Compartir

Devaluaciones en Venezuela

RAFAEL DÍAZ CASANOVA |  EL UNIVERSAL
viernes 22 de febrero de 2013  12:00 AM
       Venezuela tuvo una de las mejores actuaciones monetarias de todo el mundo. Sin ánimo de describir la historia, que requiere precisión, podemos decir que hasta el año 1961 Venezuela mantuvo una paridad con respecto al dólar norteamericano  de tres bolívares con treinta y cinco céntimos. Dicho cambio había sido una constante desde 1938 y existía un llamado dólar petrolero que se cotizaba inalterablemente a tres bolívares con nueve céntimos.

A principios de ese año 1961, durante el gobierno de Rómulo Betancourt, debido a los primeros indicios de problemas fiscales, se realizó una devaluación de 34,3% cuando se llevó el cambio a cuatro bolívares con cincuenta céntimos. El cambio de la paridad vino acompañado de un hecho singular. Las monedas de uno, dos y cinco bolívares y las fraccionarias de un real (50 céntimos) y un medio (25 céntimos), que hasta entonces eran de una fina aleación de plata .900 se sustituyeron por similares de níquel. Ya se comenzaba en el mundo, la traición a los acuerdos de Bretton Woods.

Durante el primer mandato del doctor Rafael Caldera (1969-74), como un reflejo de su personalidad, se realizaron dos revaluaciones de diez céntimos de bolívar cada una, equivalentes a 2,22% y 2,27% cada una de ellas. Con ello el bolívar tuvo hasta el viernes negro, 18 de febrero de 1983, un precio constante de cuatro bolívares con treinta céntimos.

El gobierno de Luis Herrera Campíns, motivado por la disminución de las exportaciones petroleras y por la crisis de la deuda latinoamericana se vio precisado a llevar adelante la corrección monetaria de febrero de 1983.

Nos iniciaron y engancharon en el desdichado y aborrecible vicio de la devaluación monetaria.

A partir de entonces y pasando por situaciones distintas de libertad y de control de cambios, pero siempre presente la corrupción de los organismos de control (sic), la tasa cambio se ha despeñado desde aquel 4,30 hasta el equivalente actual de 6.300 bolívares de aquellos por cada dólar norteamericano, es decir 1.465%. Se dice fácil, es muy duro.

La tasa de cambio de una moneda nacional es el precio de ella ante la comunidad internacional. Su valor depende de los bienes y servicios que produce y comercia el país y por lo tanto, tiene mucho que ver con la condición que pueda tener el país entre los extremos de ser un país importador de bienes y servicios o por el contrario, un país que comercia los bienes y servicios producidos por sus nacionales y que consumen en otras naciones.

Este régimen que nos destruye, entre sus acciones, ha logrado que una parte importante del reducido producto de la extracción del petróleo sirva para venderlo a precio muy disminuido a los países amigos. Otra parte se ha hipotecado a los chinos para saldar cuentas que nadie conoce y una fracción, que apenas se acerca a un millón de barriles de petróleo, se la vendamos a EEUU a un precio internacional y lo más importante, cancelado oportunamente.

Como sustraendo de esas operaciones y gracias a los accidentes sufridos en la industria petrolera, nos vemos en la imperiosa necesidad de importar más de ciento diez mil barriles de gasolina cada día, para completar el consumo nacional. Las importaciones las pagamos a su valor internacional y la gasolina la regalamos a menos de 1,6 centavos de dólar por litro de gasolina. Como referencia indicaremos que ese combustible en EEUU vale un dólar el litro y en Europa cuesta un cincuenta por ciento adicional.

El desorden contable de Venezuela hace impensable la evaluación de la situación financiera nacional. Pdvsa, el Banco Central de Venezuela y los llamados fondos que se administran desde Miraflores como si fueran bodegas, impiden que alguien pueda saber nuestra realidad financiera y fiscal. Venezuela, hoy, es "inauditable".

Dicen los estudiosos de la economía que el paso dado de la devaluación carnavalesca, es insuficiente. La consecuencia más probable es un espantoso desabastecimiento. El despilfarro, la destrucción del aparato productivo nacional y el desorden que se ha adelantado en un endeudamiento voraz, presagian que los peores tiempos están por venir. Requerimos de un cambio de rumbo. ¿Quién le pone el cascabel al gato? O lo hacemos todos o nos fregamos.

rafael862@yahoo.com

@rafael862


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (9)
páginas:
1 |
Por Graciela Nuñez
22.02.2013
10:03 AM
FIDEL Y MADURO LOGRARON SACAR A CHAVEZ DEL CAMINO SIN DISPARAR UN SOLO TIRO, JA!! POBRES CHAVECISTAS DE A PIÉ, ESTAN SIENDO ENGAÑADOS COMO NIÑOS...
 
Por Alejandro Uribe
22.02.2013
9:11 AM
Desde 1974 la economía del país ha sido manejada por intereses extraños a los venezolanos y sus resultados han sido desastrosos. Los presidentes a partir de ese año han sido inducidos a tomar decisiones desacertadas y se han justificado las medidas erradas con los 5 argumentos conocidos: 1. Moneda sobrevaluada 2. Incentivo a la producción nacional 3. Protección de la fortaleza monetaria 4. Requerido para hacer obras de carácter social 5. dólar barato. Lo peor de todo, es que muchos ¿intelectuales? se creen estos cuentos y piden aún más devaluación, por tener el pecado mortal de un dólar barato para un país petrolero, que hay que castigar con miseria. Considero que los presidentes han sido hombres honestos y quienes se han beneficiado de las medidas erradas son sus asesores económicos, quienes terminan siendo magnates petroleros o funcionarios bien remunerados de organismos internacionales, mientras que algunos de esos presidentes han llegado al fin de sus vidas pobres y/o exiliados.
 
Por Blasino yaselli
22.02.2013
8:15 AM
hhau mucha envidia de que le regalan a otro y no a el
 
Por Alejandro Uribe
22.02.2013
7:53 AM
La devaluación permanente de las monedas, es una perversión favorita de muchos economistas y es recetada reiterativamente como una panacea por ellos, tal como lo hacían los alquimistas de la edad media con el mercurio, que lo formulaban para combatir todas las enfermedades del organismo humano, sin tener en cuenta sus efectos nocivos colaterales, sobre la salud de los pacientes. Además en la edad media, cuando una persona tenía anemia, los médicos-alquimistas, por ignorancia también recetaban hacer sangramientos y con esa recomendación terminaban acortando la vida de los pacientes. Hoy existen economistas, que para atacar la inflación recomiendan devaluación, lo cual genera más inflación, pobreza y delincuencia. La diferencia entre la mala praxis médica de la edad media y la mala praxis de la economía actual, es que en la edad media había ignorancia, mientras que hoy se sospecha de la existencia de una "mano peluda" de la especulación, que reemplaza a la "mano invisible" de Adam Smith.
 
Por Alejandro Uribe
22.02.2013
7:48 AM
En 1983 un dólar se compraba por Bs. 4,30 bolívares viejos; hoy un dólar cuesta BsF. 6,30 bolívares fuertes que convertido a bolívares viejos para mantener la consistencia de las unidades es Bs. 6300 de los viejos; entonces: ((6300-4,30)/4,30)*100 = 146.411,63%. Parece que se olvidó multiplicar por 100 para expresar el porcentaje.
 
Por JOSE NUNES
22.02.2013
7:15 AM
HAHA HAHA...HAY UNA DIFERENCIA BARBARA DEL PASADO Y DEL PRESENTE:ANTES DEVALUAVAMOS LA MONEDA .,HOY LA MONEDA NOS DESVALORIZA A TODOS. AL PRECIO QUE ESTA, U NO TENEMOS PARA COMPRALA U TENEMOS QUE MENDIGAR QUE ALGUEN LA ENTREGUE AL PRECIO QUE MEDIANAMENTE ODEMOS ADQUIRIRLA. GRACIAS FIDEL.!!!!
 
Por JOSE NUNES
22.02.2013
6:46 AM
PRIMERO AL QUE BUSCAR AL GATO. NO SABEMOS POR DONDE ANDA SI ES QUE ANDA...GRACIAS FIDEL.!!!!
 
Por bernardo lugo
22.02.2013
3:18 AM
Una Devaluación es una operación financiera estrategica, en el marco de una economia diversificada, en el caso Venezolano, solo es una muestra de "viveza criolla", que ya muestra visos de ligereza y vicio continuado, esta conducta finalmente terminara por agotar el "modelo de utilidades cambiarias" y obligará al gobierno a adoptar duras medidas económicas que serán como siempre un golpe de garrote al empobrecido bolsillo de los venezolanos.
 
Por Alfredo Manrique
22.02.2013
1:36 AM
Despus que este gobierno mediocre despilfarr los dineros de los venezolanos en regaladera a los chulos presidentes, mas la corrupcin imperante, ahora, tienen que seguir devaluando porque somos los venezolanos los que tenemos que pagar sus mega desastres econmicos. Ya lo dijo el hombre del submarino, que de econmia sabe lo que yo s de astronautica, osea nada, HAY QUE PROTEGER LOS DLARES DEL PUEBLO... si, del pueblo, como no, ser los de su bolsillo y la cuerda de corruptos que hacen negocio con los bonos del pas.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar