Compartir

¡Ahora... en pos de la paz!

No se trata de negociar. ¡Cada quien luchando por lo que cree!

FÉLIX CORDERO PERAZA |  EL UNIVERSAL
lunes 15 de abril de 2013  12:00 AM
Estoy convencido que iniciar un proceso de armonía y convivencia político-social, es definitivamente complejo. Son muchos años de odio, desprecio y hostilidad. Conducta que instauró la lucha de clases. ¡No abrieron espacios para las relaciones civilizadas! Todo arranca de dos concepciones discordantes. Dos visiones del mundo y del ser humano. Dos modelos y proyectos de país. Dos líneas de pensamiento y mapas de ruta dispareja. Un enfoque humanista. Otro economicista.

Sin embargo, es un solo país. Una misma cultura e historia. Cuya prioridad, quiéranlo o no la dirigencia política, es hoy la consecución de la paz, como supremo objetivo. No habrá progreso sostenible sin paz social. Tampoco, logros inextinguibles.

Para esto hay que sembrar el diálogo. Crear puentes para que renazca el entendimiento. Por ejemplo, la lucha por la paz, contra la pobreza y la delincuencia, deberá trabajarse en conjunto. Que florezcan, como espigas, los amores de la amistad y la comprensión.

Nunca será fácil. Son muchos años de odio y rechazo. El primer responsable de traer la paz a la familia y comunidad, será quien gane. Con hidalguía, honradez y valor.

No estamos demandando un pacto de gobierno, un acuerdo programático, ni siquiera una mesa de diálogo. Simplemente, un cambio de actitud en las relaciones. Comienza con el respeto al otro. ¡Tolerancia a la misión de gobierno y oposición!

No se trata de negociar. ¡Cada quien luchando por lo que cree! No puede ser desdibujada la diferencia esencial entre unos y otros.

Para alcanzar la paz el discurso de principios y valores. Programático. ¡Persuadir con las diferencias! Dicotómico, con lo visto en esta campaña. Arengas sin ideologías. Pragmáticas. Insustanciales. Oportunistas. ¡Faltó Chávez!

efecepe2010@gmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Pascual Enrique Sedall
15.04.2013
9:40 AM
En tan solo un mes de campaña esta vez Capriles ha destrozado con el voto popular toda la maquinaria de gobierno venezolano. DAvid con su onda y su piedra he golpeado la frente del gigante y ahora solo necesita tomar su espada y degollarlo. Eso será pronto. Capriles ha logrado la hazaña además de unir a la oposición algo que parecía imposible y mucho más Capriles logró que su mensaje calara en las entrañas del chavismo de base. La derrota de Maduro ha sido en tres frentes. Y el comando Simón Bolívar seguirá activado, de base con una estructura de gente joven y talentosa, gente que no tiene temor a defender sus conquistas. Esta vez Maduro ha perdido incluso el poquito de credibilidad que le quedaba. El tiempo sigue y la vida no se detiene. Estamos en el umbral de un dirigente joven y carismático en Venezuela que será un hombre grande en nuestra América. Un nuevo liderazgo comienza a crecer como gigante de siete leguas en Venezuela. Otro Simón Bolívar ha nacido en América Latina.
 
Por carlos gabriel
15.04.2013
9:09 AM
Totalmente de acuerdo, Chávez mal acostumbró al país electoral, ganando con sobrada mayoria, eso ahora, con su desaparición física, ya no es posible y preciento que hemos vuelto a la normalidad de la cuarta, cuando las diferencias en sufragios eran pirricas, como lo son en casi todas partes. Leer por ambos bandos, de esta absurda polarización, estos resultados es lo que toca.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar