Compartir

Ni una cola más

Ahora las colas serán solidarias y colectivas en farmacias, abastos y supermercados

MIGUEL SANMARTÍN |  EL UNIVERSAL
sábado 26 de enero de 2013  12:00 AM
La revolución policéfala logró, tras muchas plegarias e incontables peregrinaciones a La Habana para recibir la siempre indispensable y desinteresada asesoría del tándem cubano, poner punto final al congestionamiento de tránsito en calles, avenidas y autopistas del país. Gracias... ¡Gracias encarecidas, Fidel-Raúl, por este otro favor recibido!

Por su erudición, pericia y condescendencia, Fidel-Raúl, fue posible que este modesto apéndice de esa, su ínsula-comuna-feudo familiar, se librase de las colas fascistas y contrarrevolucionarias que constituían otro atentado capitalista e imperialista contra la (buena) imagen y (mejor) reputación de esta revolución bonita, vernácula pero con vuelo continental, que ustedes, Fidel-Raúl, inspiran y su avezado discípulo -sable en mano- comanda con fines expansivos.

De momento fluctúan algunas difusas dudas (no se trata, Fidel-Raúl, de suspicacia burguesa) sobre si atribuirle semejante hazaña socialista solo a su ingenio y perspicacia, que no es poca cosa, o si adicionalmente habría alguna (mínima, por supuesto) influencia celestial. Porque, Comandantes, vaya que ese despeje parece un milagro... ¿O será un regalo de los Reyes Magos? Aunque hay algunos deses- perados desestabilizadores opinando que pudiera tratarse de una conspiración ventajista china. ¡Nooooo!

Con vía libre tras esfumar las agobiantes colas vehiculares, el soberano-mesmo -inclúyase a la oligarquía alocada- dispone ahora de todo el tiempo para dedicarse a cosas más pragmáticas y seculares: crear cooperativas socialistas para alquilar, por ejemplo, sombrillas y sillas de extensión o vender mortajas y arcones a los parroquianos y parroquianas que todos los fines de semana ingresan de picnic a las apacibles instalaciones del parque monumental "Morgue de Bello Monte". Otra obra piadosa e inclusiva pudiera ser participar activamente en la elaboración del calendario nacional de racionamiento contributivo de energía eléctrica (apagones). Sin desestimar, por supuesto, el institucional deber miliciano de colaborar con el cruce de trapecistas, volatineros, equilibristas, carrucheros, funiculares y diligencias por el puente colgante entre Turgua y El Hatillo.

No más oligarcas arrellanados en lujosos y costosos carrotes con aire acondicionado disfrutando en colas por horas. Ahora las filas serán solidarias y colectivas y solo en farmacias, abastos y automercados. Los ricos entremezclados con los pobres compartiendo angustias y anhelos. Desfilando con resignación y la esperanza de llegar para comprar un remedio, pollo, carne de res, arroz, harina de trigo y de maíz, pan, azúcar, aceite, papel higiénico, detergente o algún producto de higiene personal. ¡Cojan su número!

msanmartin@eluniversal.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar