Compartir

¡Santas palabras!

PAOLO MONTANARI TIGRI |  EL UNIVERSAL
jueves 14 de febrero de 2013  12:00 AM
     Con mucha honestidad periodística debo reconocer que cuando un funcionario dice lo que ha dicho en días pasados el Vicepresidente... o el presidente encargado... Nicolás Maduro (la verdad es que no sé cómo llamarlo), se merece el apoyo de todo el mundo, oficialista y opositor. Al pan pan... con todo lo que sigue.

     Pero, se preguntarán ustedes, ¿qué es lo que ha dicho el Vicepresidente... o el presidente encargado... llámenlo como mejor les parezca, de tan trascendental como para merecerse el apoyo de todo el mundo? ¡Muy sencillo! En ocasión de los actos conmemorativos del 23 del Enero, actos que, dicho sea de paso, nunca había celebrado antes este gobierno, después de alertar al pueblo para que nadie se sorprenda por eventuales acciones que se podrían tomar en las próximas horas por ciertos rumores que corrían por allí sobre un supuesto "magnicidio" contra el mismo Vicepresidente... o presidente Maduro y contra el presidente de la Asamblea Nacional, Sr. Diosdado Cabello, declaró  urbi et orbi que "toda persona que viole la Constitución Nacional debe ir presa" prometiendo mano dura contra los desestabilizadores. ¡Santas Palabras!

   Hasta cuándo con eso de considerar la aplicación de cualquier artículo de la Constitución como un "puro formalismo" ¡La nuestra no es una Constitución acomodadiza! Hay que respetarla y aplicarla ¡qué caramba! Es por eso que comparto plenamente lo que ha dicho el ciudadano presidente encargado cuando ha tachado de desestabilizadores a todos los que no aplican la Constitución sino pretenden interpretarla a su  uso y conveniencia.

      Eso sí, lo importante, como siempre, es no solamente la coherencia de comportamiento, o sea que no haya contradicción entre lo que uno dice y lo que uno hace, sino y sobre todo, que esas medidas represivas anunciadas por el presidente encargado sean para todo el mundo, tanto para los de acá como para los de allá. ¿No le parece justo Sr. Maduro?  Es cierto, como decía su famoso tocayo Nicolás Maquiavelo, que "a un príncipe, o sea a un gobernante, nunca le faltarán argumentos para colorear la inobservancia de la ley", o "sea para justificar lo que hace" pero hay casos en los cuales ciertas tesis esgrimidas para dar una explicación sobre ciertas decisiones tomadas por el mismo gobierno, haciendo caso omiso de la misma Constitución, contrastan con el sentido común, con la lógica, con la aplicación estricta de la ley. En estos casos entonces, no serían  "santas palabras" las suyas, sino una decisión de parte... y ¡esto no estaría bien!
                                                                                                      
Desde  Italia

p.montanaritigri@fastwebnet.it


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar