Compartir

Petróleo y progreso

ODOARDO LEÓN-PONTE |  EL UNIVERSAL
martes 19 de febrero de 2013  12:00 AM
El petróleo, aún en las etapas de los precios más bajos, ha permitido ingresos que de haber sido usados debidamente, hubieran permitido que nuestro país fuera un portento de progreso y modernismo. Otra ha sido la realidad que ha ido de estupendas expectativas positivas para los jóvenes y para la población en general a pocas o ninguna posibilidad de lograr un futuro cierto de progreso en el país, salvo por la afinidad a una ideología o a un proceso, pero sin calidad de vida.
A partir de los años 50 y hasta mediados de los ‘60, el futuro era radiante y el ciudadano normal podía aspirar a una casa, trabajo y un futuro planificado; el ahorro tenía significado y quienes poseían algún dinero podían colocarlo para derivar el sustento. El ingreso tenía un valor cuasi permanente. A partir de la segunda mitad de los años '70, con la inflación llegó un cambio para enfocar el futuro, con la necesidad de adaptar el modo de vida en función de esa nueva realidad, producto de las acciones de los gobernantes, que fueron creando  los desajustes derivados de sus gestiones y la proliferación de la corrupción, que de manera permisiva se fue convirtiendo en la nueva forma de vida.

A partir de la estatización de la industria petrolera y los subsiguientes altos precios del petróleo, cobraron alas las pretensiones de los gobernantes: trataban de presentar un país inviable en función de sus recursos humanos y de la cultura social existente, cónsonas con las nuevas prácticas de nuevos ricos que, generalizadamente, se convirtieron es uso y  costumbre. El sector político se fue debilitando en función de las nuevas realidades introducidas y permitidas por sus acciones y derivamos, paulatina pero serenamente, hacia un nuevo enfoque político: la permanencia indefinida en el poder a costillas del empobrecimiento del país, de su gente, de su infraestructura y de su economía.  Con el siglo XXI se introdujo la política y la permanencia en el poder como el único objetivo, a contra pelo, de la gestión de gobierno y por ende de la actividad de Pdvsa siglo XXI.

La acción desarrollada por el Estado con los recursos petroleros conduce a un empobrecimiento generalizado del país que se manifiesta en la degradación del ingreso, acercando todo al nivel mínimo con la meta eventual del salario mínimo o lo más bajo posible, el ínfimo nivel de mantenimiento posible, la menor capacitación de la gente, la menor atención a la salud, el incremento a un nivel de inseguridad atroz, la estatización cada vez mayor de segmentos de la economía con la consecuente pérdida de producción y competitividad, el mantenimiento de empresas quebradas y costosas, el deterioro cada vez mayor de la calidad de vida y de las alternativas de recreación, la penalización al consumidor para subsanar la incapacidad de las empresas públicas de servicios, el incremento incesante de los precios producto de la inflación, el deterioro de la cultura social del habitante, el costo incrementado de todo lo que tiene que ver con el Estado, sin límite aparente; la dependencia de las importaciones aún para el petróleo, un presupuesto militar desproporcionado, con una inmensa escasez de divisas: todo hipotecando el futuro sin posibilidades de rehabilitación.

Se trata de un mecanismo de aumento de y explotación de los pobres y el incremento de los pocos ricos en función de la permanencia en el poder.

(odoardolp@gmail.com)

(http://odoardolp.blogspot.com)


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (5)
páginas:
1 |
Por José R Pirela
19.02.2013
3:13 PM
El Estado de Derecho venezolano, el que se practica por hechos, el real, el facultado por los ingresos petroleros, sigue la Ley del Mínimo para las personas, y la ley del Máximo para los gobernantes. Salario mínimo, comida mínima, casa mínima, salud mínima, educación mínima, trabajo mínimo, seguridad mínima, para la población, soberana boba. Y para los gobernantes, ingresos máximos, máxima corrupción, máximo bienestar, máxima seguridad y Máximo Soberano Poder.
 
Por José R Pirela
19.02.2013
2:40 PM
En el XXI se extremó la estatización petrolera, imponiendo al gobierno como benefactor y conductor de las personas. Al convertir al gobierno en único gestor de la industria petrolera, único recurso dador de vida del país, la política absorbió la economía, cuya gestión debe ser producto de la actividad productora y creadora de las personas, no del gobierno. Esto es simplemente un exabrupto que comenzó a corregirse con la Revolución Francesa. Pero el objetivo de la Revolución Socialista Venezolana es precisamente regresar al pasado, donde todo el Poder era del Estado Soberano. Y como los políticos lo que desean es Poder para sacar ventaja, imponerse sobre los demás y permanecer dominando, entonces encuentran en Venezuela la mesa servida.
 
Por José R Pirela
19.02.2013
11:56 AM
Los desajustes económicos en Venezuela los han creado los políticos gobernantes por la ingenuidad de muchos y la viveza de pocos ¿Entregarle el manejo del petróleo al gobierno? Aún no hemos aprendido que la gestión política es contraria a la gestión económica; que la política genera votos y la economía genera ingresos; que los ingresos deben ser generados por la población y la política es para repotenciarlo; que el liderazgo de la manada de lobos se gana con la fuerza del petróleo, pero en los Estados Modernos con acuerdos democráticos, por consenso al beneficio social generado por los ingresos producidos por la población, porque al pertenecer al gobierno jamás llegará a un acuerdo ¿Es muy difícil comprender eso?
 
Por José R Pirela
19.02.2013
11:12 AM
Yo no veo una nueva forma de vida, lo que veo es una disminución progresiva del reparto petrolero. En la medida que la población y la corrupción aumentan, alcanza menos para repartir. Comenzamos con la Cesta Ticket, seguimos con la Ley de Alimentación, y nos acercamos a la libreta de racionamiento a la cubana. Nos vienen cocinando como a la ranita y nos vamos acostumbrando, pero nada que nos enfocamos en la causa: Estado Petropaternalista y Conductor, con una población expectante sin ninguna posibilidad de crear ingresos.
 
Por José R Pirela
19.02.2013
10:43 AM
La calidad de vida necesita del desarrollo humano, pero se necesita de la libertad individual para que ocurra la autorrealización, o sea, aprender haciendo. Las aves aprenden a volar solas, no sobre el lomo de sus padres. Cada pareja forma su propio nido, y cuando los hijos aprenden a volar y cazar forman sus propios nidos, pueden formar una comunidad pero son independientes de sus padres y de las demás aves. A los venezolanos se nos ocurrió que debemos vivir todos en un mismo nido, y que Papá gobierno vuele y cace por los demás, pero al ser privilegiados con el maná petrolero, Papá se volvió perezoso y lo único que hace es repartir.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar