA NI FRENO...POBRE PUEBLO, POBRE PAIS. GRACIAS FIDEL.!!!!
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar