Compartir

La verdadera polarización

La asfixia política amenaza gravemente a toda la sociedad, no solo a los partidos de oposición

FRANCISCO JOSÉ VIRTUOSO SJ |  EL UNIVERSAL
jueves 31 de enero de 2013  12:00 AM
En el país existen distintas visiones sobre qué es democracia, qué modelo económico nos conviene, cuál es la vía más expedita para salir de la pobreza, etc. Hay suficiente base empírica, para concluir que en Venezuela existe un mosaico ideológico que se sostiene sobre un conjunto de creencias comunes que forman parte de nuestra cultura política. Esa variedad se enarbola también por una gama amplia de partidos políticos, voceros independientes, líderes sindicales, etc. Esa heterogeneidad es clara y manifiesta en el mundo de la oposición política y, a pesar de los esfuerzos del liderazgo oficialista por homogeneizar la identidad de su militancia, es posible observar también diversidad de posiciones en ella.

Podemos ir un poco más allá y decir también que esta variedad no ha coexistido pacíficamente. Al menos desde 1936 la confrontación y el debate de ideas toman abiertamente la calle y los medios de comunicación. El trienio 1945-1948 fue especialmente intenso en cuanto a la confrontación ideológica. El régimen de conciliación de elites, por más que intentó conciliar, como su nombre lo indica, siempre dejaba saltar más de un chispazo. En la última década del siglo XX la confrontación se agudizó más, saltando hacia la polarización en los dos primeros años del siglo XXI.

La polarización consolidó la hegemonía del chavismo-bolivariano hacia el 2004 y debilitó las posibilidades de los partidos de oposición para acceder al poder, a la vez que justificó un amplio conjunto de prácticas excluyentes por parte del Estado, que poco a poco se fueron imponiendo como norma de aplicación común.

En los tiempos que corren la polarización ha cobrado un matiz par- ticular. lo que nos divide y enfrenta es la forma peculiar en que manejan y controlan el poder quienes lo detentan y representan. Se trata de una nueva oligarquía que en nombre de determinados principios (la patria, los pobres, la revolución, la soberanía, el bolivarianismo, etc.), dictamina qué es lo conveniente, lo bueno, lo correcto. Sin escuchar a más nadie, desmoralizando y denigrando a quien se atreva a decir lo contrario y, lo que es peor, sancionando a quienes se atrevan a pensar distinto. Como diría recientemente Alberto Barrera Tyszka, se trata de una privatización salvaje del Estado y de sus instituciones.

Esta asfixia política amenaza gravemente a toda la sociedad, no solo a los partidos de oposición. Amenaza a los familiares de los presos que reclaman justicia y al empresario que es acusado arbitrariamente de acaparador. La amenaza es colectiva. Por eso la reivindicación a la libertad, el respeto a la disidencia y la exigencia de justicia debe ser una bandera nacional.

fjvirtuoso@ucab.edu.ve



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Vicente Zapata
31.01.2013
7:51 PM
Efectivamente,estamos ante una asfixia politica.Todos los seres humanos nos consideramos extraordinariamente importantes,sea cual sea la situacion,tenemos un alto concepto de nosotros mismos;eso es algo inherente a nuestra condicion de hominidos.Y nos consideramos mejor que el vecino,que el buhonero,que el mendigo.Lo que funciona individualmente tambien ha funcionado para el regimen que ha llevado al extremo mas enloquecido de ideologizar su comunismo en otro ismo aterrador con el cuento de socialismo.Que se ha convertido en corrupcion.Al comprar conciencias con el dinero del petroleo que lo utiliza al estilo de robin hood:100 pa mi y uno pa ti.Y asi sucesivamente durante 14 anos... Y que debemos hacer?Quitarle la tesoreria al enfermo que yace en Cuba.Y como?Queda a discresion de todos los Ciudadanos...
 
Por José R Pirela
31.01.2013
12:21 PM
Así es, el diagnóstico está hecho, ahora falta la acción.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar