Compartir

El problema de la abstención

LUIS BETANCOURT OTEYZA |  EL UNIVERSAL
miércoles 3 de abril de 2013  12:00 AM
"El culto por la debilidad o el asco ante la fuerza,
no es sino una manifestación de decadencia"
Ángel Bernardo Viso

La próxima elección, convocada para escoger el sustituto del fallecido expresidente Hugo Chávez, fraudulentamente reelecto y nunca juramentado, viene con una connotación muy particular y original. Por primera vez en estos 14 años de autocracia se cuestiona su legitimidad. Se cuestiona la legalidad del árbitro, un CNE espurio, escogido y nombrado a espaldas de lo pautado en la Constitución; se cuestiona el REP, nunca auditado de verdad; se cuestiona el método de votar y contar los votos. Además se acusa al chavismo por un ventajismo tan descarado que su empeño vicia la misma elección. Lo sorprendente no es la originalidad de estos vicios en la próxima elección; no, se vienen repitiendo desde el referéndum del año 2004, y el ventajismo llegó desde 1999 para quedarse cada vez con mayores arrestos. Lo novedoso del caso es que en esta oportunidad buena parte de los sectores civiles, ajenos a los partidos que conforman la MUD, y algunos miembros de ésta, se han hecho eco de las denuncias de fraude que embargan a la población votante. Porque en este país, opositores o sumisos chavistas, y muchos de los que desde el exterior  nos siguen, saben que el CNE hace trampa siempre y cuando puede; que no son un árbitro de verdad. Que están al servicio remunerado del chavismo y que los llaman el "ministerio de elecciones del gobierno". Los rectores de las universidades autónomas han exigido 5 requisitos para considerar viables las elecciones y grupos parlamentarios han subido sus requerimientos hasta 13. Total, que las próximas elecciones para escoger nada más y nada menos que el Presidente de Venezuela no son confiables para las universidades, academias, jóvenes independientes, sindicalistas, iglesias u organizaciones de la sociedad civil ni organismos internacionales, entre otros. Los partidos, reunidos en la MUD, esquivan el tema y esperan que pase el temporal de desconocimiento gracias al carnaval insulso de una campaña apresurada y sin ángel. Las FAN esperan que los políticos arreglen las cosas para que ellos sigan al margen del país, y no les falta razón en su recato cuasi virginal, mientras preparan el próximo desfile en Los Próceres de Caracas, a donde serán invitados como comparsa y adorno al atropello por venir. Ya son un sector marginal de la vida nacional y los oficiales cubanos les mantendrán informados de las nuevas a seguir.

Mientras todo este escandaloso espectáculo se va desarrollando en el tiempo, mientras a las exigencias de la sociedad y rectores académicos  la MUD y comando del candidato tratan de dejarlas de lado, va surgiendo un grave temor en todos los cómplices de la patraña montada desde el CNE y sectores de la MUD: ¿Irán a votar los venezolanos a pesar de no existir las condiciones para unas elecciones libres y transparentes? ¿Habrá sido suficiente toda la campaña orquestada desde el chavismo y la MUD contra el mayor triunfo de la sociedad en 2005, cuando se dejó a los tramposos elegir una espuria asamblea con tan solo el 13% de los votos? ¿Se atreverán a desafiar otra vez los votantes a la orquesta del templete CNE-MUD? ¿Qué puede pasar ahora? El 16 de diciembre de 2012 el llamado avance de la minoría opositora, como unos cómplices del chavismo desde las filas de oposición insisten en calificar a la amplia mayoría de los que no queremos al castro-comunismo,  se estancó, retrocedió y dijo no más. Esa advertencia fue muy clara y respetable; y es la que ha animado a todas estas instituciones y personalidades a plantear lo que se han llamado condiciones, que no son más que exigencias esenciales para reconocer un  resultado electoral justo. Y esa advertencia está anunciando algo muy grave e interesante como es que el pueblo no acepte otro fraude, otra burla. No importa que salgan, desde el oficialismo o desde la oposición oficial, a solamente dar seguridades que nadie cree. No importa que se empeñen en llamar a votar a quienes tienen dudas de su esfuerzo porque no creen ni en unos ni en  otros; que los ven como caimanes del mismo caño que los invitan al baño de donde no saldrán nunca la libertad ni la democracia vivas. Que solamente unos aprovechados seguirán encamburados mientras Venezuela se deshace y deja de ser República libre, democrática y soberana, ahora convertida en la vaca de ordeño de muchos afuera; desde el petróleo que se va al Norte hasta el que se regala por todo el Sur, para beneplácito del mismo Norte. Donde cada vez somos los venezolanos menos dueños de nuestro destino y cada vez nuestras decisiones son más de otros.

Toda esta tragedia ha sido montada y orquestada con mucho tino y maldad. Se nos ha despojado de nuestra voluntad por la vía del miedo y la demagogia, pero sobre todo con el entramado de un sistema tramposo de votar y contar los votos. Si lo seguimos aceptando nunca seremos libres ni dueños de nuestro destino. Es hora de rebelarse e imponer condiciones de verdad, entendidas éstas como las estipulaciones o circunstancias esenciales para que algo suceda. No pueden ser saludos a la bandera sino unas condiciones de verdad: O se dan o no hay reconocimiento de la farsa electoral. En esto tienen que ser serios los actores sociales indispensables y que están al margen de las maniobras bastardas de los politicastros de ocasión que comercian desde la oposición con el chavismo. Y en esto tiene que comprometerse el candidato que dice hablar por los que no aceptamos la imposición cubana en nuestro país por largos años más.

Que quede claro de una vez y desde ahora que si no se aceptan condiciones elementales para una elección libre y transparente, no se reconocerá el resultado oficial, que no se cohonestará otra nueva farsa. 
Abstencionista no es quien deja de votar; abstencionista es quien renuncia a su derecho a elegir para conformarse solamente con la oportunidad de votar.

lubeot@gmail.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (7)
páginas:
1 |
Por Maria Cristina Salazar
04.04.2013
12:09 AM
EJEMPLOS A SEGUIR: GHANDI Y MANDELA. HAY QUE SALIR A VOTAR. NO VOTAR ES UN ACTO DE COBARDIA. HAY QUE INTENTAR UNA Y MIL VECES SALIR DE ESTE CASTRO COMUNISMO. SI NO VOTAMOS NOS VOLVEMOS SUMISOS. YA NOS PASO CON LA ASAMBLEA NACIONAL. ¿Y QUE SUCEDIO? TERMINAMOS CON TODOS LOS PODERES SECUESTRADOS. A VOTAR, A VOTAR, A VOTAAAAARRRR.
 
Por José R Pirela
03.04.2013
12:02 PM
¿Por qué se ha aceptado la mentira, el engaño, la trampa, la manipulación, la utilización descarada del poder político para pervertir la constitución democrática? Hasta aceptar traición a la patria, entregando la soberanía nacional al mandato cubano. Docilidad, impotencia, miedo, respeto a la autoridad, ignorancia política o falta de pasión por la libertad personal. Creo que de todo un poco. Los que creemos que no se tiene democracia sin la defensa permanente de los derechos humanos y civiles debemos aceptar que hemos sido débiles ante los desafueros políticos y atropello a nuestros derechos. Entregar el derecho personal por simpatía al votado no es deslealtad, es complicidad con el forajido y desleal con los conciudadanos. DEJAR DE VOTAR NO EXIME DEL ACTO DE LA VIOLACIÓN, PERO SI ES UNA MANIFESTACIÓN DE ENTREGARSE SIN LUCHAR.
 
Por Daniel oviedo
03.04.2013
10:15 AM
EXCELENTE ARTICULO
 
Por Luis Mujica
03.04.2013
10:09 AM
Patético el articulo....
 
Por Fidel Godoy
03.04.2013
9:44 AM
Por fin alguien con cerebro escribe un articulo en este medio,como se puede votar por un hombre que LEGITIMO a este gobierno de Ladrones que no impugno unas elecciones que mas alla del mal llamado ventajismo porque sacar camiones llenos de dinero de fuerte Tiuna no es ventajismo es Vandalismo,este señor Capriles seria un heroe de haber impugnado las elecciones de octubre,usted es un gran contrincante sr Chavez y aqui no hubo ni un dedo de trampa,como se puede ir a votar por alguien que seguramente repetira las mismas frases a las 9pm el 14 de Abril.
 
Por Rosa Fernandes
03.04.2013
6:02 AM
Sr.Betancourt SU ARTÍCULO DE HOY ES MUY INSINUOSO Y MALDOSO,QUEREMOS SALIR DE ESTA MISÉRIA Y USTED DESANIMA CON ESTE ARTÍCULO. Solo tengo a decir una cosa:USTED SR. BETANCOURT, ESTÁ LLAMANDO A LA ABSTENCIÓN. Puede que no le interese la situación de Venezuela, PERO A MI SI Y QUIERO QUE MI PAÍS SALGA DE ÉSTE RÉGIMEN. Mucho de sus artículos me han gustado... pero este, ante la situación en q estamos CAE MUY MAL! Fué de muy mal gusto de su parte!
 
Por amada hernandez
03.04.2013
12:47 AM
Yo lo que se es que si no voto mejor para fidel y raul que vendrn sus viejos, secos traseros a sentarse en la silla de miraflores, por lo menos que les de trabajo revertit mi voto y si lo hacemos los millones de venezolanos que debemos decir no a los dictadores cubanos no podrn hacerlo VIVA VENEZUELA
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar