Compartir

"La vida de Pi y la estética visual"

GABRIEL VARGAS-ZAPATA |  EL UNIVERSAL
viernes 1 de febrero de 2013  12:00 AM
Resulta cuanto menos irreverente, que obras como Sensatez y sentimiento (1995), Tigre agazapado, dragón escondido (2000), Hulk (2003) y Brokeback Mountain (2005), estén firmadas por un mismo director: el tailandés Ang Lee. ¿Qué pueden tener en común historias tan distantes entre sí, como lo es, una de superhéroes y un drama gay?

Aunque parezca increíble, hay vestigios de Lee en todas estas cintas, Una aventura extraordinaria, no hace más que expandir esta condición. Existe en ella el estilo de un autor que, desbordado por su madurez cinematográfica e intrínsecamente lírica, desemboca en una aventura que, con profunda delicadeza, sabe mantenerse al borde de la fantasía y del surrealismo, sin perder su condición seria y dramática. En todo caso, con Una aventura..., vuelve a la filosofía visual de Tigre... Eso sí, con una riqueza narrativa, evidentemente estilizada.

Por una parte, el filme puede medirse por su estética y por otra, por su contenido existencial. Si hablamos, por ejemplo, del color y de la fotografía, habrá que señalar la sutileza de su curso y lo sensiblemente compenetrado que está a la historia y a la narración. Esto se acentúa, evidentemente, con la música (onírica y sugerente, pero también con matices folclóricos indios) y los diálogos (en la mayor parte del metraje, puntuales y estrictos).

El discurso de Lee, la construcción misma de la historia y buena parte de su solución argumental, están sustentadas en los efectos visuales. A diferencia de la mayor parte del cine comercial actual, los efectos no tienen un propósito espectacularizador, en este caso son parte de los sentimientos de Lee y los que transpiran su historia y sus personajes. Es decir, se encuentran a merced de la historia, y no la historia supeditada a ellos. Incluyo también, el acertadísimo uso del 3D.

Al mismo tiempo, y he aquí la gran virtud de Lee y de su película; se elabora una metáfora sobre el horror humano, sobre sus miserias y su conducta en situaciones límites. Y por si fuera poco, se habla también de religión, de compasión y del odio. Estamos ante un film profundamente filosófico, pero también emotivo y visualmente espectacular. Comparable quizá con la fascinante etapa oscura de Goya.

La superación de Lee, adquiere dimensiones imprevisibles, gracias a un final perturbador y emotivo. Una aventura extraordinaria, por su estructura y composición, no es una película común. Representa, en dimensiones formales, un importantísimo paso en los usos de las nuevas tecnologías en el cine, y el nuevo orden que este parece estar adquiriendo en estos tiempos hipermodernos.

Suraj Sharma (Pi en la película), construye con alma, la emotividad y las sensaciones más pueriles del film. Un relato finalmente conmovedor, que evoca la belleza desde las más complejas formas cinematográficas y desde las más sencillas y delicadas reflexiones sobre la humanidad. Un acertado discurso, elaborado desde el corazón.

@gvargaszapata

gvargaszapata@hotmail.com

www.gvargaszapata.blogspot.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por jose moretia
01.02.2013
1:42 AM
Tengo entendido que al tigre de pi lo estan buscando en Pariata para cortarle las garras los paleros. Aveces la realidad es más extraña que los culebrones filmicos.
 
Por jose moretia
01.02.2013
1:40 AM
Sin animo de contradecir a nadie a mi me parecio un culebron anestesico. Se que muchas personas muy sesudas diran que es profunnnndisima y tan espiritual... La verdad al menos para este ignorante servidor es que a primera parte de la pelicula es un "cliche" que incluye el mismo nombre 3,1415926.., del amiguito pi, la parte en el mar con los animalitos es PESIMA, su graficos por computadora no convencen. El tigre se metia cada vez que era conveniente bajo la lona?? ajajaja que raro. Sinceramente desee que un tiburon blanco se los comiese a todos, aunque fuese uno acartonado y medio pixelado. "El mensaje" cual mensaje. Sólo me hizo recordar el atun Margarita que esta escaso y caro. La isla carnivora, la unica conocida esta en el mar caribe de la felicidad y come unicamente presidentes de repúblicas petroleras. Totalmente inverosimil aunque en Venezuela se dan explicaciones más extrañas aún a la desaparición de ciertos funcionarios publicos. Excusen mi gran ignorancia e insensibilidad
 
Por Luis Lara
01.02.2013
12:17 AM
Totalmente de acuerdo con su critica. Lo unico que debo mencionar es que el director Ang Lee no es Tailandes, es Taiwanes. Lee nacio en Taiwan, no en Tailandia.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar