Compartir

Manual para canallas

La mentira es su materia prima esencial, el influjo de su alma, la gelatina de sus huesos

imageRotate
CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ |  EL UNIVERSAL
sábado 16 de marzo de 2013  12:00 AM
En septiembre 2012, debajo de un estacionamiento de Leicester, Inglaterra, se descubrió el esqueleto de Ricardo III, personaje en el que Shakespeare resume la ruindad extrema de la que se puede ser capaz. Era físicamente deforme como él lo retrata, y moralmente un monstruo. Manda ahogar en un tonel de vino a su propio hermano Clarence, encarcelado en la Torre de Londres. También en esa torre del horror asesina por razones dinásticas dos niños, los hijos de Eduardo IV. Hace decapitar un enemigo y seduce a la viuda, que se le entrega en plenas exequias de su marido en busca de protección de aquel mundo de fieras.

Una perspectiva de la Historia Universal es el recuento de la maldad, presidida por su reina: la mentira. La bestia que todos llevamos dentro ha sido difícil de embridar en 40.000 años. En los comienzos del homo sapiens solo el amor moderó la violencia. La antropología sostiene que la evolución terminó cuando macho y hembra descubrieron el sexo cara a cara, ahora hombre y mujer que se amaban a los ojos, según el arte rupestre, y la pequeña cueva se tornó un paraíso, después de sobrevivir el día. El judaísmo hace lo suyo milenios después cuando Moisés impone mandamientos severos a la vida tribal. Más tarde el Cristianismo dignificó la condición humana. Todos somos hijos de Dios.

Del Cristianismo nacen la Declaración de Derechos del Hombre en 1789, y finalmente la democracia. Pero Ariel y Calibán siguen en combate en el corazón y en el siglo XX las revoluciones de izquierda y derecha de nuevo asoman los colmillos del homo homini lupus. El comunismo y el nacionalsocialismo se basan únicamente en el odio y la mentira. Cada uno de sus líderes es potencialmente Ricardo III o Fidel Castro, su versión contemporánea.

Por fortuna la marcha global hacia la libertad pone obstáculos y los revolucionarios no tienen, en general, las manos libres para asesinar. Dicen luchar por valores sublimes, la igualdad, la verdad, el futuro, la justicia, y muchos lo creen, pero sus medios y sus fines son criminales. Son por definición amorales, enfermos de esquizofrenia ética. Tienen la cabeza llena de delirios ideológicos, aunque su verdadero motivo es el odio por el mundo que los rodea y la gente normal.

Joseph Conrad consideraba sus razonamientos como la "imbécil y atroz respuesta de un discurso revolucionario meramente utópico", pero que ha llegado a ser eficaz, hasta el extremo que resucitó luego de que en 1989 se le creía enterrado. Los revolucionarios tienen un tronco común y sus diferencias son meramente tácticas, de acuerdo con el mayor o menor sentido práctico que exhiban, desde los terroristas ilusos hasta los pragmáticos eficaces. Y por las malas o las buenas, usando las instituciones gradualmente o asaltándolas, persiguen lo mismo: destruir la sociedad civilizada, arrebatar la vida, la libertad y la propiedad de los ciudadanos, crear tiranías.

La mentira es su materia prima esencial, el influjo de su alma, la gelatina de sus huesos. El engaño, la falsedad, la calumnia sin escrúpulos es lo que corre por sus venas justifica y da sentido a sus existencias. Mienten de los vivos y los muertos. Prostituyen las hijas. Rompen las lealtades familiares. Lenin se inspiró para su obra ¿Qué hacer?, en el Catecismo Revolucionario del anarquista ruso Nechayev, prolongado en Mao, Stalin, Guevara, Hitler, Mussolini, Castro, y cualquiera que admire o quiera emular tales licántropos que chapotean en ríos de sangre y sufrimientos.

Las frases de Nechayev resuenan en la actualidad, inconscientemente textuales. "El revolucionario es un enemigo implacable de este mundo capitalista, y si continúa viviendo en él, es sólo para destruirlo más eficazmente... la más rápida y más segura destrucción de este sistema asqueroso... Desprecia la opinión pública... y odia la actual moralidad... sólo es moral lo que contribuye al triunfo de la revolución... lo que la obstruye es inmoral y criminal... los tiernos y delicados sentimientos de parentesco, amistad, amor, gratitud e incluso el honor deben extinguirse por la sola y fría pasión del triunfo".

"... El revolucionario... no tiene intereses personales, no tiene relaciones, sentimientos, vínculos o propiedades, ni siquiera un nombre. Todo en él se dirige hacia un solo fin, un solo pensamiento, una sola pasión: la revolución... un amigo es sólo aquel que ha probado con sus actos que también él es un revolucionario. La dedicación u otras obligaciones hacia ese amigo dependen de su utilidad para la causa".

Ricardo III hoy sería un militante revolucionario.

@carlosraulher



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (16)
páginas:
1 | 2 |
Por Bernardo Neher
17.03.2013
12:03 AM
En sus comentarios a este estupendo artículo los badulaques de siempre extreman su razonamiento disparatado e inescrupuloso. Qué fastidio!!!
 
Por Bernardo Neher
16.03.2013
11:38 PM
Sería SG del pesuve
 
Por Rossana Mach
16.03.2013
9:27 PM
SEÑORES CHAVISTAS: LAMENTABLEMENTE PARA USTEDES, CHÁVEZ NO VOLVERÁ.
 
Por Lucio de Ciano
16.03.2013
3:11 PM
Este artículo de Carlos Raúl Hernández me hace recordar aquéllo de que ''sin Monarquía, el gobierno degeneraría en una Democracia''; éstas fueron las risibles palabras con las que James Chalmers (quien se oponía a la independencia norteamericana) atacó a Thomas Paine (quien propugnaba la independencia norteamericana), cuando en Enero de 1776 éste último publicó su opúsculo titulado ''Sentido Común'', hoy considerado como la biblia de la llamada Revolución Americana.
 
Por Viterbo Gomez
16.03.2013
2:45 PM
La Revolución Francesa fué la cuna y el germen de unos de los episodios más oscuros de la historia de ese país. Dió paso al periodo sanguinario de Robespierre y sus seguidores, los llamados Jacobianos. Tal fué el grado de destrucción de la sociedad francesa que el único tributo de esa misma sociedad a este "revolucionario" hoy día es una oscura estación del Metro de 2da clase en la línea verde; ni siquiera un bustico. Como toda mala revolución, dió paso a un régimen tan paupérrimo como la monarquía de los Luises, el populista Imperio Napoleónico en vez de construir la Republica que todos añoraban. Típico de ignorantes, los revolucionarios "de ahora" pretenden hacernos creer que con una conveniente etiqueta se igualan a parajes históricos ajenos y díscimiles: la revolución francesa fué un movimiento nétamente "burgués" donde los más pobres, siguiéndo el Manual de Tontos, se convirtieron en los verdugos de ellos mismos y de su propio tiempo en nombre de "la Revolución".
 
Por lilia white
16.03.2013
12:54 PM
ESO ES LA VERDAD VERDADERA, EL SISTEMA CAPITALISTA ES LO MEJOR QUE SE PRODUJO EN EL MUNDO, PUES INCENTIVA AL HOMBRE AL TRABAJO Y GANARSE LA VIDA CON EL SUDOR DE SU FRENTE, LO CUAL DIGNIFICA AL HOMBRE. EN UNA SOCIEDAD JUSTA Y EQUILIBRADA EL CAPITALISMO OFRECE EL MEJOR SISTEMA PARA TODOS.
 
Por alejandra sanchez
16.03.2013
11:45 AM
El mundo está reinado por intereses económicos, solamente. Si los bancos internacionales confesaran de quién son ciertas cuentas multimillonarias , seguramente que muchos entenderian por fin lo que para ciertos personajes significa la palabrita : "revolución"....
 
Por carlos mata
16.03.2013
11:38 AM
Mejor dicho, imposible...estoy de acuerdo con Usted en todas sus partes. Lstima que haya tanto ignorante suelto por ahi. Ayer fue una demostracion de lo que hubiesen hecho con Ricardo III...
 
Por Rafael Leged
16.03.2013
11:26 AM
Cuando lei el titulo pense que era el nuevo best seller de CAPriles, porque este (...) si que sabe usar bien la mentira. Le corre en el alma y de ella estan llenos sus huesos.
 
Por bueno mereido piñin montalvan piñin montalvan
16.03.2013
9:41 AM
LA MENTIRA QUE, USAN LOS CHAVISTAS, ES UNA CANALLADA INACEPTABLE.SE CREEN TODOPODEROSOS.QUE, TAL CONSCIENCIA.SALUDOS.BUENO MEREIDO.
 
páginas:
1 | 2 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar