Compartir

Sí podemos encontrar paz en la tormenta

AGUSTÍN ALBORNOZ S. |  EL UNIVERSAL
viernes 1 de marzo de 2013  12:00 AM
Haciendo un repaso del artículo pasado que hablaba de que las circunstancias en nuestras vidas no son determinantes, estuve meditando acerca del hecho cierto de que vivimos en un mundo cada vez más complejo, y donde se desarrollan circunstancias que, para hacer honor a la verdad nos golpean, muchas veces con dureza y muy seguidamente. El solo hecho de ver las noticias a través de cualquier medio, en muchos casos nos llega a poner los pelos de punta, sobre todo cuando en nuestro fuero más íntimo hemos tomado decisiones con la intención de buscar sinceramente hacer las cosas bien, debido a que al hacerlo es porque estaremos aprendiendo a distinguir con más claridad cuando las cosas ciertamente no se estén haciendo bien.

El comentario del párrafo anterior lo hacemos para dejar muy en claro que cuando hablamos de que las circunstancias no son determinantes, no es para de ninguna manera quitar importancia, ni ignorar la realidad en la que vivimos hoy día en el mundo actual, no se trata de hacer como el avestruz, meter la cabeza bajo la tierra para no ver lo que está pasando, ciertamente no. La idea es más bien mostrar que es posible remontarse ante las circunstancias adversas, por lo que éstas no son en verdad determinantes para que alcancemos la paz en nuestra existencia, y que mucho va a depender de cómo encaremos la situación.

A su vez, si tomamos la firme resolución en nuestras vidas de ir aprendiendo a incorporar los valores a nuestra manera de vivir, vamos a ir descubriendo que las circunstancias se nos pueden sujetar a nosotros, y no forzosamente al contrario. En ese caso, nos podremos preguntar ¿cómo puede ser esto posible?  Porque al hacerlo nos estaremos llenando de pensamientos positivos, alentadores, constructivos, amables, etc., los cuales nos llevarán a acciones semejantes.

Por otro lado, ¿qué hacer en los instantes en que la vida se nos pone bien difícil y nos golpea duramente, como decíamos al inicio? En esos momentos es conveniente que hagamos el esfuerzo de tomar un tiempo, y si es posible un lugar, para apartarnos un poco de las actividades cotidianas para reflexionar, guardar silencio para aprender a escuchar esa "voz" interior que nos puede hablar sobre lo que está ocurriendo y cómo encontrar soluciones y paz al respecto. Así de paso vamos a descubrir también que la tranquilidad y la mansedumbre de espíritu y de comportamiento es una virtud que se puede adquirir, y además se puede hacer un hábito en nuestra existencia.

Como todo lo que de verdad vale la pena en esta vida, la formación de dicho hábito va a tomar tiempo, no va a ocurrir de la noche a la mañana, por lo que va a requerir de la presencia de otro valor importante que es la paciencia, el cual nos va a permitir tolerar, comprender, padecer y soportar los contratiempos y las advertencias con verdadera fortaleza. Ciertamente va a ser mejor que en toda coyuntura compleja aprendamos a relajarnos, porque en definitiva no vamos a ganar nada preocupándonos, y al calmarnos vamos a estar en una mejor disposición para hallar soluciones, además de que notaremos que en muchas cosas nos va a pasar como al escritor Mark Twain, que una vez dijo Soy anciano, y he tenido muchos problemas...la mayoría de los cuales nunca sucedieron.

De hecho las preocupaciones, los rencores y los temores son  verdaderas "prisiones" que hacen que nuestros problemas parezcan más grandes de lo que son en realidad, y  nos pueden llegar a desmoralizar hasta el punto de que en verdad nos comience a ir mal. Además, éstas "prisiones" son muy contagiosas, no nos dejemos contagiar por ellas. En conclusión, nada bueno se consigue dando lugar a pensamientos negativos; al dar paso a los pensamientos negativos, adquirimos una personalidad negativa. Los pensamientos tristes y negativos debilitan el espíritu, y conducen al desaliento, y de allí no hay sino un paso hacia la depresión.

Para beneficiarnos del todo con este cambio de mentalidad, vamos a tener que luchar con una condición muy común en el ser humano de hoy día: la inmediatez de resultados, el querer todo para ahora mismo. Como ya mencionamos, las mejores cosas de la vida toman tiempo, y si queremos ver la gran recompensa de dicho cambio de mentalidad, debemos tener paciencia. Si hacemos progresos lenta y continuamente hacia lo que queremos, lo conseguiremos.

Por otra parte, siendo la realidad dura como lo es en muchos aspectos, ¿vamos a ganar algo preocupándonos por ella, amargándonos por ella y convirtiéndonos de paso en personas negativas con todas las consecuencias que ello conlleva?, ¿o será mejor ser positivos, distinguir lo sinceramente negativo de la realidad, y luchar por hacer las cosas de otra manera, para finalmente comenzar a realizar los cambios que necesitamos para beneficio de todos?  

agusal77@gmail.com

@agusal77


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (4)
páginas:
1 |
Por William Rafael Micett Mujica
01.03.2013
8:52 PM
Buena noche deseo para todos!!! Solo deseo dar las gracias al Señor Albornoz, por tan hermosa escritura, sinceramente desde lo más profundo de mi alma le doy las gracias por tan maravillosa enseñanza, ojalá y sea mayor la cantidad de comentarios, ya que ello significaría que ya llegado y ha calado en lo más profundo del ser de cada uno, y eso es grandioso, no hay palabras, asi me extienda y escriba, teclee en una PC, simplemente no hay palabras, Gracias Señor Agustín Albornoz, en todos nosotros los seres humanos,tomará su tiempo, pero llegará. Simplemente Gracias!!!!!
 
Por lilia white
01.03.2013
7:36 PM
YO TAMBIEN HE VIVIDO DESDE QUE CAYO LA DICTADURA CUANDO PEQUENA Y CUANDO EMPEZO LA DEMOCRACIA HASTA HOY, Y PUEDO DEICR CON CERTEZA QUE NUNCA ANTES HEMOS TENIDO TANTO DESPELOTE EN VENEZUELA!
 
Por Adolfo Vasquez
01.03.2013
5:42 PM
Interesante articulo, gracias.
 
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
01.03.2013
8:15 AM
ES MUY DIFICIL PARA UNA PERSONA QUE VIVE EN UNA ESTADO DE ANSIEDAD PORQUE EL ODIO VISCERAL LO ESTA CONSUMIENDO PUEDA TENER PAZ CONSIGO MISMO..EN ESA CONDICION SE ENCUENTRA PARA SU DESGRACIA FISICA Y MENTAL MUCHOS OPOSITORES PORQUE ESTA UN GOBIERNO QUE NO QUIEREN Y SE EMPEÑAN EN DESCONOCER BESTIALMENTE UNA REALIDAD POLITICA Y OTROS LOS EMBARGA UNA PORFUNDA FRUSTRACION POR HABER PERDIDO EL PODER Y OTROS MAS PORQUE NO LO TIENEN Y ESO LOS OBSECIONA IRREMEDIABLEMENTE.NO QUIEREN ENTENDER QUE EN UN ESTADO DE DERECHOS Y EN UN PAIS DONDE REINA UN SISTEMA ELECTRORAL DE PERFECION DEMOCRATICA ESTA UNA MAYORIA QUE NO QUEREMOS QUE NUESTRA PATRIA SEA RELAMENTE DESTRUIDA Y LLEVADA AL ABISMO FISCAL Y ECONOMICO COMO SUCEDIO EN EL FUNESTO PSADO NEOLIBERAL DONDE TIN SIQUIERA TENIAMOS RESERVAS INTERNACIONALES ,NI SOBERANIA NI NADA QUE PUEDIERA DARNOS ESPERANZA SOBRE EL FUTURO..LO VIVI CON ABSOLUTA PROPIEDAD Y POR ESO PUEDO OPINAR DE ESE NEFASTO PASADO
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar