Compartir

Mentir no es decir la verdad

ECCIO LEÓN R. |  EL UNIVERSAL
lunes 25 de marzo de 2013  12:00 AM
Hitler y su ministro de propaganda, Goebbels, lanzaron durante su gobierno una fuerte propaganda antisemita para hacerle entender al pueblo alemán que los judíos eran el enemigo. De esta forma se logró convencer al pueblo alemán de que los judíos eran los culpables de todos los males de Alemania, difundiendo mentiras como que en la Edad Media habían utilizado sangre de niños cristianos para hacer el pan sin levadura que se come durante la Pascua judía. No en vano es de las frases más conocidas de Joseph Goebbels que "Una mentira repetida mil veces se convierte en una realidad".

Todos los seres humanos buscamos naturalmente la verdad, tanto en acción como de palabra, por lo que es la actitud denominada, franqueza, sinceridad, veracidad. Pero además de buscar la verdad, también encontramos la mentira, que es el atentado directo contra la verdad, es la intención de engañar a otro, de simular y ser hipócrita, ella induce al error al que tiene derecho de saber la verdad, destruye los vínculos esenciales del hombre; por lo que todo hombre debe a los demás la manifestación de la verdad.

La gravedad de la mentira depende de la verdad deformada, de la intención del que miente, y de los daños producidos. Está atenta contra la capacidad de conocer, de tener juicio y decisión libre y rompe las relaciones sociales. Un ejemplo más son los políticos que al momento de campaña prometen y juran y no cumplen. Hay faltas que se deben evitar, obligadas por el respeto a la reputación de las personas; el juicio temerario, la maledicencia y la calumnia que destruyen el honor y el buen nombre.

El derecho a conocer la verdad está sujeto a condiciones, al bien común a la seguridad individual y al respeto a la privacidad. Por esas razones se puede estimar el revelar o no la verdad a quien lo pide, por lo que no hay obligación de revelar a quien no tiene derecho desconocerla. Mentir no es solo faltar a la verdad. No es, solo, decir una cosa por otra. Mentir también es no decir la verdad completa, existiendo el deber de hacerlo o exigiéndolo así las circunstancias. Sobre todo cuando por una verdad a medias, se induce a otro a decir o hacer algo que, con la verdad plena, no habría dicho o hecho, o habría dicho o hecho de otra manera. Desde luego hay mentira por omisión, con similares efectos. Omitir parte de la verdad a quienes no tienen derecho a ella es cosa distinta. El derecho a la información, que no es igual al derecho de información, tiene límites. Tengo derecho a saber, pero no a saber todo.

Hay tipos, grados y/o niveles de información a los que no puedo ni debo acceder, pues no me corresponden. No son, por extensión, míos; ni objeto de mi propiedad. Un mínimo de verdad es indispensable para justificar una información, que honestamente no puede claudicar de ella amparándose en teorías filosóficas escépticas radicales en materia de conocimiento. Decir la verdad es a menudo muy difícil, mentir por omisión, una de cuyas maneras es callar, puede hacernos culpables de ocultar la verdad. Sin tener en cuenta de la intención, los resultados son los mismos: los pacientes esperan que se les diga la verdad y cuando no, sentimos que el diálogo se convierte en un fraude. Hay áreas específicas en el tratamiento profesional en que la lucha entre el callar y el señalar ciertas características de alguna manera involucra sacrificar el pacto de honestidad que se supone tenemos con el prójimo.

La manipulación, manipular es presentar lo falso como verdadero, negativo como positivo, lo degradante como beneficioso. En cualquier sociedad se da una general apetencia hacia dos objetos, el poder económico y el poder político. Ambas formas de poder, cuando se absolutizan, utilizan la manipulación para convertir a las personas en súbditos o en consumidores, en posibles votantes o compradores. Algunas estrategias políticas y comerciales no son ajenas a esta manipulación. Se preocupan de suministrar a la sociedad la dosis de sensualidad suficiente para mantener despierta la sensibilidad animal de los ciudadanos. La forma más clara de manipulación es la mentira. La ética es la especialización filosófica acerca de la cual más se ha escrito y se escribe en estos años. Esta ciencia abarca una gran cantidad de temas cruciales.

En fin la fundamentación de nuestras acciones, los replanteos acerca del significado de la libertad y de la justicia en el contexto del mundo como mercado, los temas derivados de los avances de las ciencias y de la tecnología, los debates entre aquellos que intentan dar una fundamentación universal de las normas y los que las relativizan en función de las diferencias de cada comunidad, los problemas de la manipulación, la corrupción, el desafío ético que nos plantea la verdad.

ecciol@yahoo.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (4)
páginas:
1 |
Por juan peres
25.03.2013
6:49 AM
Sera que el titulo era MENTIR ES NO DECIR LA VERDAD.
 
Por juan peres
25.03.2013
6:48 AM
LOS JEFES GRANDES Y SU GENTE POSEEN ENORMES FORTUNAS. Gastaron 1200 billones cortos de dólares (1.200.000.000.000)=32 millones de apartamentos de estreno=105 millones de carros motor 1.6 de paquete; si hubieran repartido esa cantidad a las 4 millones de familias más pobres (cerca del 70% de la población), le tocaría a cada familia 300.000 dólares=8 apartamentos=26 carros=un negocio grande; base económica suficiente para solucionar todos los problemas materiales de una familia para toda la vida y generaciones subsiguientes. El resto de la población posee recursos propios. Todas las misiones y beneficios de todo orden del gobierno de Chávez en 14 años en promedio por familia no alcanzan a lo que vale un (1) carro. Si alguien se contenta con que le den lo que vale un carro cuando le toca lo que valen 26 carros, es tonto, y sus hijos no debían pagar por eso. ¿Donde están esos reales?, ¿La inclusión?: los pobres siguen pobres, los cinturones de miseria están ahí para certificarlo.
 
Por Edwin Vargas
25.03.2013
5:42 AM
MENTIR ES NO DECIR LA VERDAD, AHORA EL GRADO DE MENTIRA (SI ES BLANCA O NEGRA) EXISTE SOLO EN LA MENTE SOÑADORA E INGENUA DEL SER HUMANO, QUIEN LE GUSTA QUE LE MIENTAN PORQUE LO HACE FELIZ. ¡QUE COSAS DE LA PSIQUE! VERDAD ES VERDAD-MENTIRA ES EMBUSTE.
 
Por neulimar lima
25.03.2013
12:36 AM
hablar com total veracidad és una atitud de persona fiel e digna de escucharmos.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar