Compartir

Hijos de lo fáctico

RICARDO GIL OTAIZA |  EL UNIVERSAL
viernes 8 de marzo de 2013  12:00 AM
CONVERGER en el análisis de la problemática civilizatoria que nos atañe como hombres y mujeres contemporáneos, pareciera ser una medida del grado de participación que como académicos estamos obligados a entregar a la sociedad. Esa "trama de la vida" de la que nos habla un Fritjof Capra, como la íntima relación entre la parte y el todo, el todo y la parte, en un mundo en el que los problemas no deberían ser entendidos como unidades aisladas, sino como entes interconectados e interdependientes, resultan ser atisbos de la cuestión fundamental y de las tareas que tenemos pendientes como humanos ilustrados que somos, o que pretendemos ser. El desarrollo sigue su curso, así como el deterioro medioambiental, y pasamos de lado como si la tangencialidad que le insuflamos a nuestras relaciones personales con la academia, fuese suficiente desde la visión acotada del mundo de relaciones, sin preguntarnos si todo este proceso que un día echamos a andar, tiene fin. Ciencia y fantasmagoría, academia y "absoluto".

Somos hijos de lo fáctico y tal vez ello acota nuestra visión y el simple hecho de dejar que la imaginación vuele en pos de un sueño. Medimos y calculamos, determinamos y auscultamos, pero nada nos dice que estemos yendo al fondo de la vida y de la compleja realidad que se oculta y se encierra en ella. Nuestra superficialidad nace precisamente en el momento en que pretendemos explicarlo todo bajo la égida de la metódica, con pasos y con isócrona medida, olvidándonos que los fenómenos traslucen ubicuidad, son de aquí y de más allá, explican y esconden, se muestran y se ahondan. La realidad serpentea ante nuestros ojos y también bate sus alas en nuestro corazón: se acerca y se aleja y de pronto se mece en el vacío inconmensurable de la razón y la locura.

El ocaso de los ídolos del que nos hablara Nietzsche, no es sino el ocaso de la "verdad", de allí su llamado angustioso para que dejemos de vernos a nosotros mismos y así percibamos lo inmanente, la esencia que nos constituye, aunque desde los ojos de la razón se escinda de ella. La completud de la realidad sólo puede ser atisbada desde el cambio paradigmático y la vuelta de hoja, que nos lleven, sin más, a deshacernos de viejos y manidos esquemas que nos sujetan de manera inexorable a atavismos, hoy en claro desuso por la razón. La vida es más de lo que podemos probar en nuestras cátedras y laboratorios.

En este orden se nos plantea la denominada "ecología profunda", de la que nos habla Capra, ya citado, que implica centrar el desarrollo, ya no sólo en el ser humano, es decir, como mera visión antropocéntrica, sino en el Ser Humano-entorno natural, para asumir una postura en la que la interconexión de cada elemento constituyente de los procesos vitales, sea tenida como una realidad. Igual para los procesos sociales y humanos, a los que la noción de la complejidad biológica observada da un salto cualitativo para así demostrar con pasmosa "certeza", cómo esas tramas pueden explicar las singularidades de la comunicación humana, los intríngulis de las relaciones sociales, los altibajos de la historia, y hasta las "normales" desavenencias entre padres e hijos, y la brecha generacional.

rigilo99@hotmail.com

@GilOtaiza


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar