Compartir

Escasez e ineficiencia

JOSÉ LUIS BETANCOURT RAMÍREZ |  EL UNIVERSAL
lunes 28 de enero de 2013  12:00 AM
Cada nuevo año comienza con buenos augurios, las personas  en general se preparan para materializar o continuar proyectos.  Pero qué pasa cuando lo más elemental, entiéndase  los alimentos, comienza a escasear, cuando los restringidos productos de la cesta básica, empiezan a desaparecer.

La respuesta es simple, para el ciudadano de a pie, el que trabaja, que utiliza el transporte público, su agenda diaria es cada día más pesada, tiene que trasladarse de un lugar a otro para conseguir productos básicos de su dieta diaria (azúcar, harina precocida de maíz, harina de trigo, aceite, arroz, entre otros). Para el  pequeño y mediano comerciante la imposibilidad de mantener un stock  surtido de alimentos le genera un clima de inestabilidad y poca perspectiva de recibir una utilidad real (por reposición de inventarios en Inflación), para la sociedad en general  se percibe como un caos donde la incertidumbre reina a la hora de conseguir alimentos.

Cuáles son las causas para que esta acontecida y preocupante situación esté en el presente de los venezolanos, lamentablemente la encontramos una vez más en las desacertadas políticas económicas y trabas impuesta al sistema productivo nacional. El universo de factores que se conjugan para crear esta problemática es, entre otros, el fuerte retraso en la entrega de divisas al sector productivo nacional para la compra de insumos en el exterior, al igual que la escasez y la ineficiente distribución  de materias primas nacionales provenientes de empresas estadales, ejemplo de ello Pequiven con el pausado abastecimiento de agrofertilizantes, que atenta contra la disminuida y asediada producción agrícola nacional.

Otro factor está orientado a la política económica ejercida por el gobierno a través de la promulgación del control de precios, que en teoría busca garantizar el acceso de bienes al consumidor, pero en la práctica genera todo lo contrario, es decir que esta no tan nueva medida -basta solo acordarse del P.V.P. precio de venta al público- aplicada bajo los cánones irregulares  del  subjetivo estudio de la estructura de costos; coloca el precio del mismo a un nivel, donde la empresa no puede superar la escalada creciente de los costos de producción vs precios fijos de venta; para mantener su producción a lo largo del tiempo y con eso garantizar un oportuno abastecimiento del mercado. Todo esto aunado a una terrorífica práctica de criminalizar la tenencia de inventarios que son confundidos arbitrariamente con acaparamiento; y en esto, es válido aclarar que hasta para eso hay estándares estadísticos que te permiten visualizar, si lo que se encuentra en un establecimiento es una gran cantidad de productos acaparados esperando el aumento de precios o simplemente es el inventario  que se necesita para garantizar el normal suministro de un tiempo determinado.

En fin, este cúmulo de restricciones, medidas y el control férreo de toda la cadena productiva, nos lleva a reflexionar: "no es suficiente con el quiebre paulatino del sector productivo nacional" sino también  se suma la inoperatividad e ineficiencia  del gobierno empresario, respondiendo  a intereses extranjeros, atrayendo grandes niveles de importación de alimentos que los podemos producir, industrializar y distribuir con alto valor agregado nacional y además, sin poder el mismo gobierno, garantizar un nivel adecuado de abastecimiento, que por cierto al cierre del 2012 se encontró en su índice más alto 16% (según cifras del BCV) en los últimos cinco años.

joseluisbetancourtr@gmail.com
 


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar