Compartir

Desarme y movimiento por la paz

Trabajar por lograr la inclusión real de los jóvenes y alejarles del mundo de la delincuencia

PABLO FERNÁNDEZ BLANCO |  EL UNIVERSAL
lunes 15 de abril de 2013  12:00 AM
La violencia en Venezuela está marcada en gran medida por factores ligados a un notorio déficit de convivencia. Situaciones banales se convierten en generadoras de agresiones que muchas veces terminan en delitos más graves como es el caso del homicidio. Tal como lo plantea el documento fundacional de la Gran Misión a Toda Vida Venezuela: "La inseguridad que afecta a nuestras comunidades, no es producto solamente de la violencia derivada del delito sino que está también asociada a problemas de convivencia cotidiana que generan conflictos y desencuentros entre sus miembros, los cuales se explican por las largas décadas de abandono y exclusión a la que estuvieron sometidos principalmente, los sectores populares. Situaciones problemáticas en las que no parece evidente su relación con la comisión de delitos (peleas entre vecinos, problemas en fiestas, alto volumen de los equipos de sonido, problemas por el lugar para botar basura, uso inadecuado de vías públicas) surgen como causas frecuentes de disputas y de quiebre de relaciones entre vecinos. Estos conflictos, pueden escalar a formas mayores de violencia e implicar, entonces, la ocurrencia de hechos delictivos".

A esto se suma un agravante importantísimo: los estudios que realizó la Comisión Presidencial para el Control de Armas, Municiones y Desarme en 2011-2012 pusieron en evidencia que los homicidios y robos se cometen en 79% y 74%, respectivamente, con armas de fuego. Las lesiones personales, en un 26%. Los datos muestran con claridad la asociación entre armas de fuego y delincuencia de tipo violento.

De allí que uno de los temas que ha posicionado con fuerza el presidente Nicolás Maduro, desde el mismo momento que asumió su condición al frente de la jefatura del Estado, ha sido la necesidad de enfrentar la violencia, recuperar condiciones de seguridad para la ciudadanía, avanzar hacia el desarme efectivo y construir condiciones para la paz y la convivencia en la sociedad venezolana. Con categórica insistencia ha llamado a enfrentar este problema con toda la sumatoria de capacidades que puedan aportar las instituciones del Estado junto al poder popular organizado. Una mención especial merece la iniciativa lanzada para crear un amplio movimiento nacional por la paz y la vida, anunciado y perfilado en un gran encuentro en Maracay y juramentado recientemente, con la inclusión de una inmensa cantidad de colectivos sociales de toda índole que aceptaron la invitación a sumarse. Quien escribe puede dar fe de las iniciativas que se están sistematizando o gestando para que la efectividad en el alcance de esta labor sea mucho más profunda y significativa. Este movimiento parte de entender que la solución a la violencia no puede ser la generación de más violencia (fórmula además que hemos conocido en Venezuela y América Latina con terribles y dolorosos resultados, que en nada han servido para resolver el problema de fondo). El trabajo por lograr la inclusión real de los jóvenes y alejarles del mundo de la delincuencia y las armas es sin duda la tarea más urgente en esta agenda por la paz.

pabloefb@yahoo.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar