Compartir

El precio de nuestra felicidad

Dios se inclina sobre el hombre para tenderle una mano, para volver a levantarlo y ayudarle...

JOSÉ MANUEL OTAOLAURRUCHI, L.C. |  EL UNIVERSAL
martes 26 de marzo de 2013  12:00 AM
El domingo de ramos inaugura la Semana Santa que culminará con las celebraciones de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. La solemne entrada en Jerusalén se desarrolla en un clima de júbilo y tensión. De júbilo, porque la fama de Jesús ya se había extendido por toda Palestina y los milagros realizados y las enseñanzas reveladoras ya eran de domino público. El pueblo lo aclama como el Mesías esperado. De tensión por las amenazas de muerte que pesaban sobre su cabeza. El enigmático maestro resultaba incómodo para los fariseos que buscaban la ocasión para matarlo.

Los discípulos van en busca de un burrito que nadie había montado todavía y colocando sus mantos sobre su lomo, suben al Señor para que entre a la ciudad. Conforme iba avanzando, la gente tapizaba el camino con sus mantos y cuando ya estaba cerca del monte de los Olivos, la multitud entusiasmada comenzó a alabar a Dios gritando: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!

El trigo y la cizaña

Contemplemos por un instante a la muchedumbre que aclama al Señor. Allí están mezcladas personas de buen corazón y también gente que guarda envidia y resentimiento. Esa multitud refleja perfectamente la parábola del trigo y la cizaña, están presentes corazones limpios y los malintencionados. Unos permanecerán fieles hasta el domingo de resurrección y los otros gritarán el viernes de pasión con mayor ímpetu: ¡Crucifícale, crucifícale! El bien y el mal no existen en sí mismos, sino en el corazón de cada persona. A veces podemos concebir al bien y al mal como una dualidad que libra una batalla metafísica, pero no es así. Lo único que existe son personas que libremente han decidido ser buenas o malas. Unos dejan lugar a la acción de la gracia y los otros al pecado.

Cristo pagó con su vida la deuda que sobre la humanidad pesaba a causa del pecado de nuestros primeros padres. El rescate es la cantidad que se debe pagar para comprar la libertad de un esclavo, pues bien, Cristo pagó el rescate de cada hombre, de toda la humanidad porque es Dios. Pagó el precio de nuestra redención con su sacrificio en la cruz. Cristo, siendo inocente, saldó con su muerte el precio de nuestra curación, pero resta a cada uno el hacer efectivo este rescate en su propia vida a través de sus obras. "No te dejes vencer por el mal; antes bien, vence al mal con el bien" (Rm. 12,21).

Dios se inclina sobre el hombre para tenderle una mano, para volver a levantarlo y ayudarle a reemprender el camino con renovado vigor. Hoy nos vuelve a repetir: ¡Levantaos, vamos!

twitter.com/jmotaolaurruchi



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Ulises Pedrique
26.03.2013
2:07 PM
...De manera que, aún con este pandemónium político, social, moral y económico que nos ha tocado vivir como pueblo, no debemos perder nunca la fe ni la confianza de que no estamos solos y de que Dios sigue teniendo el control. Somos tal como Él nos creó.
 
Por Ulises Pedrique
26.03.2013
2:06 PM
Aún cuando las tiranías opresoras del mundo pretendan mantener al hombre esclavizado en las garras del temor, del dolor y de la muerte, subyace en ellos la esperanza de que no están solos en estas tribulaciones inherentes a su condición de mortal. ¿No estaba escrito que el Hijo de Dios tenía que padecer antes de entrar en Su Gloria? Todo esto está escrito: Su padecimiento y su resurrección de entre los muertos. ¿Por qué son lentos de corazón para entender esto? Vayan, pues, por Jerusalén y el mundo entero y proclamen en Su Nombre el arrepentimiento y el perdón de los pecados. (Lucas 24). Nada está al margen de los dominios de Dios, señores. Ni siquiera esta cizaña moderna que pretende torcer los destinos de la Gloria. El hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios, está hecho para grandes cosas. Seguros, debemos sentirnos en las tribulaciones, sabiendo que la prueba ejercita la paciencia, que la paciencia nos hace madurar y que la madurez aviva la esperanza (Romanos 5)...
 
Por juan peres
26.03.2013
7:39 AM
LOS JEFES GRANDES Y SU GENTE POSEEN ENORMES FORTUNAS. Gastaron 1.200.000.000.000 US$=32 millones de apartamentos de estreno=105 millones de carros motor 1.6 de paquete; si hubieran repartido esa cantidad a las 4 millones de familias más pobres (casi 70% de la población), le tocaría a cada familia 300.000 dólares=8 apartamentos=26 carros=un negocio grande; base económica suficiente para solucionar todos los problemas materiales de una familia para toda la vida y generaciones subsiguientes. El resto de la población posee recursos propios. Todas las misiones y beneficios de todo orden del gobierno de Chávez en 14 años en promedio por familia no alcanzan a lo que vale un (1) carro. Si alguien se contenta con que le den lo que vale un carro cuando le toca lo que valen 26 carros, es tonto, y sus hijos no debían pagar por eso. ¿Donde están esos reales?, ¿La inclusión?: los pobres siguen pobres, los cinturones de miseria están ahí para certificarlo. Y los chavistas de arriba están millonarios.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar