Compartir

Mayoría silente

Una mayoría silente de 80% está en el medio, anhelando paz, reconciliación, empleos...

MICHAEL ROWAN |  EL UNIVERSAL
martes 9 de abril de 2013  12:00 AM
Quién hizo esta declaración sobre cuál país la semana pasada? "La política se convierte cada vez más en una imitación. Todo el poder está en las manos del Ejecutivo. La Asamblea Nacional se limita a rubricar sus decisiones. El Poder Judicial no es independiente. La economía está monopolizada, enganchada a la aguja del petróleo y el gas. Hay freno al emprendimiento. Las pequeñas y medianas empresas confrontan grandes barreras". ¿No suena como Venezuela?

Quien habla es Mijaíl S. Gorbachov, en referencia a lo que ha sucedido en Rusia desde que en la década de los ochenta alejara a su país del comunismo y lo encaminara hacia una sociedad más abierta y democrática. Para quienes hayan leído mi serie de ar- tículos acerca de la polarización publicados recientemente en El Universal, el quid del asunto es familiar. Es exactamente lo que le dice Gorbachov a Vladimir Putin: o Venezuela aborda la pobreza y la inequidad generada por el monopolio político estatal sobre el petróleo y la economía, o nos enfilamos hacia la oscuridad de otra generación corrupta.

Políticamente, sabemos cómo fue que sucedió todo esto. El motivo por el cual Venezuela no tiene éxito como Brasil, España o Estados Unidos es sencillamente una cuestión mental. Es ideológico. Y es patológico. Quizá el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, o el exjefe de gobierno español Felipe González, lograron penetrar en el fallido modelo mental de política con sentido común. No costaría mucho abrir la economía a los cerebros, iniciativa y espíritu emprendedor que los venezolanos han demostrado poder alcanzar en todo el mundo.

En todo caso, la clave del éxito no vendrá de afuera. Surgirá de forma espontánea de la vasta mayoría de venezolanos que están hartos y hastiados de la polarización fabricada para la distracción política, el odio disfrazado de amor y la violencia que se brinda en nombre de la paz. La investigación revela un bullicioso y airado 10% de la izquierda radical confrontado por un estridente 10% de la extrema derecha y una mayoría silente de 80% que está en el medio, anhelando la paz, la reconciliación, la generación de empleo, las inversiones, la pequeña empresa, la seguridad y la esperanza. Es hora de que los ni-ni rompan ese silencio.

michaelrowan22@gmail.com

Traducción: Conchita Delgado



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar