Compartir

Mutación constitucional

RICARDO COMBELLAS |  EL UNIVERSAL
martes 5 de febrero de 2013  12:00 AM
Mis alumnos de Derecho Constitucional me solicitan que indague sobre la  mutación constitucional, concepto muy citado en estos días con motivo de la reciente y controversial sentencia de la Sala Constitucional del TSJ relativa a la interpretación del artículo 231 constitucional. Trataré de ser lo más pedagógico  posible, pensando más en el ciudadano común  que en el jurista especializado.

El tema nos refiere a las diversas formas que reviste la reforma constitucional. La más frecuente en nuestra turbulenta historia política lo ha sido el quebrantamiento del orden constitucional, derivado de un golpe de Estado exitoso o de una revolución, y la consiguiente convocatoria del poder constituyente del pueblo. También tenemos la vía institucional por excelencia, consistente en la activación de los mecanismos de reforma establecidos expresamente en la Constitución. Por supuesto que es la vía ideal, pues autoriza el cambio dentro de la estabilidad, impidiéndose así el rompimiento del hilo constitucional. Por último, las denominadas modificaciones no formales de la Constitución, que la doctrina denomina como mutaciones constitucionales. En palabras del constitucionalista alemán Konrad Hesse: "una mutación constitucional modifica, de la manera que sea, el contenido de las normas constitucionales, de modo que la norma, conservando el mismo texto, recibe un significado diferente".

El Derecho Constitucional comparado nos muestra diversas expresiones de mutación constitucional (Pedro De Vega en su admirable libro La reforma constitucional y la problemática del poder constituyente analiza magistralmente el tema), como consecuencia de la siempre presente tensión entre la realidad política y la realidad jurídica, entre lo jurídico y lo fáctico, y su resultado en la alteración del significado original de la Constitución, tal como lo estampó en ella el constituyente. En suma, convivimos con las mutaciones constitucionales, producto de lagunas y prácticas políticas que se resuelven sobre la marcha, sin esperar la necesaria y conveniente reforma, a través de los mecanismos que la misma Constitución establece, en nuestro caso, sea la enmienda, sea la reforma general, sea la convocatoria de una asamblea nacional constituyente.

Lo doloroso y grave del diferendo en torno al artículo 231 constitucional está, ante todo y por sobre todo, en que el guardián por excelencia de la Constitución de 1999, la Sala Constitucional del TSJ,  abusando de sus poderes de interpretación haya modificado flagrantemente su contenido, y por ende su significado, tal como nítida y prístinamente (puedo dar fe de ello como corredactor de la norma), lo estableció el constituyente.

Sufre la Constitución, sufre la cultura jurídica, sufre la democracia constitucional, y pierde autoridad el intérprete constitucional, cuando recurre a una innecesaria y abusiva mutación constitucional para resolver un asunto de nudo poder, dando pie a  la arbitrariedad por sobre la racionalidad, que trastoca profundamente la médula de los valores, principios y reglas de nuestra Ley Superior. Un mal ejemplo para la comunidad jurídica, pero más que ello, un pésimo precedente en detrimento del patriotismo constitucional.

ricardojcombellas@gmail.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
05.02.2013
11:45 AM
LOS QUE ESTAN REALMENTE SUFRIENDO PORQUE LOS MATA LA FRSUTRACIION E IMPOTENCIA DE NO PODER TUMBAR EL GOBIERNO O APODERARSE DE EL DE ALGUNA MANERA SON OTROS PROFESOR COMBELLAS.LA OPOSICION DESAFORADA ESTA MALINTERPRETANDOLA A SU CONVENCIENCIA E INTERESES POLTICOS ....VOCFERAR IRRACONALMENTE POR EJEMPLO QUE HAY QUE PODER A DIOSDADO CABELLO COMO ENCARGADO PORQUE APLICA EL ARTICULO 235 PORQUE Y QUE EXISTE UNA AUSENCIA TEMPORAL NO CONTEMPLADA ALLI AUN EXISTIENDO UN PERMISO APOBADO POR EL PARLAMENTO NACIONAL Y UNA CAUSA DE FUERZA MAYOR CERIFICADA PARA QUE EL PDTE CHAVEZ NO PUEDA JURAMENTARSE ESE DIA ES SIMPLEMENTE TERGIVERSAR EL CONTENIDO DE LA NORMA COSNTITUCIONAL.......
 
Por nino jaramillo
05.02.2013
8:48 AM
Una vez mas, en total acuerdo con el Dr. Combellas.. su clara posición ante lo que se puede denominar: Irrespeto Constitucional.. Será que la sra. del tsj en algun momento, podrá sentir en carne propia lo que los venezolanos hoy sentimos..? Será que su arbitrariedad juridica, tendrá en el futuro algun costo para su persona..? NO ES FÁCIL..
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar