Compartir

La fórmula heroica ya no funciona

HUMBERTO JAIMES QUERO |  EL UNIVERSAL
miércoles 6 de febrero de 2013  12:00 AM
No pocos historiadores hablan de la existencia de una obsesión en torno a la valoración y manipulación del proceso de independencia consumado en los comienzos del siglo XIX, una etapa importante en el devenir que connotados fanáticos entienden como la fórmula mágica para comprender, abordar y explicar lo que somos y lo que seremos en el mañana. Incluso, no faltan los autores que sugieren que tal obsesión alrededor de la denominada gesta heroica pudiera ser abordada a través de un estudio "patológico", porque se trata de hacer frente a un tipo de "enfermedad" que tiene cierta  incidencia en la sociedad.

La verdad es que la independencia, así como todo lo que ella significa en la construcción de la nación ha generado consecuencias de todo tipo y frutos importantes. Eso es innegable. De ella y con ella se forjó una parte de la cambiante identidad nacional, una parte de la sustancia de la nación, por no citar otros aspectos cuestiones de igual o mayor relevancia. Sin embargo, pretender que sus hombres e ideales constituyen la fórmula mágica e infalible para comprender, abordar, explicar y solucionar los desafíos más importantes del presente y del futuro, constituye una monumental insensatez.

Por razones obvias. El mundo que vivimos y se nos viene encima no es el de 1810 o 1824, y gran parte de las soluciones que reclama tampoco pueden ser las mismas que se emplearon en aquellos días tumultuosos. Decirlo es una necedad. Sin embargo, muchos no lo entienden así, y para entenderlo quizás tendrían que reconsiderar sus esquemas de pensamiento, reiniciar su  disco duro.

Si preguntáramos a los líderes de la gesta heroica qué hacer frente a problemas concretos como el calentamiento global, el incremento explosivo de la población  mundial, la creciente escasez de agua, el agotamiento de la energía fósil y otros recursos naturales ¿qué podrían decirnos?

Seguramente nada, porque estos son problemas que no conocieron y sobre los que no reflexionaron. Lo mismo atañe a un conjunto de desafíos de los que no tuvieron  idea, pero que hoy son preocupación crucial de la humanidad. Nos referimos, por ejemplo, a la posibilidad de sustituir el petróleo por otras fuentes de energía, así como a la posibilidad de prolongar la vida humana en otro rincón del universo, debido a las adversas condiciones que cada día presenta nuestro maltratado planeta.

La solución a estos y otros dilemas no está en el Manifiesto de Cartagena (1812), en la Carta de Jamaica (1815), en la emblemática Batalla de Carabobo (1821), ni en otros tantos documentos y episodios pertenecientes a la misma época que se citan a diestra  y siniestra, como el pan de cada día. Aunque seguramente habrá quienes insistirán en que estos episodios y documentos dan para atender otro tipo de desafíos como son la consolidación de la memoria histórica y  una república soberana, que se supone tienen la misma importancia que los retos  antes mencionados.

Lo paradójico es que por espacio de varias décadas, en este país se ha invocado la fórmula mágica para enderezar los entuertos domésticos, para  salir adelante, pero ello no ha dado resultados favorables, porque la vida nacional ha sufrido un espantoso deterioro. ¿Funcionará esa fórmula en el mañana? No lo creemos.

El mundo que se avecina exige una lectura y una comprensión que en gran medida no está en el pasado glorioso. No en vano, los historiadores han advertido que seguir atornillados en ese pasado en cierto modo sigue escamoteándonos el futuro.

humjaro@yahoo.com

@humbertojaimesq


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Alberto Gomez
06.02.2013
10:31 AM
Aah, Juan Peres, pero los pobres dicen que chavez piensa en ellos, como el Dr. pensamos, pensamos pero no se nos ocurre nada, hasta que llegan las elecciones, entonces si prometemos que todo venezolano sera un empresario, epa! me equivoque, esa fue una promesa de Claudio Fermin, pero chavez dice todos los pobres van a tener casa propia y carro y van a vivir como ricos, pero luego no les da nada porque ser rico es malo
 
Por william salazar zerpa
06.02.2013
9:22 AM
Sr Juan Peres mejor explicación imposible! El problema es que la gente no tiene ni remota idea de esa semejante cantidad seguida de tantos ceros, me recuerda a la recompensa por BinLaden en Afganistan que tuvieron que llevarla de millones de dolares a miles de ovejas para que los aldeanos la entendieran!
 
Por juan peres
06.02.2013
7:56 AM
Han desaparecido la monstruosa suma de US$ 1.200.000.000.000 equivalente a 36 millones de apartamentos de estreno o 105 millones de unidades Ford Fiesta de paquete. Si esa cantidad se hubiera distribuido entre las tres millones de familias con menos ingresos del país (la mitad de la nación, la más pobre) le correspondería a cada familia la cantidad de US$ 400.000 equivalente a 12 apartamentos para estrenar o 35 unidades Ford Fiesta de paquete. Aquí los grandes engañados han sido los pobres, a los que se les ha dado bagatelas, educación de bajísimo nivel académico y becas miserables, que en conjunto promedio por familia no alcanza a lo que vale un (1) Ford Fiesta de paquete. Así los pobres siguen siendo pobres después de 14 años.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar