Compartir

Elogio de la farsa...

¿Cómo puede un técnico elemental y sin bases acceder a la excelencia de un postgrado?

RAFAEL MUCI-MENDOZA |  EL UNIVERSAL
domingo 31 de marzo de 2013  12:00 AM
Días de bruma espesa se han vaciado sobre el país, particularmente sobre la pobrería desprotegida donde se esparce y cala el discurso mentiroso. Farsa continuada es la que se continúa gestando en la medicina venezolana, venida a menos por la saña sobre ella dirigida: sueldos misérrimos, condiciones de trabajo humillantes, indignas e inseguras donde el incentivo está ausente, falta de elementales insumos, medicamentos y equipos en medio de hospitales públicos destruidos en su planta física y en su mística profesional.

La consigna es destruirla y erigir la oferta mentirosa que constituye la graduación masiva de "médicos" comunitarios, a quienes expertos en educación médica de la Academia Nacional de Medicina y la Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas han manifestado opinión negativa con base en su pobre formación y mediocre desempeño traídos por fallas sustanciales en su formación básica y clínica. Ahora pretenden enmendarlo improvisando un internado rotatorio de postgrado para intentar remendar, sobre la integridad de pacientes hospitalizados en condición delicada, océanos de ignorancia de conocimientos fundamentales y habilidades no adquiridas en su momento. La medicina de hoy día es una alta disciplina de orden científico; lo que una vez fue sólo arte como único elemento, se halla hoy día afianzada sobre una base científica compleja de la más alta calidad y solidez. El memo revolucionario, ha expandido la patraña para incluirlos en los postgrados clínicos universitarios, donde quieren modificar y reducir los requisitos generales y específicos para forzar su inclusión. ¿Cómo puede un técnico elemental y sin bases acceder a la excelencia de un postgrado?

Escribió nuestro padre Hipócrates, "los médicos muchos son de hecho, y muy pocos de derecho".

rafael@muci.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Migdaly Mendoza
31.03.2013
10:31 AM
Dr Muci Mendoza, claro y conciso, me encanta. Y le agregaría cómo irán a hacer, porque al igual que se graduarón de MICO,se van a graduar de "ESPECIALISTAS", CUÁNDO SE ENFRENTEN AL EXAMEN MÁS DIFICIL, EL PACIENTE.
 
Por hipolito morales
31.03.2013
9:45 AM
desde que tengo conocimiento de los medicos integrales he ido cambiando mi manera de enfrentar la muerte. antes me asustaba y queria salir corriendo a donde un medico cuando sentia alguna dolencia sospechosa hoy en dia no. yo pienso que de caer en manos de un medico integral diciendo mas malo, escribiendo virus con b grande o mandandando a hacer una radiografia de espalda he pensado seriamente en la alternativas que quedan para enfrentar este problema: morir en la casa, que vas a lograr en un CDI, tener primeros auxilios en la casa para por lo menos reducir el sufrimiento, una comadrona es buena, o el brujo del barrio, pienso que los que mueren en el CDI simplemente se mueren, nunca nadie sabra la verdadera causa, a veces dentro de la miseria morirse es una solucion.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar