Compartir

Votar sin derrotismo

DÁMASO JIMÉNEZ |  EL UNIVERSAL
martes 9 de abril de 2013  12:00 AM
Cada proceso electoral es inédito a pesar que arrastre vicios y temores de los anteriores.  El chavismo logró 20 de las 23 gobernaciones que apostaron ganar en los comicios regionales del 16D, resultado que no tomó a nadie por sorpresa debido a la hecatombe interna sufrida por los votantes opositores luego del triunfo del presidente Chávez y su mortal y desproporcionado aparato de Estado del que dispuso mientras estuvo en el poder. 

Capriles hizo una campaña prodigiosa con mucho impacto en la clase media, pero también en sectores humildes y espontáneos que aún se niegan a ser etiquetados y procesados como territorio rojo y que sumaron casi 6 millones y medio en un esfuerzo inédito, que vio sucumbir su misión por una diferencia capitalizada maquiavélicamente gracias a una movilización irregular de votantes bajo amenaza, desde los mismos ministerios y las propias empresas y entes públicos de la nación, con tutelaje logístico y de recursos de entes del Estado en poder de la revolución, desde Pdvsa hasta de sectores de la FANB, en un abuso de autoridad malintencionado, hosco, dañino, de clara perversión de la democracia por parte de grupos elites y "aburguesados" de la punta piramidal de la cadena alimenticia nacional, que justifican todo bajo cualquier medio con tal de preservar el poder por el poder mismo, bajo la etiqueta ruin de quienes en verdad sufren la pobreza.

El destino juega a los dados y coloca de nuevo la propuesta de cambio contra la ineficiencia y el abuso a mansalva.

Allí están ahora quienes fueron señalados en varias oportunidades y en su momento por el propio líder supremo del proyecto revolucionario, Aló Presidente dixit,  ante su obvia mediocridad e insuficiencia para afrontar los retos de progreso que urge en el país.

La mala costumbre del venezolano es la de abordar los retos con derrotismo. Ante los resultados de octubre abandonaron la inmediata batalla regional con una fuerte abstención del 47 % dejando que se tiñera de rojo el mapa de la geografía política regional,  en un suicidio electoral inquietante y carente de toda lógica y sentido para tratar de explicar la toma de decisiones políticas de un colectivo un tanto descomedido con reacciones casi "malcriadas" o fuera de lugar cuando no obtiene inmediatamente lo que se espera. Nadie ocultó que la batalla no iba a ser larga y culebrera.

Los expertos han señalado que la fatiga electoral, la falta de atención en requerimientos vitales como la inseguridad y el desempleo, aunado a la falta de cambios concretos  a través del voto, incidieron en la apatía electoral de este importante sector.  Esta situación ha dado un vuelco de casi 180 grados ante los acontecimientos de los últimos meses y brinda otra oportunidad ante las injusticias, arbitrariedades y desmanes, que sólo puede ser librada a través del voto espontáneo, consciente y consecuente para recuperar espacios y dejar de ser los excluidos de siempre, principalmente de nuestra condición de ciudadanos con derechos patrios y la libertad y progreso que requerimos para sacar al país del entrampamiento en que se encuentra.

La abstención seguirá siendo la espada de Damocles en estas elecciones. Es el mayor temor de Maduro y Capriles.

Capriles no parte de cero en una inesperada segunda oportunidad y el candidato del oficialismo, Nicolás Maduro, no sólo dista en año luz la personalidad y carisma política del líder revolucionario, sino que es un "repuesto" poco confiable y extremadamente burocratizado para el arduo y extenuante camino que hay que recorrer después del 14A, con una economía destrozada, nuevas devaluaciones, falta de hospitales y escuelas, un sistema eléctrico colapsado, la inseguridad desbordada, un partido que devino en aparato de Estado y que niega derechos a todo aquel que no se someta a sus exigencias, sin contar un cartel de corrupción, injusticia y falta de valores que surge como única propuesta de desarrollo para las nuevas generaciones en sustitución de la máxima del verdadero padre de la Patria Simón Bolívar: "Moral y luces son nuestras primeras necesidades".

A las amenazas sobre la posibilidad de perder el trabajo, a la pereza mal habida, a la angustia, a la indiferencia, a quienes despotrican porque se sienten guapos y apoyaos, a las encuestas con números inflados, a la imposibilidad de contar con testigos de mesas en centros ubicados en sectores apartados, a los gritos, vejaciones y ofensas, al miedo, al propio miedo, al terror que van a sembrar a última hora para que todos huyan despavoridos, amigo que me lees lo que sale es voto y salir a votar desde muy temprano en la mañana, ofrecer la cola a quienes no puedan movilizarse, tú eres el propio jefe del comando de campaña de tu vecindad, tu calle y tu conciencia.

Hay que salir a votar sin derrotismo, no hay de otra, pero cuentas con un arma poderosa, tu convencimiento, porque ya lo dijo un venezolano grande que libró muchas batallas similares a esta: "Dios concede la victoria a la constancia".

www.biendateao.com

@damasojimenez


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por luis longart
09.04.2013
10:19 AM
El problema de muchos periodistas y politólogos, que viven de la noticias y la politicas, es que olvidan es que para ellos es un espectáculo pero para otras personas es sus vida, cuando eres directamente afectado, los juegos políticos no te importan. cuando tu vida depende que pasa con un presidente, y el resultado no es satisfactorio o es tan adverso y enrarecido como el del 7, de verdad los ideales, y luchas por espacios te importan poco, es mejor salvar las maletas y coger camino, asi sobre todo resignarse, me imagino que un cuan difícil debe ser para la familia del sr. simonovic resignarse después de cada elección. mis saludos y mis respetos.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar