Compartir

Confabulación, simulación: no hay problema

Se cree que si se simula una vez, se podrá hacer siempre. Craso error

imageRotate
ARMANDO SCANNONE |  EL UNIVERSAL
sábado 26 de enero de 2013  12:00 AM
Este período de gobierno empezó mal. Varios factores han contribuido a que, a falta de Chávez, la inexperiencia e incapacidad hayan sido detonantes de una serie de errores o descuidos, que han llevado a que los engranajes del sistema se hayan descarrilado. Lo primero: Chávez fue siempre jefe absoluto; los demás, peones a los cuales daba órdenes y les decía solo la parte que quería. La íntima unión de Chávez con Fidel, personaje históricamente más importante, se fabricó durante varios años. La confianza se hizo con el tiempo, hasta llegar a ser absoluta, franca y, a su manera, de buena fe. Cada uno hablaba en su idioma, pero ambos eran conscientes de lo que interesaba al otro. A Chávez: el poder continental; a Castro: los dólares. Era en definitiva, una transacción. No había testigos, quizás a veces consejeros en aspectos muy parciales. El resto, recibía órdenes escuetas, aunque quizás intuían a qué conducirían. Era una hermandad solo entre dos, con alguna participación de Raúl Castro, que sucedería a Fidel y por eso debía estar informado. La comunicación directa era constante. Si había error se digería y corregía.

El cuadro cambió con la enfermedad de Chávez. Por recomendación de Fidel, sería tratado en Cuba como presa muy valiosa. Cuando la enfermedad se hizo crítica, sacaron a Maduro como reemplazo, pero no estaba listo para la transacción. Hubo que agregar, para la continuidad de la transacción, a Cabello, luego a Ramírez y posteriormente a Jaua. La plana mayor. Así quedaría todo bien amarrado. Ninguno conocía a fondo el asunto, aunque dispuestos todos a oír y a complacer. Los Castro a su vez, conocían a fondo y en detalle a cada uno de ellos; la inteligencia cubana actúa a sus anchas en Venezuela. Cuando se hizo crítico el estado de Chávez, comenzó la confabulación para continuar y finiquitar sobre bases firmes la transacción. Se adelantarían, innecesariamente, medidas no establecidas constitucionalmente, que les parecía podrían allanar el camino a seguir; todo soportado por un curioso autoritarismo supuestamente heredado, pero incierto, y esto en vez de afrontar los riesgos que habría en esperar el retiro, la renuncia o como, fatalmente sucede a todo ser humano, el deceso de Chávez, en tiempo impredecible con certeza.

Es entonces cuando surge la esencia y lo más peligroso de la simulación, comenzada poco antes. Se ocurre al TSJ, que acepta con gusto, y cuadran lo que piensan disiparía cualquier duda posterior. Se cree que si se simula una vez, se podrá hacer siempre. Craso error, porque hasta ese momento todo parecía marchar sobre rieles, y hoy no se vislumbra hasta dónde se podrá llegar. Sin duda una simulación mal calculada y peor ejecutada.

Se han olvidado, incluso Chávez, y sin que sea juicio de valor, que Cuba es totalmente caribeña, nosotros lo somos solo en parte, además de suramericanos y de tener una fuerte presencia cosmopolita. Olvidan, también, que si bien lo que mejor identifica al cubano es la expresión "No hay problema", a veces sí los hay.

ascannone@gmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por José R Pirela
26.01.2013
2:34 PM
El método Chaz-Fidel no hubiera cuajado sin el PODER DEL ESTADO PETROLERO. Es el cambio por el ESTADO DE DERECHOS CIUDADANOS el objetivo de todos los venezolanos que aspiran a ser CIIUDADANOS. Es posible que la muerte acuda a nuestra defensa en esta oportunidad, pero es el Derecho a vivir según nuestra voluntad lo que impide que otro secuestrador de voluntades se ocupe del destino de cada familia venezolana.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar